lunes, 6 de marzo de 2017

Irak - Se ha conseguido la reintegración escolar de un niño desplazado por la guerra

Todavía hace seis meses, Masoud* trabajaba en la calle de Tikrit (Irak). Sin escolarizar durante dos años enteros a causa de la ocupación del Estado Islámico, Masoud pasaba los días  recogiendo latas vacías que luego revendía para sufragar las necesidades de su familia. Actualmente, seis meses después de su encuentro con Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) no sólo ha vuelto a la escuela, sino que acaba de aprobar los exámenes de mitad de curso.
En septiembre de 2016, una trabajadora social de Tdh se había citado en varias ocasiones con la familia de Masoud. Ella logró convencer a sus padres de la necesidad de dejar ese trabajo a causa de los peligros que representa para un niño de su edadAsí, Masoud pudo acudir al centro recreativo de Tdh y participar en las actividades lúdicas y recreativas. No estaba obligado a trabajar y podía de nuevo vivir su vida de niño. Un mes más tarde, la trabajadora social le matriculaba en la escuela de su barrio, a pesar de sus lagunas escolares y de la reticencia del director del instituto.
Esfuerzos recompensados
En cuatro meses de frecuentar la escuela, Masoud ha hecho grandes progresos. Sus profesores le describen como un buen alumno. Se ha adaptado rápidamente y ha aprobado los exámenes semestrales que han tenido lugar en enero. Está orgulloso de haber alcanzado el nivel de sus compañeros de clase aunque son más jóvenes que él. Masoud que acaba de cumplir diez años puede proseguir su tercer año de primaria.
-->
Descubre nuestros proyectos para proteger a la infancia víctima del conflicto en Irak*Nombre ficticio
Fuente original: http://bit.ly/2lTWeYT