martes, 26 de junio de 2018

Número récord de niños y niñas socorridos durante las crisis humanitarias en 2017


Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) se compromete al lado de los niños y niñas y sus familias, allí donde las necesidades son más urgentes. Por primera vez en la historia, nuestros equipos han apoyado en 2017, a más de un millón de niños y niñas y a sus familias en las crisis humanitarias.  Una subida de cerca del 70% con respecto al informe del año anterior. El último informe anual de Tdh anuncia un récord absoluto.
El año pasado, un niño de cada seis, no pudo ir a la escuela, por culpa de su entorno devastado, o de su hogar destruido, o por haber sido herido o sufrido atrocidades o por haber sido testigo de ello. Un niño de cada seis ha perdido uno o varios familiares. Nuestros colaboradores y colaboradoras han acudido en ayuda de los niños y niñas allí donde había más necesidad: sobre todo cerca de las líneas del frente, como en Irak o en Nigeria, o en el corazón de los conflictos olvidados por ejemplo el de Ucrania, y también en la ruta del exilio y en los campos de refugiados entre los millones  de sirios, rohingyas o somalíes que han intentado escapar de la violencia. Hemos ayudado a más de un millón de niños y niñas y a sus familias en situación de crisis humanitaria en 2017, o sea 400.000 beneficiarios más que el año pasado. Se trata de un récord histórico para la ONG suiza de ayuda a la infancia.
El volumen de actividad de Tdh por primera vez ha sobrepasado los 100 millones de francos suizos en 2017, con 105,3 millones, una subida del 27% con respecto a la gestión del año anterior. «El importante crecimiento de nuestras actividades está relacionado con el aumento de las crisis y de las necesidades de las poblaciones vulnerables afectadas. También es el reflejo de nuestra voluntad de proseguir con nuestros esfuerzos en los contextos frágiles donde continuamos invirtiendo en el refuerzo de las capacidades de los actores locales con el fin de aumentar su autonomía», rebela Vito Angelillo, director de Tdh. 160.000 educadores, trabajadores sociales y jueces de menores han sido formados y sensibilizados en sus países en 2017, o sea dos veces más que en 2016. Esta inversión permite alcanzar a más niños y niñas y reforzar la perennidad de los medios puestos en marcha.
Hemos apoyado a un total de 3,1 millón de niños y niñas y a sus familias en 48 países el pasado año. «Queremos cambiar de forma positiva y duradera las condiciones de vida de estos niños y niñas y de sus familias. Que esto ocurra en las crisis humanitarias o en los contextos de desarrollo a largo plazo, pues los niños y niñas son las primeras víctimas de la violencia y de la pobreza. A pesar de las condiciones de intervención cada vez más difíciles, nosotros vamos a mantener el rumbo sobre nuestras prioridades estratégicas que son la salud de las madres y de sus hijos e hijas en los primeros años de vida, y la protección de los niños y niñas. Estos campos están en el corazón de nuestra intervención», precisa Vito Angelillo.
Fuente original: http://bit.ly/2yTUsSD

Buscad en nuestra web documentación para descubrir nuestras acciones en 2017.

Ved los siguientes vídeos:
*Grèce: un FabLab pour stimuler la créativité des jeunes réfugiés
*La justice juvénile en Amérique latine
*Le numérique peut sauver des vies