jueves, 8 de junio de 2017

Grecia - Promover la educación en jóvenes refugiados

En el contexto de la crisis migratoria en Europa, numerosas personas refugiadas están actualmente bloqueadas en los campos o en las ciudades de Grecia durante un tiempo de duración indeterminado. Estas personas jóvenes están llenas de energía y de entusiasmo, pero les faltan oportunidades y perspectivas de futuro. Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) ha decidido poner en marcha un FabLab, un espacio  de formación innovadora en el nuevo centro comunitario de Loannina.
El nuevo centro comunitario «Mikri Poli», financiado por la Comisión Europea y gestionado conjuntamente por Tdh y Oxfam, ha abierto sus puertas el 26 de abril. Puesto en marcha por refugiados y comunidades locales de la ciudad de Loannina, propone una gama de actividades educativas, culturales, recreativas a los niños, niñas y a los adultos de todos los orígenes, así como un acceso a los servicios sociales. Pero esto no es todo: también hemos dotado a esta nueva estructura de un centro de formación innovador el FabLab.
FabLab, provienen de las palabras inglesas fabrication laboratory, es un espacio donde la gente puede acceder a diferentes herramientas de producción. Este proyecto piloto propone un entretenido taller que permite a jóvenes ser creativos y poner en marcha sus propios proyectos. Por ejemplo, pueden aprender a codificar, utilizar impresoras 3D, así como otras máquinas. Este espacio es un medio innovador de trabajar con jóvenes interesados en la tecnología. El FabLab les permite no sólo adquirir conocimientos sobre máquinas y ordenadores, sino también desarrollar sus capacidades creativas. Este centro funciona como un lugar de encuentro entre jóvenes locales y jóvenes refugiados y así favorece la integración y el intercambio de ideas, de competencias y de experiencias.
Nuestro objetivo es mejorar la educación de los niños y niñas refugiados. Para conseguirlo adaptamos nuestros servicios de manera innovadora. David Ott, colaborador de Global Humanitarian Lab (GHL) – nuestro colaborador operacional sobre el terreno – declara: «La colaboración con Tdh es realmente ejemplar, pues Tdh desea verdaderamente experimentar con nuevas tecnologías como esta.» Gracias a esta oportunidad los niños, niñas y jóvenes refugiados aumentan sus oportunidades para integrarse en la sociedad y empezar su carrera.
En los seis meses siguientes, alrededor de 200 jóvenes sacarán provecho de este FabLab, único en su género a nivel de los proyectos de Tdh.

Fuente original: http://bit.ly/2s04z3c