martes, 27 de febrero de 2018

Ucrania: «Los niños y las niñas son las primeras víctimas en esta guerra olvidada»

Hace cuatro años que comenzó el conflicto al este de Ucrania. Aunque esté menos presente en los medios, la situación está lejos de estar resuelta. Más de 54.000 niños y niñas viven en zonas donde el ruido de los tiros y las bombas forman parte de su realidad, constata Nikita Kovchuga, especialista en protección a la infancia de Tdh en Ucraina. Le entrevistamos:
- ¿Cómo vive personalmente la crisis?
Hace dos años, tuve que elegir entre quedarme en España donde estaba acabando unas prácticas sociales o volver a mi país de origen. Ucrania hacía frente al segundo año de guerra en Donbass, mi región natal. Elegí volver: no podía mantenerme al margen de lo que pasaba en mi país. Sentía que debía hacer algo para atenuar las consecuencias de los terribles sucesos que ocurrían allí. Incluso aunque mi vida estuviera en peligro, como cuando debí esconderme en el sótano a causa de los bombarderos o cuando las balas caían entre las piernas durante los tiroteos cruzados, yo me he sacrificado por mi misión.
- ¿Puede describir la situación actual en el país?
La esperanza de encontrar una solución política ha disminuido, al igual que el ahorro de las familias y su capacidad de hacer frente a la situación. Cuatro años después del comienzo de la crisis, millones de personas, de los cuales 1,6 millones son desplazados al interior del país, se han visto obligados a hacer elecciones imposibles entre alimentación, medicamentos, alojamiento, calefacción y educación de sus niños y niñas.
Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, alrededor del 60% de los ucranianos viven por debajo del umbral de la pobreza. La crisis afecta a 4,4 millones de personas, la mayoría de ellas necesitan ayuda humanitaria. Los bombarderos golpean regularmente a la mayoría de los habitantes que viven a lo largo de los 457 km de la “línea de contacto”.
- ¿Cuáles son las consecuencias del conflicto para los niños y niñas?
Los niños y niñas son las primeras víctimas en la guerra olvidada de Europa. Miles de niños y niñas viven en sitios bombardeados todos los meses o todas las semanas. Entre ellos, centenares se ven obligados a pasar mucho tiempo en refugios improvisados. Después del informe de 2017 de Tdh y de UNICEF titulado «Children of the contact line in East Ukraine», la angustia psicológica de los niños y niñas es uno de los principales problemas en Ucrania del este.
- ¿Cómo acude Tdh en su ayuda?
Apoyamos a los niños y niñas y a los jóvenes con actividades psicológicas y sociales desde 2015. El año pasado, hemos puesto en marcha espacios dedicados a los menores en 75 escuelas y en cinco liceos profesionales en la región de Luhansk. Están acondicionados con juegos de sociedad, libros, así como material para jugar, para emprender trabajos creativos y hacer deporte. Tdh también ha formado a los profesores que han realizado las actividades recreativas con más de 7.000 niños y niñas.
Como trabajamos en un contexto de crisis prolongada, estas actividades y estos espacios juegan un rol esencial para los niños y niñas. Esto les ayuda a relajar la tensión y a reducir los sentimientos de miedo, de aislamiento y de depresión, y también a crear lazos benevolentes, a tener confianza en ellos mismos y tener un sentido positivo de la vida. Al reforzar sus recursos interiores y su entorno les garantizamos una protección.
- ¿Qué es lo que os motiva en vuestro trabajo?
El puesto de encargado de la protección a la infancia representa un verdadero desafío. Sin embargo, cuando estoy sobre el terreno y veo cómo los niños y niñas juegan y sonríen, la energía que tienen, tengo la impresión de que verdaderamente parecen haber olvidado lo que pasa a su alrededor. Por esto, este trabajo me hace sentirme tan orgulloso.
Nikita Kovchuga
En 2017, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha continuado apoyando psicológicamente a más de 7.000 niños y niñas afectados por el conflicto y a sus familias en la región de Luhansk. El trabajo de mejorar el bienestar emocional y social de los niños y niñas y de los jóvenes de esta región prosigue en 2018.
Nikita Kovchuga, especialista en protección a la infancia de Tdh en Ucrania
Algunos datos:
-       Más de 7.000 menores han recibido apoyo psicológico y social al este de Ucrania en 2017).
-       Se han puesto en marcha 80 espacios dedicados a los niños y niñas.
-       240 educadores voluntarios formados por Tdh han animado más de 800 sesiones psicosociales.
Fuente original:  http://bit.ly/2BUpaKY