viernes, 2 de febrero de 2018

Tres grandes retos para ayudar a la infancia en 2018


Los niños y niñas son las primeras víctimas de los conflictos que continúan arrasando numerosos países. La violencia, pero también las catástrofes naturales pueden llegar a causar importantes necesidades humanitarias este año. ¿Cuáles son los tres grandes retos que esperamos para 2018?
El monzón, alto riesgo para los rohingyas
Todavía lo peor podría añadirse al calvario de los 860.000 refugiados rohingya en Bangladesh. Mientras sobreviven a extremas condiciones de precariedad después de huir de la violencia de Myanmar, la estación de las lluvias, que comenzará en marzo y culminará durante el verano con el monzón y posibles ciclones, se anuncia como una verdadera catástrofe. Las inundaciones amenazan a los 500.000 niños y niñas del campo al aumentar la insalubridad y la propagación de enfermedades, como la disentiría, las diarreas agudas y la difteria. Los corrimientos de tierra también son un peligro, los campamentos improvisados de Cox’s Bazar están instalados en colinas deforestadas. Para prevenir este riesgo, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha construido sus centros comunitarios y de salud en alto y con materiales adaptados.  Apoyamos a los rohingyas, principalmente a las madres y a sus hijos e hijas víctimas de malnutrición desde  2017.
Irak, un techo para los que lo han perdido todo
El fin oficial de la guerra contra el grupo Estado Islámico en Irak no coincide con el fin de las necesidades humanitarias para las familias. Por primera vez, son más numerosos los que intentan volver a su lugar de origen: 3,2 millones de personas están volviendo a su lugar de origen frente a 2,6 millones de desplazados a finales del año pasado, observa la Organización Internacional para la Migración  (OIM). Tdh, primera organización de ayuda a la infancia en ayudar a las familias en la línea del frente, también está allí para apoyarles en su regreso. Muchos de ellos encuentran sus casas en ruinas. En colaboración con la organización Better Shelter vamos a distribuir 1.500 refugios para las personas que los necesiten. Estas habitaciones con diseño ideado por la Fundación Ikea pueden ser transportados por las familias desplazadas y reconstruidos cerca de sus antiguos hogares destruidos.
Mejorar el diagnóstico de los niños y niñas en África del Oeste
La salud es un derecho inaccesible para muchos niños y niñas en África del Oeste. Un niño
o niña de cada diez muere antes de los cinco años en Burkina Faso. Mejorar el diagnóstico médico permitiría salvar la vida de numerosos niños y niñas. Esto es lo que nosotros hacemos con la aplicación IeDA. Gracias a nuestra innovación, el personal médico de Burkina ha visitado a un millón de menores desde 2014. Esta herramienta ayuda al personal sanitario a diagnosticar mejor a los niños y niñas registrando sus datos en una tabla numérica. Nuestro objetivo para este año es extender este proyecto en colaboración con el gobierno de Burkina Faso, así como a otros países con el fin de contribuir a salvar cada vez más vidas de niños y niñas en 2018.  
Fuente original: http://bit.ly/2Ez69x0