martes, 7 de marzo de 2017

¡Niños! ¡Peligro!: estenosis caústica de esófago

Con más de 200 niños y niñas afectadas en los últimos dos años por estenosis cáustica de esófago, la ingesta accidental de sosa cáustica se vislumbra como una de las grandes problemáticas a las que se tiene que enfrentar la infancia guineana. Debido a que los padres suelen tener trabajos muy precarios, muchas mujeres contribuyen a la economía familiar dedicándose a la producción de telas tintadas y jabones hechos con sosa cáustica en sus hogares. El peligro llega cuando la sosa se guarda sin etiquetado de advertencia y en recipientes comunes, ya que esta nociva sustancia puede confundirse fácilmente con agua en su estado líquido o con azúcar o caramelos en su estado sólido, poniendo en grave riesgo la salud y la vida de sus hijos e hijas.
Las esfuerzos empleados por Tierra de hombres se centran por tanto, por un lado, en la detección temprana y atención de víctimas de estenosis cáustica y, por otro, en la sensibilización y el apoyo a las mujeres que trabajan con la sosa, lo que provoca un impacto positivo indirecto sobre sus hijos e hijas. Además, se ha conseguido que el Ministerio de Salud asuma esta problemática específica dentro de sus actividades de seguimiento, consiguiendo así que los profesionales médicos tengan más conocimientos para poder identificar correctamente los síntomas de esta enfermedad. 
Fuente original: http://bit.ly/2lBwsMS