martes, 29 de mayo de 2018

Un “viaje hacia la vida” bajo la mirada de periodistas


En el marco del programa de atenciones médicas especializadas de Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia), más de 200 niños y niñas son operados en Suiza cada año.  La vuelta de un “viaje hacia la vida” no es como las demás:  la de Fatimatou, diez años se ha desarrollado bajo la atenta mirada de periodistas.
Tenía ganas de seguir el recorrido de un niño o niña de la casa de convalecencia de Terre des hommes Valais, adulaba Chantal Dervey hace un momento. Fotógrafa de la redacción de Aigle del periódico 24 heures, pasa a menudo cerca de la casa de Massongex. Ella se pregunta sobre el recorrido de vida de los niños y niñas que ve jugar bajo la cubierta. ¿Quiénes son sus familias? ¿Cómo viven la ausencia de sus hijos e hijas?
Tras los pasos de Fatimatou
Chantal se puso en contacto con su colega Flavienne Wahli Di Matteo. Juntas, hablan con el redactor jefe del periódico: ellas realizarán un gran reportaje sobre el recorrido de un niño que sufre una cardiopatía. Poco antes del verano, Carlos Royo, médico del programa de atenciones médicas especializadas de Tdh, descubre sobre la mesa de su oficina una demanda proveniente de Bénin. Fatimatou tiene diez años y vive en Cotonou con su mamá y su hermanita. Hace un año que la familia se prepara para una intervención en Suiza.
En la delegación de Cotonou, cada uno se moviliza para entregar a las reporteras las etapas esenciales a seguir para transferir a un niño a Suiza para operarlo. La aproximación es muy profesional. Sobre el terreno, las periodistas se encuentran con todos los que intervienen en el proyecto. ¡Sobre todo con Fatimatou! La niña está preocupada e impaciente. La presencia de las periodistas añade un punto de excitación a la aventura.
Copos y colchones de plumas.
A Fatimatou le da miedo el frío. Ella imagina las montañas, la nieve. Descubre con delicia el confort de los colchones de plumas. Las periodistas la acompañaron durante los dos meses de su hospitalización en el CHUV con el profesor René Prêtre – cirujano cardíaco y miembro de nuestro Consejo en la fundación – y durante el regreso a su país. Ellas harán un reportaje magnífico, desgranado en cuatro ediciones. Fatimatou recordará cada segundo de este viaje. «Estoy contenta de ser una niña de Tdh. Para mí es un sentimiento de alegría. Cuando sea mayor seré doctora y volveré a la Casa de Massongex. A mí me ha salvado alguien, ahora yo también quiero salvar a alguien.»
El reportaje de 24 horas lo podéis descubrir aquí.
Fuente original: http://bit.ly/2ky4rmk