viernes, 26 de enero de 2018

Chaîne du Bonheur, cadena de solidaridad en peligro


Es difícil de ver la relación entre su factura de CHF 450 por el canon (Billag*) de radio/TV y un niño o niña ayudado por Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia). Y sin embargo… la iniciativa «No Billag» que va a ser sometida a votación para su abolición el 4 de marzo pone en peligro a la Sociedad Suiza de Radiodifusión y Televisión (SSR, por sus siglas en francés), fundadora de Chaîne du Bonheur (CdB) cuyas colectas van a parar a los proyectos de organizaciones humanitarias. El punto de vista de Tony Burgener, director de esta fundación.
-¿Cómo funciona CdB?
Gracias a la generosidad del público suizo y de la SSR que organiza jornadas nacionales de donaciones, financiamos los proyectos de nuestros 25 socios en el extranjero y de unas cincuenta asociaciones en Suiza. Escogemos organizaciones fiables a las cuales les evaluamos sus proyectos sobre el terreno. Hacemos este trabajo con un espíritu de colaboración con las ONG suizas. Este sistema es único, no existe en ningún otro país.
-Sois uno de los principales proveedores de fondos de Tdh. ¿Qué proyecto os ha marcado particularmente?
He visitado vuestros proyectos en Irak. Este año, he descubierto un nuevo Terre des hommes, una organización que está muy cerca del frente, con todas las cualidades y precauciones para responder a las necesidades de la población. Es una operación emblemática de Tdh que ilustra bien su intención de posicionarse mucho más en las situaciones de conflicto. Lo que es bueno para CdB, que debe contar también con colaboradores fuertes en este campo.
-La población suiza va a votar sobre la iniciativa «No Billag», que cortaría la financiación de la SSR por el canon radio/TV. ¿Cuál es su relación con la SSR?
Comienza con una historia. En 1946, dos animadores de la radio idearon un programa llamado «La Chaîne du Bonheur», donde los oyentes podían lanzar proyectos solidarios. Empezaron recogiendo donativos durante las grandes inundaciones de Alemania e Italia en el año 1950, y la SSR se asoció con ONG suizas a las que redistribuía el dinero. En 1983, la SSR decidió que no podía realizar este trabajo ella misma y decidió crear una fundación.
-¿Actualmente cómo explica esta relación?
Todavía esta relación es muy fuerte y por eso la SSR llama a CdB ¡su brazo humanitario! Además, el consejo de la Fundación, hace estas famosas jornadas de colectas con RTS en Ginebra, SRF en Zurich, RSI en Lugano y RTR en Coire, apoyando y poniendo a disposición sus infraestructuras y sus animadores. La difusión se realiza durante 24 horas en todos los canales y en las cuatro regiones lingüísticas. Son momentos importantes para nuestro país, la tradición humanitaria forma parte del ADN suizo.
-¿Qué pasaría con Chaîne du Bonheur y los proyectos humanitarios que apoya en caso de que salga “sí” a la iniciativa?
La SSR es muy clara, si la iniciativa «No Billag» es aceptada, Cdb puede cerrar la puerta. Y sin duda nosotros también, pues perderíamos un precioso eslabón de nuestra cadena solidaria. No estoy seguro que existiríamos un tiempo después. Sin esta plataforma de comunicaciones para los llamamientos de donativos, no tendríamos el mismo impacto para generar con muy pocos gastos muchos fondos para las ONG suizas y las poblaciones afectadas.
*Billag es el órgano encargado de recaudar el canon de radio/tv. Es una tasa que deben abonar los residentes en Suiza para financiar la radio televisión pública. La iniciativa «No Billag», cuya votación tendrá lugar el 4 de marzo, considera este canon como una restricción a la libertad individual y desea suprimirlo. Para los que se oponen, debe mantenerse pues defiende la pluralidad de opiniones, reflejando el conjunto de los dominios que interesan a la población suiza, y así contribuye al buen funcionamiento de la democracia.    
Fuente original: http://bit.ly/2EbhSBE