jueves, 3 de agosto de 2017

«La nueva ley húngara tendrá repercusiones sobre los niños y niñas.»

En Hungría, una nueva ley discriminatoria en contra de las ONG que se benefician de financiación extranjera podría tener un efecto devastador en la sociedad civil. Terre des hommes – Lausana (Tdh – Ayuda a la infancia), que tiene conciertos con numerosas organizaciones afectadas por la ley, ha intentado recurrirla. Sendrine Constant, nuestra jefa de la oficina regional para Europa del Este, explica los efectos potencialmente peligrosos de la nueva ley sobre los derechos de la infancia.
¿Cuál es la incidencia de la nueva ley húngara sobre las ONG?
La nueva ley, que se supone que es para mejorar la transparencia, estipula que toda organización de la sociedad civil que se beneficie de más de 7,2 millones de florines húngaros (26.000 francos suizos) al año gracias a la financiación extranjera debe registrarse en el tribunal húngaro y poner la mención “Organización que se beneficia de financiación  extranjera” a todo material distribuido en Hungría, lo que incluye informes, páginas web y artículos de prensa. Tdh, enteramente financiada por organizaciones del exterior de Hungría, está sujeta a esta nueva ley.
La ley constituye una discriminación en contra de las ONG que se benefician de financiación extranjera. Obligando a estas organizaciones a colocar una nota mencionando su financiación, así el gobierno busca inspirar una cierta desconfianza al gran público en lo que respecta a la organizaciones cuyo trabajo favorece grandemente a la sociedad civil.
¿Cómo replica Tdh a la entrada en vigor de esta ley?
Hemos decidido conformarnos. Nos hemos registrado en el tribunal y respetaremos las disposiciones de la ley. Sin embargo, también nos hemos unido a la lucha que intenta invalidar esta ley estigmatizante. Tdh se ha unido a un extenso movimiento ciudadano contra la ley y ha puesto un recurso ante el Tribunal Constitucional del concierto con las otras numerosas organizaciones afectadas por la ley.
¿Cuáles podrían ser los efectos nefastos de estas medidas sociales coercitivas en Hungría y en Europa del Este?
Esta ley constituye una tentativa deliberada de dañar los valores democráticos en Hungría. Tiene como objetivo señalar con el dedo y denunciar a las organizaciones cuyo trabajo podría contradecir el discurso oficial del gobierno. Hecho un tanto inquietante: esta ley húngara es muy similar a una ley rusa que pone tasas a las organizaciones financiadas por capital extranjero y con “agentes extranjeros”. Estas leyes podrían llegar a ser más estrictas con el tiempo, hasta el punto en que Tdh no sería capaz de jugar su rol en materia de defensa de los derechos de la infancia.
¿Cuáles podrían ser los efectos de esta ley sobre los niños y niñas ayudados por Tdh, en Hungría y en otros lugares?
En Hungría, esta nueva ley tendrá repercusiones en los derechos de la infancia migrante, que tendrán dificultades para obtener los servicios esenciales, sobre todo asistencia jurídica. Los niños y niñas migrantes también serán susceptibles de ser detenidos por las autoridades a causa de su situación de migrantes.
En la región, el efecto dominó de leyes parecidas podría tener repercusiones todavía más desastrosas. En Rumanía, actualmente se considera la adopción de esta ley. En Moldavia, un nuevo proyecto de ley propone marcar a toda organización que pueda influir en las políticas gubernamentales. Entonces sería imposible por parte de las organizaciones promocionar los derechos de la infancia en Moldavia, lo que permitiría al gobierno mofarse de estos derechos sin ser tenido como responsable.

Sendrine Constant, jefa de la oficina regional de Europa del Este, de Terre des hommes.  
Fuente original: http://bit.ly/2vwVn8W