martes, 28 de noviembre de 2017

Nigeria: vida después de Boko Haram


La violencia desplegada por el grupo terrorista Boko Haram al noreste de Nigeria ha supuesto una crisis humanitaria. 1,7 millones de nigerianos han sido obligados a huir de sus pueblos. El alimento y el agua faltan, además cerca de 5.000 personas se han contagiado de cólera. Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia) acaba de lanzar una operación de urgencia en la región para reforzar el acceso de la población al agua, a la asistencia y a mejorar las condiciones de higiene.
El noreste de Nigeria está desde hace algunos años marcado por la violencia de Boko Haram. Víctimas de atentados y pillaje, 1,7 millones de personas se han visto obligadas a huir. Expulsados de sus pueblos han encontrado refugio en el interior de los campos donde falta de todo. Las malas condiciones de higiene han favorecido una epidemia de cólera que ha dejado ya 60 muertos. El de que se desarrollen otras enfermedades es alto.
La mitad de los nigerianos que sufren esta situación son niños y niñas. Vamos a lanzar una operación de urgencia para acudir en su ayuda, así como a su familia en colaboración con las autoridades locales. La acción se concentra al noreste de Nigeria en el Estado de Horno. Las primeras ayudas han comenzado en Mafa una ciudad fuertemente marcada por los ataques y los pillajes, a partir de ahora tomada por la armada regular y en donde se encuentran 16.000 desplazados.
Controlar el cólera
«Las condiciones de vida en Mafa son precarias. La población no tiene agua potable. Solo hay un baño para cada 150 o 200 personas, no hay jabón y casi ningún acceso a la asistencia. Esta situación ha tenido como efecto favorecer la aparición del cólera», explica Rolland Gueneau, experto en ayuda de urgencia de Tdh.
Tdh ha empezado a reparar y construir 60 nuevos aseos con puntos de agua para lavarse las manos. El aprovisionamiento de agua se asegurará gracias al arreglo de las fuentes existentes. Los equipos sobre el terreno distribuyen por otro lado kits de higiene que contienen jabón y cepillos de dientes, así como bidones nuevos. También sensibiliza a la población en medidas higiénicas.
Tdh se apresta a equipar el centro médico local de medicamentos y de pequeño material médico. «Las poblaciones que llegan aquí encuentran una cierta seguridad. Ahora debemos acudir en su ayuda rápidamente. Después nos ocupamos de los niños y niñas y de las familias que no pueden encontrar refugio en la ciudad o que se encuentran en lugares que deberían ser seguros y accesibles», añade Rolland Gueneau.
Fuente original: http://bit.ly/2zNqDD8