martes, 12 de septiembre de 2017

Homenaje a las personas trabajadoras humanitarias: la pluma y las cifras de Xavier Colin

Rendir homenaje a los trabajadores y trabajadoras humanitarios, también es reconocer y defender la pertinencia de su acción, demasiado a menudo cuestionada en estos tiempos de «fake news». El periodista Xavier Colin, embajador de Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia), aprovechó la ocasión del Día mundial de la ayuda humanitaria, el 19 de agosto,  para reforzar ciertas certidumbres, comprender mejor algunas realidades… y dar la vuelta a algunas falsas ideas.
*¿Verdaderamente, emigrantes económicos?
¿Oleadas migratorias? ¿La mayoría de todos los que cruzan el Mediterráneo y logran alcanzar suelo europeo serían emigrantes económicos y no refugiados? Idea ampliamente extendida en algunas esferas políticas. Problema: esta pseudo-mayoría, ¡resulta ser una verdadera minoría!
Las estadísticas -basadas en una encuesta del Economie and Social Research Council realizada en los centros de acogida de Grecia, Italia y Malta – se han redactado así: el 80% de los “que llegan” huyen de situaciones de guerra y de gran violencia en su país de origen, incluyendo el trabajo forzado, las restricciones sexuales o, entre otras violencias, las discriminaciones étnicas. El 18% de esta población reconocía el carácter exclusivamente económico de su migración. A partir de aquí, lo mejor es aprehender la realidad de las cifras entre los que parten voluntariamente y los que no pueden escoger más que el exilio. Otro hecho notable, y esta vez no es una falsa idea: una cuarta parte de los que llegan, son menores.
*Menores no acompañados: 10.000 han desaparecido, según Europol
Entre los niños y niñas migrantes, muchos de ellos no van acompañados. Después de un estudio en profundidad de la fundación PorCausa, tenemos estimaciones tanto edificantes como terribles: en 2016, 63.000 menores no acompañados llegaron a territorios de la Unión Europea. Entre ellos, contamos que casi la mitad provienen de Siria y de Afganistán. Ahora bien, según Europol, 10.000 de estos menores han desaparecido. Ellos simplemente faltan a la llamada.
Seguramente, debemos contar con los que -y es una suerte en lo que les concierne- discretamente han logrado reunirse con sus familiares ya establecidos en Europa; también debemos tener en cuenta eventuales duplicaciones y posibles malentendidos entre las diferentes administraciones de la UE. Esto no impide: que sean miles de chicos y chicas que estén abandonados a su suerte, de los cuales algunos y algunas son víctimas de las redes europeas de prostitución y de trabajo forzado. De ahí, la necesidad y la oportunidad de trabajar, como lo hace Tierra de hombres a través de varios programas, para la protección de esta infancia “descuidada”.
*Sudán del Sur: un número récord de personas trabajadoras humanitarias muertas 
Otra triste confirmación de las cifras de la situación humanitaria tal como se presenta, entre otros ejemplos, en Sudán del Sur: se registra un número récord de personas trabajadoras humanitarias muertas desde el comienzo de la guerra en 2013: ¡82 muertos! Desde el comienzo de este año 2017, se cuenta ya en el país con la muerte de 12 miembros de ONGs así como 8 ataques a convoyes. 
A propósito de eso, una precisión que reviste una gran importancia: según los recientes datos de «Aid Worker Security Database», el 80% de las 208 personas trabajadoras humanitarias muertas, secuestradas o gravemente heridas en el mundo en 2017, son o eran empleadas locales. Cabe señalar que el número de investigaciones que siguen a estos abusos y que han hecho posible la presentación de posibles culpables ante los tribunales, sigue siendo totalmente desconocido ...
*¿Una industria humanitaria en pleno apogeo?
Una última estadística particularmente reveladora, se debe al profesor genovés Gilles Carbonnier en su estudio fechado en julio de 2017 «Humanitarian economics: War, disaster, and the aid market»: cuenta que la industria humanitaria está en pleno  «boom».  En 1990, la asistencia humanitaria representaba el 3% del total de la ayuda al desarrollo. En 2016, esta misma asistencia ha subido al 12% y se cifra en el mundo en 27,3 mil millones de dólares.
En resumen, y debido a la incapacidad de muchos poderes políticos para resolver diversas situaciones de crisis, la acción humanitaria, por defecto, es ahora una parte integral de la gobernanza mundial. ¿Son buenas o malas noticias? De estos "verdaderos" datos, cada persona sacará sus conclusiones...

Xavier COLIN
Periodista
Fundador de Géopolitis
Embajador de Terre des hommes  

Fuente original: http://bit.ly/2jetLzR