martes, 24 de abril de 2018

Sudán del Sur: preservar a los niños y niñas de la hambruna que está por llegar


Los expertos afirman que en 2018, el 90% de la población de Sudán del Sur  sufrirá inseguridad alimentaria, de los cuales más de un millón son menores. Para acrecentar las cosechas, aprovisionar los mercados y favorecer el intercambio, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) distribuye semillas en la ciudad asediada de Yei.
Según las proyecciones del IPC*, más de un millón de niños y niñas van a sufrir malnutrición aguda en Sudán del Sur en 2018. Desde hace dos años la línea del frente se ha desplazado hacia el sur y los campesinos se han visto obligados a huir, dejando las regiones fértiles del país abandonadas. Bajo la presión de los conflictos, los stocks de comida han desaparecido. Los precios de los productos agrícolas suben mientras que la moneda pierde valor día a día.
«Estoy muy preocupado. Las crisis se suceden y la situación no deja de empeorar. Esperamos que desde ahora hasta finales de junio nueve personas de cada diez sufran hambre. La estación agrícola acaba de empezar. Si no se planta nada ahora, vamos hacia una catástrofe», previene Martin Morand, experto en urgencias humanitarias de Tdh.
Hemos distribuido semillas de maíz, de guisantes y de soja a 4.500 habitantes de la ciudad asediada de Yei. Reemplazamos las herramientas perdidas o robadas. Las necesidades en la región son enormes: «La situación es peor en la selva, donde el conflicto es más duro», constata Martin Morand. «Vamos a aprovecharnos de un embrión de acuerdo de paz para contactar con las familias más vulnerables que viven fuera de Yei y que no han recibido nada desde hace más de un año». 
*Integrated food security Phase Classification
Fuente original: http://bit.ly/2qVO6eb
-->