jueves, 19 de enero de 2017

Numerosos niños y niñas deben afrontar temperaturas glaciales

Una ola de frío que ha alcanzado los -27° se extiende estos días por Europa central. Las primeras víctimas de estas temperaturas son los refugiados que intentan llegar a Europa central por la ruta de los Balcanes. Para escapar de los controles fronterizos y policiales han recurrido a guías que a veces les abandonan en el camino. Toman atajos, alejados de ciudades y pueblos. Estas condiciones de vagabundeo les exponen a elevados riesgos de hipotermia y de hambre. Esto es más real para las familias, enlentecidas en su progresión por los niños y niñas.
«Los refugiados buscan un sitio seguro, pero las condiciones para conseguirlo se vuelven cada vez más difíciles debido al endurecimiento de las políticas de acogida de los países de tránsito y del frío glacial. La mayoría de los refugiados no esperaban estas condiciones. Se refugian en cuevas o en industrias abandonadas donde las condiciones de vida son inhumanas, alejados de los recursos alimentarios, sanitarios y médicos », explica Camille Tournebize, de la oficina de Terre des hommes (Tdh – Ayuda a la infancia) en Budapest. «La esperanza de reunirse con sus parientes más al norte les lleva a asumir los riesgos».
Se calcula que más de 75.700 personas se encuentran desamparadas en la región de los Balcanes, de los cuales cerca de un tercio son niños y niñas. Los gobiernos y las ONG les recomiendan acudir a los centros de acogida, pero la mayoría están completos. Los y las jóvenes que viajan solos, a menudo son rechazados. Tdh considera inaceptable dejar a los menores sin ayuda y protección adecuadas, incluso cuando viven fuera de los lugares oficiales.
Presente en los Balcanes desde 2015, Tdh ha creado un espacio dedicado a los niños y niñas y a sus madres en el centro de Belgrado con su colaborador local Novi Sad Humanitarian Centre(NSHC). Este espacio permite distribuir a las familias productos de primera necesidad, artículos sanitarios suministros para bebes y localizar a las personas que necesitan ayuda urgente, sobre todo a las mujeres embarazadas. En el transcurso de las dos últimas semanas, alrededor de 260 niños y niñas y más de 200 mujeres han encontrado allí un apoyo.

Vuestro donativo nos permite ayudar a los niños y niñas más vulnerables.
Fuente original: http://bit.ly/2k7Lngr