lunes, 26 de junio de 2017

Irak - Una ayuda con dinero en efectivo para dejar que las familias decidan sobre sus necesidades más urgentes

A causa  de los numerosos desplazamientos forzados durante estos dos últimos años muchas familias en Irak viven al límite del umbral de la pobreza sin poder satisfacer las necesidades básicas de sus niños y niñas. Con el fin de aumentar la eficacia de su ayuda humanitaria, Tdh organiza programas de ayuda con dinero en efectivo para las familias más vulnerables que viven fuera de los campos. Una distribución de dinero en efectivo ha tenido lugar recientemente  en la pequeña ciudad e de Al-Sherqat a más de 100km al sur de Mosul.
La ciudad de Al-Sherqat ha llegado a ser el refugio de miles de familias desplazadas que provienen de zonas bajo el control de la organización Estado Islámico (EI), como el este de Al-Sherqat, Mossoul y Hawija. Estas familias viven en campos al oeste de Al-Sherqat y no pueden satisfacer las necesidades de sus niños y niñas en materia de alimentación, asistencia médica, educación y alojamiento.
Con el fin de mejorar la dignidad y las condiciones de vida de los más vulnerables, nosotros distribuimos una ayuda con dinero en efectivo a 1.500 familias de    Al-Sherqat. «El programa de distribución de dinero en efectivo permite a estas familias comprar ellos mismos los productos que realmente necesitan. Esto contribuye a prevenir la explotación laboral de los niños y niñas y el aumento de las deudas de la población desplazada», explica Bastien Morard, jefe del proyecto de este programa.
La distribución de kits, crucial en los campos, donde la gente no puede comprar nada se ha mostrado ineficaz fuera de los campos. «Los kits no estaban bien adaptados a las necesidades de algunos desplazados. Con el fin de obtener inmediatamente dinero en efectivo las familias desplazadas vendían estos kits por debajo de su valor real», nos cuenta Bastien. En los lugares donde existe un mercado, la distribución de dinero en efectivo es útil para las personas desplazadas y favorece al mismo tiempo a los comercios locales.
Zainab, 35 años, madre de tres pequeños, ha huido de Mosul que está bajo la ocupación del EI y ha encontrado refugio en una casa abandonada al oeste de Al-Sherqat. Zainab se beneficia de la distribución de dinero en efectivo de Tdh. «Ahora, yo misma puedo decidir qué comprar para mis pequeños. Yo compraré principalmente comida y medicinas, colchones y mantas.»
La distribución de dinero en efectivo se basa en un estudio muy minucioso sobre vulnerabilidad a fin de comprender en que condiciones viven las familias desplazadas e identificar a las más vulnerables. «Hemos llevado a cabo un estudio de vulnerabilidad en más de 4.000 familias en la región de Al-Sherqat. La distribución de dinero en efectivo depende de una multitud de factores tales como la composición del hogar, la presencia de alguna invalidez y enfermedad crónica en el seno de la familia, la vulnerabilidad de los niños y niñas, el alojamiento o el acceso al agua potable y a las instalaciones sanitarias», nos cuenta Marc Séré de Rivières, jefe de nuestra misión en Irak.
Hemos distribuido más de dos millones de dólares en dinero en efectivo en Irak desde 2015, beneficiando a casi 60.000 personas desplazadas. «Es innegable que la ayuda en dinero en efectivo tiene un impacto positivo sobre las comunidades vulnerables y continuaremos apoyándoles así durante los meses siguientes», concluye  Marc.
Fuente original: http://bit.ly/2sTBTHe