lunes, 23 de enero de 2017

Torkham - Un éxito humanitario

En  Torkham, Afganistán, pocos niños y niñas tienen acceso a la educación. Desde 2006, en colaboración con las ONG locales, Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la Infancia) ha podido proteger a estos niños y niñas ofreciéndoles actividades educativas y recreativas y apoyo psicológico. A finales de 2016, se han inaugurado cuatro escuelas.  Ahora es el momento de pasar el testigo a la comunidad.
Torkham es una ciudad situada al este de Afganistán, cerca de la frontera con Pakistán. En esta región, la escasa tasa de escolarización de los niños y niñas representa un gran problema. La mayoría de ellos deben trabajar para ayudar a cubrir las necesidades de su familia y, por motivos culturales, a las niñas no se les anima a recibir una educación. Por otro lado, la única posibilidad de ir a la escuela es atravesar la frontera para ir a Pakistán o caminar hasta la escuela oficial situada a 12 km de Torkham.
Niñas que frecuentan el centro de protección 
para niños y niñas en Torkham.

En el interior de un centro de protección para niños y niñas en Torkham*, Tdh propone a los pequeños trabajadores actividades educativas y de apoyo psicológico. Nuestros especialistas les ayudan a volver a la escuela y a los más vulnerables de entre ellos se les ha podido ofrecer apoyo financiero para aumentar los ingresos de sus familias. Los menores se han mostrado muy entusiasmados y muchos de ellos han podido volver a los bancos de la escuela. Después de esto, las negociaciones con la Dirección de Educación de la provincia han permitido abrir cuatro escuelas en la ciudad de Torkham.  
«Muchas cosas han cambiado», declara Ahmad, una joven que frecuenta el centro de Tdh. «Ahora podemos ir a la escuela. Cuando estamos enfermas, nos llevan a ver al doctor y nos dan medicamentos. Aquí nos apoyan. Los niños de todo el pueblo, incluso las niñas, vienen al centro.»
Alumnos  de Torkham
Estos diez años de esfuerzos han sido llevados en estrecha colaboración con las ONG y comunidades locales. A finales de 2016, hemos podido confiar  las actividades del centro de protección en su totalidad a las organizaciones locales. Todos los niños y niñas que frecuentaban el centro se dan cita ahora en las nuevas escuelas  de Torkham, lo que permite asegurar la perdurabilidad de la educación en esta región y ofrece a todos un futuro prometedor.

*En Torkham, hemos acudido en ayuda de los niños y niñas y de sus familias con el apoyo financiero de la Unión Europea.
Fuente original: http://bit.ly/2jpEQdf