jueves, 10 de enero de 2019

La acción del voluntariado de Tdh en el mundo


Asmaa, Senu Ara, Elodie. Tres mujeres jóvenes que los kilómetros y las realidades les separan. ¿Qué tienen en común? Una siria, una rohingya y una suiza forman parte de miles de voluntarias que se movilizan localmente para que Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) pueda ayudar a los niños y niñas vulnerables a tener una infancia. 

Asmaa, 22 años, Jordania
«Yo he querido ser voluntaria para ayudar a mi entorno. Yo vengo de Damas. Hui de Siria en 2013, pues no me sentía segura para dar a luz a mi niño. Cuando estuve de refugiada en un campo de Jordania, comencé a tomar parte de las actividades de Tdh, esto me ayudó a escapar de la promiscuidad de la caravana y a tener confianza en mí misma. Este apoyo me motivó a seguir una formación para llegar a ser voluntaria.  Todo lo que yo he aprendido en materia de apoyo psicológico y socia, lo comparto ahora con los niños y niñas refugiados. Superviso las animaciones con los niños y niñas, los talleres de dibujo, los entrenamientos de fútbol. Esta función me permite volver a tener mi vida en mis manos y descartar los pensamientos difíciles. Adoro mi trabajo. Tengo la impresión de que he llegado a ser alguien en el seno de la comunidad.»

Senu Ara, 25 años, Bangladesh
«Soy agente de apoyo comunitario Rohingya en el campo de Kutupalong, en Bangladesh. He querido ayudar a estas personas que han visto cosas terribles en Myanmar. Sin nuestro trabajo no sabrían a dónde acudir en el campo para sentirse apoyados, lo que agravaría todavía más su sufrimiento. Las familias rohingyas a menudo son cautelosos con respecto a las personas nuevas, no quieren acudir a las clínicas. Yo estoy allí para tranquilizarles sobre el hecho de que pueden confiar en Tdh y que recibirán una buena asistencia y medicamentos. Me doy cita en las casas de los rohingyas donde hago sensibilización sanitaria y presto cuidados prenatales. También identifico a los niños y niñas que necesitan asistencia, como ese muchacho que sufría de una fuerte diarrea y de una infección en el ojo. Hablé con su madre para convencerle para acudir a un centro salud y ver a un médico».

Elodie, 22 años, Suiza
«Hemos construido un refugio móvil en la Universidad de Lausana para enviarlo a  Irak este otoño. Nuestro objetivo era sensibilizar sobre los desplazados de las zonas destruidas por el grupo Estado Islámico. Esto nos ha permitido traer el terreno y sus realidades a nuestra casa y conectarnos con la realidad que solo conocíamos en teoría. La presentación del proyecto Better Shelter en el cual colabora Tdh era uno de los primeros eventos organizados por nuestra nueva asociación de estudiantes voluntarios de Tdh de la Universidad de Lausana. Antes de esto yo ya colaboraba con un grupo de voluntariado de Lausana desde hacía tres años con otras acciones, como la venta de naranjas. Me gusta ser voluntaria, adquiero ciertas competencias y esto me da ideas sobre los sujetos para mis trabajos de sociología. Yo he podido entrevistar a un especialista de Tdh sobre los matrimonios precoces. Estas experiencias me hacen desear trabajar más adelante en el campo humanitario.»
Nuestro voluntariado juega un papel esencial en Tdh. Muchísimas gracias por su colaboración y su compromiso! 
Fuente original:  http://bit.ly/2FjqNEB