lunes, 16 de julio de 2018

El choque de la migración


En 2017, cincuenta millones de niños y niñas en el mundo han huido de la guerra, de la violencia, de la pobreza o de la inseguridad. Desarraigados a su pesar, viven la migración o el desplazamiento como un choque que afecta particularmente a cinco aspectos de su vida.
  • El sentimiento de seguridad y de protección: lejos de su hogar, se encuentran en situaciones de estrés y han perdido sus referentes que son indispensables para el buen desarrollo del menor
  • Sus relaciones y su entorno: la migración a menudo deteriora la relación de los niños y niñas con su familia y su comunidad. Ellos no pueden ir a la escuela, no tienen espacio para jugar y sufren a veces de aislamiento.
  • El respeto de sus derechos: mal informados o no hablan la lengua local, los niños y niñas emigrantes no conocen sus derechos y no saben a quién dirigirse para pedir ayuda.
  • Su identidad y sus roles: los niños y niñas adquieren muchas responsabilidades muy pronto, como por ejemplo trabajar para ayudar a cubrir las necesidades de la familia.
  • Las perspectivas de futuro: enfrentados a dificultades económicas y de integración los niños y niñas desplazados a menudo deben renunciar a sus sueños y ambiciones.
Nuestros especialistas en protección a la infancia trabajan con los niños y niñas, sus familias y sus comunidades para limitar las consecuencias psicológicas y sociales de la migración. Les ofrecen un tono protector, les transmiten competencias claves y mejorarán así sus perspectivas de futuro.
África del Oeste 
Nuestros puntos de esperanza ofrecen un espacio protector a los niños y niñas migrantes a lo largo del camino entre Costa de Marfil y Nigeria. Gracias a las actividades psicosociales, nuestros equipos refuerzan algunas de sus competencias. Los juegos de sociedad les permiten por ejemplo trabajar sobre sus emociones mientras que las actividades artísticas y creativas como la danza, el canto o la percusión aumentan su autoestima.
Jordania
Para apoyar y proteger a los niños y niñas más vulnerables afectados por la crisis siria en Jordania, nuestros equipos reintroducen en la vida de los niños y niñas lo que debería ser esencial: el juego. A través de juegos de construcción, del teatro y de los cuentos creados por niños y niñas para niños y niñas, les devolvemos el gusto de reírse y de imaginar otra realidad y les devolvemos la esperanza que la situación en Siria les ha robado.
Irak
Tdh ha lanzado un proyecto piloto “You Create” para mejorar el bienestar, la resiliencia y la cohesión social de los niños y niñas desplazados por el conflicto en Irak. Nuestros equipos forman y encuadran a los jóvenes y a los niños y niñas para que desarrollen y organicen ellos mismos actividades artísticas para sus pares. Bricolaje, jardinería, escultura, escritura o creación de un blog forman parte de las actividades que permitirán reforzar la protección, la participación y la autonomía de 2.000 jóvenes y niños y niñas.
Albania
En Albania, utilizamos el teatro como medio para apoyar a los niños y niñas emigrantes que regresan a su país y prevenir la migración de riesgo. Nuestros especialistas ayudan así a los menores a explicar sus sentimientos, a compartir sus experiencia y a gestionar positivamente sus emociones. Más de 500 niños y niñas y jóvenes participan regularmente en estas actividades organizadas en las escuelas y en los centros comunitarios en colaboración con las autoridades locales.
Fuente original:http://bit.ly/2LmBDsM