lunes, 26 de diciembre de 2016

Conflicto sirio - Los niños y niñas tienen necesidad de nuestra ayuda

16.12.2016. Desde el comienzo del conflicto sirio, Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) trabaja en Siria junto a los niños y niñas desplazados en un centro de las afueras de Damas. Les aportamos ayuda psicológica, material y financiera.
Muchos de los niños y niñas sufren las consecuencias de la guerra, están traumatizados y estresados por años de conflicto.  «Los más jóvenes de ellos no han conocido nada más que los bombardeos, la violencia, el sufrimiento y las privaciones. En las grandes ciudades, vivir encerrados en los sótanos llega a ser lo normal», explica Catherine Hallé, secretaria humanitaria a cargo de Siria.
Nuestras actividades tienen como objetivo contribuir a la protección y al bienestar de los niños y niñas. En grupo o durante entrevistas individuales, los menores pueden explicar sus vivencias mediante juegos o teatros de marionetas. Gracias a un acompañamiento especializado, desarrollan competencias que les permiten afrontar mejor sus dificultades en el plano emocional y social. Los casos graves que exigen un experto en particular (psiquiatra, logopeda) son enviados a servicios externos.
Como complemento, ofrecemos una asistencia material como distribuciones de alimentos, material de higiene o dinero para pagar los alquileres o gastos médicos urgentes. Los niños y niñas particularmente vulnerables y sus familias reciben un apoyo suplementario durante el invierno.#
Tdh aporta una asistencia humanitaria a los miles de niños y niñas y a sus familias que han encontrado refugio en los países vecinos (Líbano y Jordania) así como a los que poniendo en peligro su vida buscan llegar a Europa.
Dibujos: "Mi vida antes y después: mi calle (encima del artículo) y mi escuela (debajo)"
Safa’a, de 17 años, ha abandonado Siria con su familia. Ella ha dibujado como eran su calle y su escuela antes de la guerra (derecha) y cómo estaban cuando han abandonado Damas (izquierda). Ella participa en las actividades de Tdh en Jordania donde está refugiada desde 2013.

-->
Leer más: 
¿Por qué la ayuda humanitaria no llega hasta Alepo?
16.12.2016 
«No se puede entrar en Alepo», declara francamente Catherine Hallé, nuestra secretaria humanitaria a cargo de Siria.
¿Por qué Alepo, segunda ciudad de Siria, es inaccesible a las ONG internacionales?
El gobierno sirio impone restricciones muy importantes en materia de acceso humanitario a las organizaciones internacionales para acercarse a las poblaciones afectadas. «Es casi imposible desplazarse libremente en Alepo», añade Catherine Hallé. La ciudad está asediada y sembrada de puntos de control por los que no se puede pasar, sin una autorización especial conseguida previamente.  
Entre los ataques aéreos y las minas antipersona, Alepo es también una zona muy peligrosa. Ninguna ONG internacional puede acceder allí por razones de seguridad extrema. Solo la Cruz Roja árabe-siria y el Comité internacional de la Cruz Roja (CICR) están presentes allí y operan en colaboración con el gobierno sirio.
Pero además de las restricciones impuestas por el gobierno sirio y la inseguridad, la guerra en Siria es el marco de una violencia única. El acceso a la ayuda humanitaria internacional descorrería  el velo sobre las atrocidades reales sufridas por los civiles así como las condiciones en las cuales viven cientos de familias atrapadas en el conflicto. Al reusar el acceso a Alepo, los peores horrores de la guerra quedan en la sombra, evitando así a los participantes del conflicto hacerse cargo de sus responsabilidades frente a las múltiples violaciones hechas en contra de los derechos humanos.
Cuarenta comunidades sufren asedio actualmente en Siria y otras están en una situación próxima al asedio. En total, hay 2,4 millones de civiles atrapados en el conflicto, de los cuales numerosas familias con niños y niñas. Privados de la ayuda humanitaria y sin acceso a los servicios básicos como la alimentación, el agua y la asistencia médica, los niños y niñas son doblemente víctimas de la guerra: además de verse gravemente afectados en el plano físico y moral, se encuentran desnutridos y enfermos, sin posibilidad de buscar ayuda. 
¿Cómo podéis ayudar a los niños y niñas sirios? Ayudándonos a reforzar nuestra acción con los que han conseguido bien o mal escapar de las zonas de conflicto. Trabajamos junto a los niños y niñas desplazados en un centro de las afueras de Damas. A través de nuestro colaborador local, les llevamos una ayuda psicológica, material y financiera.

-->

viernes, 23 de diciembre de 2016

Nuevo proyecto - Refugio Seguro: Fortalecimiento de actitudes interculturales positivas a favor de la Infancia en Movimiento

Esta semana se firmaban los convenios con las entidades beneficiarias de la Convocatoria Territorial de Andalucía de Obra Social la Caixa, Cajasol y Junta de Andalucía. Fundación Tierra de hombres está entre las organizaciones afortunadas que desarrollarán un proyecto de Educación para el Desarrollo y Sensibilización dentro de la línea de "Acción social e interculturalidad". El proyecto, Refugio Seguro: Fortalecimiento de actitudes interculturales positivas a favor de la Infancia en Movimiento tiene el objetivo de promover el diálogo entre culturas así como el respeto de sus valores. Se pretende, por tanto, desarmar los prejuicios y estereotipos que recaen sobre ellas.
Para ello, se formará a un grupo de, al menos 10 personas, para que sean capaces de llevar a cabo 30 talleres que se desarrollarán en 8 centros escolares de Andalucía. Allí, se trabajará con dibujos, tanto desde la perspectiva del alumnado como desde la de aquellos niños y niñas que se ven obligados a huir de su país, con el objetivo favorecer la empatía con este colectivo. Con esto se intentará enseñar, además, que los menores pueden ser también agentes del cambio.
El resultado del trabajo de estos alumnos y alumnas será expuesto en una exposición itinerante que recorrerá la comunidad andaluza. Además, se realizará un concurso para que el alumnado, a través de la poesía, el relato breve y el dibujo, muestre su propia visión de la interculturalidad. Estas obras serán recogidas en una publicación. 
Fuente original: http://bit.ly/2hQyTrR 

lunes, 19 de diciembre de 2016

Juegos, teatro y diálogo para alertar sobre los riesgos de la migración en niños, niñas y adolescentes en Ecuador

La Diputación de Bizkaia financia la continuidad de este proyecto que tiene el objetivo de prevenir la trata de niños, niñas y adolescentes (NNA) en movilidad
Una de las mayores problemáticas del cantón de Cotacachi, una de las áreas con más población indígena en Ecuador,  es la migración de los Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) indígenas hacia otras ciudades de Ecuador y Colombia donde en muchas ocasiones, son sometidos a trata con fines de explotación laboral. La pobreza y la falta de educación y de información de los padres provoca su falta de conciencia  sobre  los riegos de trata y de una movilidad segura.
Caminando seguro: protección y prevención
El proyecto "Camino Seguro" ( en kichwa) tiene como objetivo crear un entorno protector para los NNA indígenas de entre 6 y 18 años para luchar contra la migración de riesgo con fines de explotación laboral, en especial con las niñas cuya vulnerabilidad es aún mayor dada la doble discriminación que sufren por ser niñas. Este trabajo realizado por Fundación Tierra de hombres gracias a la colaboración de la Diputación de Bizkaia se llevará a cabo a través de tres ejes: prevención en comunidades, familias y escuelas con el fin último de que los menores puedan auto-protegerse en situaciones de riesgo; protección de NNA en riesgo de migrar y de víctimas de la misma, a los que se identificará, protegerá y reinsertará, e incidencia para reforzar el sistema de identificación y protección de víctimas de trata por migración o la confianza entre autoridades y población indígena. El objetivo es beneficiar en 18 meses a un mínimo de 2.000 personas, la mitad niños y niñas.
Desde el inicio del proyecto de la mano de Terre des hommes y UNORCAC (Unión de Organizaciones Campesinas e Indígenas de Cotacachi) en 2015, más de 4.000 personas ya han sido sensibilizadas con actividades en escuelas y colegios, charlas comunitarias, fiestas, obras de títeres y teatro. Igualmente, los jóvenes del grupo de Teatro Ñapash Purina (Caminando Rápido) han grabado el cortometraje "Manillas”, para ampliar los conocimientos sobre el fenómeno de la trata en la migración basándose en casos ocurridos en sus comunidades.
El equipo de Tierra de hombres en Ecuador está inmerso en la identificación de víctimas de trata y recogiendo sus testimonios para crear con ellos un plan de vida y futuro. Además, ya están preparando un Campamento de Navidad para los niños y niñas de las comunidades del Cantón Cotacachi, donde se trabajarán los riesgos de la migración en menores y otras temáticas como la violencia intrafamiliar o la expresión de la cultura indígena a través de canciones, dinámicas grupales, etc. En las distintas comunidades se continuará con la organización de actividades psicosociales donde, a través de juegos, obras de teatro y títeres se promoverá la denuncia de casos de trata en NNA. También está previsto que se edite una Guía de coordinación interinstitucional para los casos de trata y  la tercera parte de un cuento que servirá de base para la sensibilización de las comunidades el próximo año.
En este enlace podéis ver el primero de los tres cuentos que se ha creado dentro del proyecto, "Caminando Seguro hacia mis sueños", donde se cuenta historia de Germán, un niño que está a punto de ser enviado a Colombia trabajar víctima de un engaño a su familia.; una historia guiada con la que los niños y niñas y sus familias, pueden interactuar según sus experiencias e ideas.
Paralelamente, tras la participación en la Campaña "Es Hora de Hablar", donde los NNA han hablado sobre los conocimientos y perspectiva que tienen del trabajo infantil, en 2017 toda la información recogida se compartirá en la IV Conferencia Global sobre Trabajo Infantil que se celebrará en Argentina. Además, Tierra de hombres ha participado en el proceso de elaboración y debate de la propuesta de Ley de Movilidad Humana, que entrará a segundo debate en la Asamblea Nacional en las próximas semanas para su aprobación. 
Fuente original: http://bit.ly/2h3j4x5

jueves, 15 de diciembre de 2016

Tierra de hombres abre nuevos proyectos en Haití y Mauritania

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) aprueba la financiación de un proyecto de educación en Puerto Príncipe y otro de protección a la infancia en situación de movilidad de riesgo en las zonas fronterizas con Rosso y Nouakchott
En los primeros meses de 2017, Fundación Tierra de hombres-España, comenzará a trabajar en dos nuevos proyectos de cooperación al desarrollo en Centroamérica y África, ampliando así el número de niños y niñas beneficiarias a los que dedica sus esfuerzos cada día desde hace más de 20 años.
El proyecto que se llevará a cabo en Haití, Mejora de la educación básica de calidad de niños y niñas vulnerables en Corail, Puerto Príncipe, tiene  como objetivo favorecer la escolarización de los niños y niñas en situación más vulnerable en el barrio de Corail, Puerto Príncipe. Además, se pretende aumentar la calidad de la enseñanza y evitar el abandono escolar, a través del seguimiento de cada alumno/a y del refuerzo a la estructura de las instituciones públicas. Gracias al programa, se verán beneficiados más de 2.000 niños y niñas, que serán reinsertados en las escuelas y recibirán kits escolares (mochila, cuadernos, etc.) para poder desarrollar su actividad. Para que todo esto sea posible, se facilitarán Actividades Generadoras de Ingresos a las familias y se buscará financiación para las escuelas. También se crearán comités de padres, madres y profesorado, a los que se formará en temas relacionados con la escolarización y la protección de la infancia para mejorar la calidad del entorno escolar y se difundirá una gran campaña de sensibilización a líderes comunitarios para hacerles conscientes de la importancia que la escolarización tiene en los más pequeños.

Paralelamente, en Mauritania comenzará “Fortalecimiento del Sistema de Protección de la Infancia en situación de movilidad de riesgo en Mauritania”, tercera fase del proyecto de protección y reinserción de las niñas domésticas, conocidas como “Petites Bonnes”, cerrando así un ciclo que lleva activo desde 2009. A través de este proyecto, resultado del trabajo conjunto con la Asociación de Mujeres Cabeza de Familia (AFCF), se pretende garantizar la protección de 3.000 menores en situación de movilidad de riesgo, que deciden migrar desde países fronterizos a Rosso y la capital, Nouakchott, en busca de una oportunidad de vida mejor pero con el riesgo de ser víctimas del trabajo infantil, la explotación y el maltrato. Estas niñas y niños recibirán una atención global y específica en función de sus necesidades y se beneficiarán también de un acompañamiento psicosocial hasta su reinserción en la escuela o preparación para la vida profesional y /o la reunificación familiar. Además, se realizará un importante trabajo de sensibilización con comunidades, profesionales de la salud, policía y personal de los centros de acogida para que entiendan los riesgos que conlleva la migración en menores y la importancia de su protección, derecho fundamental que se debe respetar por encima de cualquier situación.
Fuente original: http://bit.ly/2gOhOj1

martes, 13 de diciembre de 2016

Peluquero en Gaza - Ni la guerra le ha cortado su ímpetu

Actualmente, Abdullah se encuentra a gusto en su piel. Su trabajo le gusta y le ha dado a este joven la oportunidad de salir de su situación. Pero no siempre ha sido así. Antes de encontrar a los trabajadores sociales de Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia), Abdullah era un niño explotado y golpeado.
En la franja de Gaza, cerca del 50% de la población no tiene empleo y viven bajo el umbral de la pobreza. Miles de niños y niñas son obligados a trabajar en lugar de ir a la escuela.
Abdullah abandonó la escuela al morir su madre«No tenía ya apoyo para hacer mis deberes. Mis notas eran malas», recuerda él. «Yo trabajaba para alimentarnos mi hermana pequeña y yo».
Con 16 años, Abdullah empezó a frecuentar el centro de protección de Tdh para niños y niñas de Beit Lahia. Cuando fue localizado, estaba muy deprimido y no tenía confianza en sí mismo. Sus manos estaban muy agrietadas por el trabajo diario en los campos. Los trabajadores sociales de Tdh descubrieron que el padre, sin empleo, había perdido un pie: además era violento y pegaba a su hijo y a su hija para que le dieran el dinero duramente ganado. Tdh le ha  ofrecido un apoyo psicológico a Abdullah y nos hemos hecho cargo del conjunto de su familia.
Abdullah ha seguido un curso de peluquería. Gracias al material recibido al final de su formación, él se ha puesto por su cuenta. Su tienda comenzaba a ser frecuentada cuando la guerra de 2014 destruyó totalmente su casa y su salón. Pero Abdullah no ha perdido la esperanza. Se ha asociado con otro joven para retomar su actividad. Lo que Tdh le ha dado, la guerra no ha podido quitárselo.
Actualmente, Abdullah tiene 18 años y confía en sí mismo. «Ya no me avergüenzo al enseñar mis manos, pues son bellas». Tiene la ambición y el sueño de abrir un salón en Gaza City. Pero de momento, ha contratado a un compañero que ha seguido el mismo curso de peluquería que él. «Le he elegido porque es huérfano como yo y debe cubrir las necesidades de su familia».
En 2016, nosotros hemos acogido a 543 niños y niñas en nuestro centro de protección a la infancia en Beit Lahia. Allí han recibido un apoyo psicológico, comida, han podido seguir cursos de recuperación escolar y participar en actividades recreativas. Cerca de treinta menores han sido reintegrados en la escuela y un centenar han podido seguir un aprendizaje profesional.

Fuente original:  http://bit.ly/2gHQFMK