sábado, 9 de septiembre de 2017

Myanmar - Dar a los niños y niñas el derecho a crecer en una familia


En Myanmar, numerosos huérfanos y niños y niñas de las calles son acogidos en establecimientos cerrados. Estas instituciones gubernamentales son conocidas por estar mal equipadas para el desarrollo de los niños y niñas. Terre des hommres – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia), con el apoyo de UNICEF, ha puesto en marcha un nuevo modelo para permitir a los niños y niñas crecer en un medio familiar. Las familias de acogida ofrecen una alternativa a la detención y un entorno cálido y seguro, favorable a la reinserción de niños y niñas en la sociedad.
Encontrarse en la calle es una realidad para numerosos niños y niñas en Myanmar. Separados de su familia deben vender flores, trabajar en las tiendas de té, recoger basura o mendigar para subsistir. Abandonados a su suerte, estos niños y niñas corren riesgo de violencia física y de explotación sexual. Las autoridades atrapan regularmente a los niños y niñas de las calles y los detienen hasta que un tutor legal se manifieste. Por lo demás, son transferidos a “escuelas de formación”, que son unidades residenciales cerradas. Estas instituciones están mal equipadas para el desarrollo de niños y niñas y separan a los menores de sus familias.
Reunificación familiar
Para conseguir su pleno potencial, es necesario que los niños y niñas tengan relaciones positivas, seguras y duraderas. Las familias ofrecen un mejor entorno para los niños y niñas: esa es la convicción de Tdh. Los niños y niñas que viven en establecimientos cerrados, porque estaban en la calle o habían cometido una infracción, reciben nuestra ayuda para encontrar a su familia. Después de una evaluación, si la reunificación es posible, los menores pueden regresar a su casa y les hacemos un seguimiento para verificar que todo va bien.
Familias de acogida - cuidados alternativos 
Hemos lanzado el modelo de familia de acogida, un concepto que ya ha sido probado en otros países. El Gobierno de Myanmar nos apoya en la identificación de familias capaces de ocuparse de un niño o una niña que no ha podido reunirse con su familia o sus parientes.
Preservar la familia
Tdh trabaja también en la preservación de la familia. Nuestros equipos locales sensibilizan a los padres y madres en la falta de cuidados y en el riesgo de abuso y explotación. Esta acción contribuye a impedir que los menores vivan en la calle o infrinjan la ley.
Desde 2010, Tdh ha facilitado la reinserción de 500 niñas y niños desde las escuelas de formación hacia sus comunidades de origen. Sin embargo, 70 menores no han podido ser reintegrados en sus familias. Esto pone en evidencia la necesidad de soluciones alternativas que empiezan a ser puestas en marcha en el medio urbano con las dos primeras familias de acogida seleccionadas, que están recibiendo un curso de formación. Esto da a los niños y niñas abandonados a su suerte la posibilidad de crecer en un entorno protegido y desarrollar relaciones duraderas y seguras para su futuro.
Fuente original: http://bit.ly/2jetLzR