miércoles, 2 de enero de 2019

Integración de los niños y niñas migrantes en Suiza: las resoluciones de la ADEM


Reunidos en el congreso anual en Berna el pasado 28 de noviembre, los miembros y simpatizantes de la Alianza para los Derechos de los niños y niñas migrantes (ADEM), así como los profesionales en contacto con los niños y niñas y los jóvenes migrantes de Suiza, han tratado sobre las diversas facetas de la integración de estos menores en el contexto suizo.
Igualdad de oportunidades, enseñanza básica, formación, acceso al ocio, acompañamiento hacia la edad adulta, seguridad jurídica y participación: estos son los derechos reafirmados con ocasión de la conferencia nacional «La integración de los niños y niñas y de los jóvenes migrantes: ¿Cuál es la apuesta para los profesionales?» que ha reunido a unas 150 personas en Berna. Conferencias, testimonios y talleres de trabajo se han llevado a cabo con el objetivo de comprender las realidades jurídicas que condicionan la integración de los jóvenes, abordar los avances políticos y los nuevos retos, oír la voz de los jóvenes e intercambiar experiencias, conocimientos y reflexiones. Objetivo: ayudar a estos jóvenes a encontrar su lugar.
Niños y niñas, ante todo
Los niños y niñas y los jóvenes migrantes primeramente son menores, independientemente de su estatus. Sus necesidades son las mismas que las de otros niños y niñas, pero se encuentran «aprisionados», como explica Galina Pak, que llegó a Suiza con su madre y su hermana de 16 años hace 7 años: «Por ejemplo, yo no tenía derecho a salir del cantón pues estaba excluida de los viajes de estudio. No podía tener carnet de la biblioteca y le pedía a una amiga que me sacase los libros con su nombre.»
El número de demandas de asilo no ha cesado de bajar desde el pico migratorio de 2015, Suiza cuenta con unos 30.000 jóvenes refugiados y admitidos provisionalmente (Caritas). Alrededor del 60% de los que solicitan asilo tienen menos de 26 años, de los cuales un gran número son no acompañados. La mayoría se quedarán en Suiza de forma permanente. La Agenda Integración de la Confederación ha sido presentada durante el seminario por el Secretario de Estado de las migraciones y entrará en vigor en 2019 para intentar garantizar un alojamiento, un acompañamiento y un seguimiento adecuado para los jóvenes migrantes. Pero en los cantones, las inversiones consecutivas a la baja de las llegadas inquietan a los medios vinculados.
Ofrecer perspectivas de futuro
En este contexto, es crucial que los profesionales estén reconocidos como personas claves para poner en marcha los principios de no discriminación. Los educadores deben disponer de recursos suficientes para acompañar a los menores migrantes. Los maestros y maestras socio profesionales y de aprendizaje, así como los empleadores y empleadoras deben recibir las herramientas que permitan favorecer la inserción profesional intercultural. La coordinación de una oferta de elecciones diversificada debe estar asegurada por los profesionales en una manera participativa que influya a los jóvenes migrantes. Los profesionales sanitarios, la representación legal y jurídica y además el acompañamiento socio-pedagógico deben formar una aproximación interdisciplinaria basada en el respeto de los derechos de la infancia.  Un acompañamiento que vaya más allá es fundamental para ofrecer verdaderas perspectivas de futuro a los jóvenes migrantes.
Descargad la resolución de ADEM
Fuente original:  http://bit.ly/2s54Noh