lunes, 17 de abril de 2017

Gaza - Once niños evitan medidas carcelarias



Después de meses de presiones y alegatos, Terre des hommes – Lausanne ha conseguido la liberación de 11 chicos de 15 a 17 años detenidos por infracciones menores. Por primera vez, el sistema de justicia ha aprobado esta medida y el juez ha sustituido la detención de los menores por formación profesional.

“El proceso condenatorio y de puesta en libertad, incluso aunque haya sido laborioso, ha merecido la pena: esta medida no carcelaria no tiene precedentes en Gaza», ha declarado Marta Gil, coordinadora del programa de Justicia para menores de Tdh Palestina«Gracias a los esfuerzos de Tierra de hombres y al Ministerio de Asuntos Sociales, hemos acabado con los problemas burocráticos y actualmente, puedo decir que se ha puesto en marcha un mecanismo en Gaza para ofrecer a adolescentes en conflicto con la Ley, otras soluciones a la detención».


Gran parte del trabajo se ha realizado junto a responsables de los servicios sociales y a las autoridades judiciales con el fin de permitir a los menores beneficiarse de una formación profesional supervisada. “El proceso era muy complejo. Era la primera vez en Gaza que los chicos eran oficialmente puestos en libertad por un tribunal para que cumplan su pena de forma diferente a la privación de libertad - ha declarado un miembro del personal de Tdh en Gaza - De acuerdo con el Ministerio de Asuntos Sociales, hemos puesto en marcha un comité encargado de evaluar el dossier de cada uno de los menores detenidos en el centro de Al-Rabee. Los menores han sido preseleccionados, luego entrevistados y en función de criterios precisos, once de ellos han sido elegidos para recibir una formación profesional".

Khaled*, de 16 años, es uno de los once adolescentes que se han podido beneficiar de una formación profesional. “Yo estaba en prisión desde hace cinco meses. Sabía que me había portado mal ,que no debería robar lo que sea a quien sea. Y digo más, allá se hacía todo muy largo y difícil”, le confió a Lubna , una psicóloga de Tdh. “Quiero trabajar y más adelante llegar a ser pintor de automóviles. Me voy a preparar gracias a la formación profesional” .
Lubna tabaja con estos menores y ofrece terapias familiares: “Es esencial trabajar con las familias. Estos menores han cometido pequeñas infracciones pero han sido encarcelados con autores de infracciones graves. Ellos necesitan tiempo para digerir lo que han vivido en el centro de detención, así que les ayudo a comprender, a recuperarse y a reintegrarse en la sociedad“, ha indicado ella.  

Con la financiación del PNUD y UNICEF y la colaboración del Centro palestino para la democracia y resolución de conflictos (PCDCR), el programa de justicia juvenil en Palestina tiene como objetivo reducir el número de menores  en vigilancia  e internados en los reformatorios  para lograr soluciones alternativas a la detención de menores.
*Nombre ficticio
Fuente original: http://bit.ly/2oic5kZ