martes, 27 de febrero de 2018

Ucrania: «Los niños y las niñas son las primeras víctimas en esta guerra olvidada»

Hace cuatro años que comenzó el conflicto al este de Ucrania. Aunque esté menos presente en los medios, la situación está lejos de estar resuelta. Más de 54.000 niños y niñas viven en zonas donde el ruido de los tiros y las bombas forman parte de su realidad, constata Nikita Kovchuga, especialista en protección a la infancia de Tdh en Ucraina. Le entrevistamos:
- ¿Cómo vive personalmente la crisis?
Hace dos años, tuve que elegir entre quedarme en España donde estaba acabando unas prácticas sociales o volver a mi país de origen. Ucrania hacía frente al segundo año de guerra en Donbass, mi región natal. Elegí volver: no podía mantenerme al margen de lo que pasaba en mi país. Sentía que debía hacer algo para atenuar las consecuencias de los terribles sucesos que ocurrían allí. Incluso aunque mi vida estuviera en peligro, como cuando debí esconderme en el sótano a causa de los bombarderos o cuando las balas caían entre las piernas durante los tiroteos cruzados, yo me he sacrificado por mi misión.
- ¿Puede describir la situación actual en el país?
La esperanza de encontrar una solución política ha disminuido, al igual que el ahorro de las familias y su capacidad de hacer frente a la situación. Cuatro años después del comienzo de la crisis, millones de personas, de los cuales 1,6 millones son desplazados al interior del país, se han visto obligados a hacer elecciones imposibles entre alimentación, medicamentos, alojamiento, calefacción y educación de sus niños y niñas.
Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, alrededor del 60% de los ucranianos viven por debajo del umbral de la pobreza. La crisis afecta a 4,4 millones de personas, la mayoría de ellas necesitan ayuda humanitaria. Los bombarderos golpean regularmente a la mayoría de los habitantes que viven a lo largo de los 457 km de la “línea de contacto”.
- ¿Cuáles son las consecuencias del conflicto para los niños y niñas?
Los niños y niñas son las primeras víctimas en la guerra olvidada de Europa. Miles de niños y niñas viven en sitios bombardeados todos los meses o todas las semanas. Entre ellos, centenares se ven obligados a pasar mucho tiempo en refugios improvisados. Después del informe de 2017 de Tdh y de UNICEF titulado «Children of the contact line in East Ukraine», la angustia psicológica de los niños y niñas es uno de los principales problemas en Ucrania del este.
- ¿Cómo acude Tdh en su ayuda?
Apoyamos a los niños y niñas y a los jóvenes con actividades psicológicas y sociales desde 2015. El año pasado, hemos puesto en marcha espacios dedicados a los menores en 75 escuelas y en cinco liceos profesionales en la región de Luhansk. Están acondicionados con juegos de sociedad, libros, así como material para jugar, para emprender trabajos creativos y hacer deporte. Tdh también ha formado a los profesores que han realizado las actividades recreativas con más de 7.000 niños y niñas.
Como trabajamos en un contexto de crisis prolongada, estas actividades y estos espacios juegan un rol esencial para los niños y niñas. Esto les ayuda a relajar la tensión y a reducir los sentimientos de miedo, de aislamiento y de depresión, y también a crear lazos benevolentes, a tener confianza en ellos mismos y tener un sentido positivo de la vida. Al reforzar sus recursos interiores y su entorno les garantizamos una protección.
- ¿Qué es lo que os motiva en vuestro trabajo?
El puesto de encargado de la protección a la infancia representa un verdadero desafío. Sin embargo, cuando estoy sobre el terreno y veo cómo los niños y niñas juegan y sonríen, la energía que tienen, tengo la impresión de que verdaderamente parecen haber olvidado lo que pasa a su alrededor. Por esto, este trabajo me hace sentirme tan orgulloso.
Nikita Kovchuga
En 2017, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha continuado apoyando psicológicamente a más de 7.000 niños y niñas afectados por el conflicto y a sus familias en la región de Luhansk. El trabajo de mejorar el bienestar emocional y social de los niños y niñas y de los jóvenes de esta región prosigue en 2018.
Nikita Kovchuga, especialista en protección a la infancia de Tdh en Ucrania
Algunos datos:
-       Más de 7.000 menores han recibido apoyo psicológico y social al este de Ucrania en 2017).
-       Se han puesto en marcha 80 espacios dedicados a los niños y niñas.
-       240 educadores voluntarios formados por Tdh han animado más de 800 sesiones psicosociales.
Fuente original:  http://bit.ly/2BUpaKY

lunes, 19 de febrero de 2018

Se necesitan desesperadamente rutas legales y seguras a Europa después de la última tragedia en el Mediterráneo


Las tragedias como el último naufragio frente a la costa de Libia no cesarán hasta que se abran rutas seguras y legales para los refugiados y migrantes a Europa, advirtió la organización de derechos de la infancia Terre des Hommes.
Delphine Moralis, Secretaria General de la Federación Internacional Terre des Hommes, dijo:
"Estas tragedias sin sentido y prevenibles en el Mediterráneo no pueden repetirse una y otra vez. Al dar la bienvenida a Europa a algunas de las personas más vulnerables del mundo a través de medios seguros y legales, la UE puede poner fin a la inhumanidad recurrente en sus fronteras ".
"Proporcionar rutas seguras y legales evitaría que los migrantes recurran a los traficantes de personas para su seguridad. Finalizaría el viaje de aquellos que son arrastrados a las playas del Mediterráneo, muchos de los cuales son niños y niñas. Y les daría el respeto y la dignidad que merecen ".
Nota:
Este comunicado de prensa responde al informe de la muerte de más de 90 migrantes y refugiados que perecieron en un naufragio frente a la costa de Libia el viernes 2 de febrero de 2018.
Fuente original:  http://bit.ly/2BDenVs

lunes, 12 de febrero de 2018

StoryLab, un juego para conocer mejor el sistema judicial


Cada año en Europa, más de medio millón de menores se ven confrontados con la justicia. Para ayudarles a comprender los procedimientos judiciales así como sus derechos, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha colaborado con jóvenes para desarrollar StoryLab, un juego de móvil innovador que guía a los jugadores a través de los derroteros del sistema judicial.
Aprender jugando  
En StoryLab, los menores se encuentran en cada turno en el papel de la víctima, del testigo o del autor de la violencia y todo esto en distintos escenarios: una familia cuyos padres se divorcian, un niño o niña cuyos padres y madres trabajan en el extranjero o un joven implicado en peleas entre bandas en la escuela. En este juego, se ven confrontados a diferentes resultados, tanto positivos (Peter repara los daños después de una mediación) como negativos (Peter acaba en prisión). Esto permite a los jugadores comprender mejor cómo funcionan los procedimientos judiciales y conocer sus derechos.
«Los jugadores también tienen la posibilidad de enviar cartas virtuales a los fabricantes para dar su opinión sobre la justicia», declara Judith Németh-Almasi, jefa adjunta de la oficina regional de Tdh.
La participación del niño o la niña en el corazón de nuestro proyecto    
Hemos trabajado con nuestros socios, así como con 160 jóvenes en Rumanía, Croacia, Hungría y Bulgaria para desarrollar StoryLab. Ellos han empezado aprendiendo más sobre el sistema judicial: su funcionamiento, los actores implicados y la definición de una ley. Han visitado las salas de audiencia, discutido con jueces, abogados, agentes de la libertad condicional, policías y guardias.
«Me ha gustado mucho encontrarme con los expertos. Hemos podido reflexionar y dialogar libremente», nos cuenta Radu, un joven muchacho rumano. Los jóvenes enseguida han escogido las historias, aportado sus ideas y dado su opinión sobre los dibujos, la animación y los personajes del juego.
El juego ha sido presentado por los menores implicados en el proyecto. Durante el lanzamiento, también han compartido sus recomendaciones sobre las mejoras que hay que realizar en el sistema judicial, así como la manera cómo trabajan los profesionales y se comunican con los niños y niñas. «No olvidéis nunca que si un menor confía en vosotros tendrá el valor de hablaros de sus problemas», declaraba una adolescente a los profesionales que trabajan con niños y niñas.
«La idea de este juego es genial y me gustaría que otros niños y niñas pudieran jugar, porque habla de violencia y de negligencia, de cosas que nos afectan diariamente», añade un joven participante croata.
StoryLab – Comprender sus derechos (inglés)
El juego está disponible en inglés, húngaro, búlgaro, rumano, croata e italiano y refleja los marcos jurídicos nacionales de cada país. Nuevos escenarios, países, así como la opción de realidad aumentada estarán pronto disponibles.
Podéis descargar el juego en Apple AppStore y en Android Google Play. Este juego se ha podido desarrollar gracias a la colaboración de Brave Phone, National Network for Children et Terre des hommes Italia.
Fuente original:http://bit.ly/2nUblVc

viernes, 2 de febrero de 2018

Tres grandes retos para ayudar a la infancia en 2018


Los niños y niñas son las primeras víctimas de los conflictos que continúan arrasando numerosos países. La violencia, pero también las catástrofes naturales pueden llegar a causar importantes necesidades humanitarias este año. ¿Cuáles son los tres grandes retos que esperamos para 2018?
El monzón, alto riesgo para los rohingyas
Todavía lo peor podría añadirse al calvario de los 860.000 refugiados rohingya en Bangladesh. Mientras sobreviven a extremas condiciones de precariedad después de huir de la violencia de Myanmar, la estación de las lluvias, que comenzará en marzo y culminará durante el verano con el monzón y posibles ciclones, se anuncia como una verdadera catástrofe. Las inundaciones amenazan a los 500.000 niños y niñas del campo al aumentar la insalubridad y la propagación de enfermedades, como la disentiría, las diarreas agudas y la difteria. Los corrimientos de tierra también son un peligro, los campamentos improvisados de Cox’s Bazar están instalados en colinas deforestadas. Para prevenir este riesgo, Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) ha construido sus centros comunitarios y de salud en alto y con materiales adaptados.  Apoyamos a los rohingyas, principalmente a las madres y a sus hijos e hijas víctimas de malnutrición desde  2017.
Irak, un techo para los que lo han perdido todo
El fin oficial de la guerra contra el grupo Estado Islámico en Irak no coincide con el fin de las necesidades humanitarias para las familias. Por primera vez, son más numerosos los que intentan volver a su lugar de origen: 3,2 millones de personas están volviendo a su lugar de origen frente a 2,6 millones de desplazados a finales del año pasado, observa la Organización Internacional para la Migración  (OIM). Tdh, primera organización de ayuda a la infancia en ayudar a las familias en la línea del frente, también está allí para apoyarles en su regreso. Muchos de ellos encuentran sus casas en ruinas. En colaboración con la organización Better Shelter vamos a distribuir 1.500 refugios para las personas que los necesiten. Estas habitaciones con diseño ideado por la Fundación Ikea pueden ser transportados por las familias desplazadas y reconstruidos cerca de sus antiguos hogares destruidos.
Mejorar el diagnóstico de los niños y niñas en África del Oeste
La salud es un derecho inaccesible para muchos niños y niñas en África del Oeste. Un niño
o niña de cada diez muere antes de los cinco años en Burkina Faso. Mejorar el diagnóstico médico permitiría salvar la vida de numerosos niños y niñas. Esto es lo que nosotros hacemos con la aplicación IeDA. Gracias a nuestra innovación, el personal médico de Burkina ha visitado a un millón de menores desde 2014. Esta herramienta ayuda al personal sanitario a diagnosticar mejor a los niños y niñas registrando sus datos en una tabla numérica. Nuestro objetivo para este año es extender este proyecto en colaboración con el gobierno de Burkina Faso, así como a otros países con el fin de contribuir a salvar cada vez más vidas de niños y niñas en 2018.  
Fuente original: http://bit.ly/2Ez69x0