sábado, 29 de octubre de 2016

Como (Italia) - Los niños y niñas migrantes no acompañados son abandonados a su suerte

Desde comienzos de verano, numerosos migrantes están retenidos en la frontera suizo-italiana y se encuentran bloqueados en la pequeña ciudad de cómo, en Italia.
Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia), conjuntamente con el Servicio Social Internacional (SSI) y Tdh Italia,  se han reunido en Como hace unas tres semanas. Hemos podido entrevistar a varios jóvenes, que habían encontrado refugio en dos parroquias: Don Guanella y Don Giusto.
Todos cuentan haber intentado pasar la frontera varias veces. El resultado siempre es él mismo: en Chiasso, los guardias fronterizos les hacían algunas preguntas –sin la presencia de ningún intérprete la comunicación es difícil y sobre todo imprecisa en cuanto a la situación del menor en cuestión; enseguida les hacen un registro corporal completo, atentando contra la dignidad física de estos jóvenes , luego de manera aleatoria los reenvían a Italia, bien hacia Como o hacia Taranto, un centro de registro para los migrantes al sur de Italia.
Ali, 15 años :
Huérfano de padre, Ali abandonó su ciudad natal al sur de Etiopía, dejando atrás a su madre, sus dos hermanas pequeñas y a su hermano mayor. El creció en el campo y siempre ha vivido precariamente. Nunca ha ido a la escuela. Con lágrimas en los ojos evoca a su familia y luego nos confía por qué se marchó«Yo quiero estudiar, quiero llegar a ser alguien, quiero ayudar a mi familia».
Hace cinco días que Ali vive en la parroquia Don Guanella. Transformado en centro de acogida provisional, una quincena de menores no acompañados están alojados allí. También se benefician de cursos de alfabetización y de italiano dispensados por los parroquianos«Al principio yo no tenía ganas de ir pero ahora me gusta estar allí. De todas formas, no hay otros sitios adonde ir», nos cuenta.
Ali no sabe lo que le reserva el futuro. Esto no tiene nada de extraño pues el joven no ha recibido ninguna información ni apoyo jurídico sobre los procesos de asilo. Hemos encontrado casos similares al de Ali. Las necesidades básicas de los menores están cubiertas actualmente pero ellos no están bien  informados (incluso nada) sobre sus opciones en materia de emigración .
Este es el caso de dos jovencitas Etíopes, de 15 y16 años:
Amigas de la infancia, han huido juntas de su país y han atravesado Eritrea, Sudán y después Libia. Hace dos semana llegaron a Italia y ahora se alojan en la parroquia de Don Giusto. Las dos amigas intentaban llegar a Suiza pero fueron expulsadas. Ellas recuerdan la mala experiencia que sufrieron con los guardias fronterizos, sin más detalles. Al igual que Ali, ellas no han recibido ninguna información sobre sus derechos. 
Don Giusto prepara una comida para los niños y niñas refugiados 
de su parroquia.
La alianza para los derechos de los niños y niñas migrantes (ADEM – Tdh, SSI, IDE, OSAR) reitera la importancia del respeto del interés superior de los niños y niñas migrantes y de los menores no acompañados en su acogimiento y en los procesos de demanda de asilo. Los menores separados de su familia tienen necesidades específicas y necesitan un encuadre adaptado. Un análisis jurídico llevado a cabo por OSAR miembro de ADEM, denuncia la devolución  de los menores no acompañados a Italia por las autoridades suizas. Según la ley federal de extranjería, Suiza debe garantizar que los menores devueltos sean recogidos por un miembro de su familia, por un tutor o por una estructura de acogida que pueda garantizar su protección en el Estado relacionado. Esta protección no se respeta cuando al menor simplemente se le entrega a las autoridades italianas. Algunos de ellos, tienen familia en algún país europeo, y pueden poder reunirse con ellos en virtud de los acuerdos en vigor de Dublín.


*Menos visibles pero siempre presentes: no olvidamos a los menores no acompañados de Como   
07.10.2016 - ACTUALIDAD
Hace unos 15 días, los contenedores reemplazaban  a las tiendas de campaña montadas desde principios de julio ante la estación de Como, frontera suizo-italiana. 250 refugiados y migrantes, entre los cuales 70 son menores, han acampado en este campo provisional,  gestionado por Cáritas y Cruz Roja, bajo mandato de las autoridades italianas. Cáritas aporta apoyo jurídico, médico y psicológico a los refugiados mientras que Cruz Roja gestiona la logística del campo.
Tierra de hombres  (Tdh), el  Servicio Social Internacional  (SSI-Suiza) y  Tdh Italia se han dado cita en Como unos días antes del traslado con el fin de evaluar la situación  de los menores migrantes sobre el terreno. La situación del campo parece muy preocupante, sobre todo a nivel de las condiciones de vida, las personas se alojan bajo las tiendas y dependen de las organizaciones caritativas para recibir comida«Es una buena noticia saber que estos refugiados en particular los niños y niñas, están al abrigo de la intemperie y del frío que está por llegar», confía Lorène Métral, colaboradora en favor de Tierra de hombres. 
Sin embargo, la mejoría de la situación humanitaria no debe alterar la movilización de la sociedad civil y de los medios de comunicación sobre la crisis migratoria que ocurre en Europa y a las puertas de Suiza. La falta de acceso a la información, bloquea las fronteras, y la ausencia de acogimiento adaptado a los menores no acompañados en virtud de la Convención relativa a los derechos de la infancia también es actualidad. Según el reglamento de Dublín III, los menores no acompañados deben beneficiarse también de apoyo en materia de reunificación familiar y los incumplimientos en esta materia han sido revelados. La Alliance pour les droits des enfants migrants (ADEM – Tdh, SSI, IDE, OSAR) reafirma sus recomendaciones relacionadas al acogimiento de los menores no acompañados en el respeto de la Convención relativa a los derechos de la infancia. Los menores separados de sus familias tienen necesidades específicas y necesitan un marco adaptado. ADEM también reitera los principios fundamentales que afirman que los niños y niñas en desplazamiento deben ser considerados como niños y niñas ante todo, no deben ser discriminados por su estatus de emigrantes y las medidas tomadas por los políticos y las autoridades estatales no deben atentar contra sus derechos fundamentales
-->
Durante su visita a Como, los miembros de ADEM han entrevistado a varios jóvenes migrantes que han compartido su difícil recorrido migratorio, su turbación y su soledad. Descubrid su historia aquí. Lee las recomendaciones de ADEM
Fuente original: http://bit.ly/2elO3k3

viernes, 28 de octubre de 2016

Ecuador - Más de 2.000 réplicas del terremoto

Desde el pasado abril, la tierra tembló más de 2.000 veces  en Ecuador. Algunas réplicas han alcanzado más de seis en la escala de Richter creando un clima de miedo en la población afectada. Estas constantes réplicas hace que la resiliencia de los niños y niñas se vuelva difícil
En el período que sigue a una catástrofe, los padres y madres no tienen suficiente tiempo para dedicar a sus hijos e hijas,  ocupados por su propio duelo y por la búsqueda de una nueva actividad económica. Tierra de hombres ha puesto en marcha actividades para que estos niños y niñas desocupados puedan sobreponerse mejor a esta adversidad .Pero con cada réplica, los recuerdos ligados al terremoto salen a la superficie: la angustia, el dolor de la pérdida de una persona cercana, de un miembro de la familia
«Recurrimos a medios artísticos como el dibujo, el teatro o la expresión corporal para ayudar a los niños y niñas a expresar sus sentimientos», explica Luis, coordinador psicosocial de Tdh«En el campo del Divino Niño en Pedernales, hemos fabricado balones con los niños y niñas. Ellos han escrito lo que han perdido a causa del terremoto antes de dejarlo atrás».
Pocos niños y niñas escolarizados  
Muchos de los niños y niñas no han vuelto a la escuela, sus padres y madres temen el derrumbamiento de los edificios escolares durante una réplica. Otros no tienen medios para mandarles a la escuela: el uniforme y los zapatos cuestan alrededor de 70 francos suizos, un montante muy elevado para una familia que lo ha perdido todo. La actividad económica se ha ralentizado después del seísmo. En la región costera donde interviene Tdh muchas familias que viven de la pesca no se atreven a adentrarse en el mar a causa del riesgo de maremoto.
Los padres y madres no son los únicos que temen lo peor para sus niños y niñas, nuestros empleados también están afectados por estas réplicas constantes. «Hemos debido hacer frente a dos renuncias dentro de nuestro equipo de intervención», explica Véronique Henry, jefa de la delegación de Tdh en Ecuador.
Los campamentos provisionales están llamados a perdurar
Más de 4.700 supervivientes son alojados en campos provisionales instalados por el gobierno. La reconstrucción de las viviendas estaba prohibida hasta hace poco debido al elevado riesgo de réplicas, va a tardar meses e incluso años«¿Cómo los niños y niñas y sus madres y padres pueden encontrar un día a día estable cuando ya no tienen casa?», se inquieta  Véronique Henry.
Tdh sigue con sus actividades recreativas destinadas a los niños y niñas para ayudarles a encontrar alguna estabilidad. También mejoramos las condiciones sanitarias en siete campos de Pedernales, Cojimies y Chamanga, participando sobre todo en la construcción de infraestructuras de agua y saneamiento.

Apoyad nuestra acción de urgencia en Ecuador con un donativo.
Fuente original: http://bit.ly/29JRG1e

jueves, 27 de octubre de 2016

Día internacional de la prevención de las catástrofes: nuestra respuesta en Haití

Las catástrofes naturales como el huracán  Matthew en Haití son imprevisibles, pero es posible atenuar las consecuencias.  Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) utiliza su experiencia en reducción de riesgos de catástrofes para asegurar la pertinencia de la preparación y de la respuesta a las catástrofes naturales, con el fin de garantizar la seguridad de los niños y niñas.
Tdh trabaja de común acuerdo con las comunidades desplazadas después del terremoto de 2010 en una zona llamada Corail, cerca de Puerto Príncipe. Esta región es particularmente vulnerable a los huracanes, a las sequías, inundaciones y terremotos. Las construcciones no son resistentes a la intemperie y las estructuras y servicios locales son insuficientes. Sin embargo, la información, la preparación y una respuesta adecuada permiten mejorar la capacidad de sobrevivir de los niños y niñas y de las familias que viven allí.
Desde  2015, Tdh forma a las familias de Corail a fin de que estén mejor preparadas  en caso de catástrofe. Desde ahora, la comunidad conoce las estrategias de evacuación y los refugios. Junto con los residentes acabamos de terminar durante el mes de agosto la construcción de dos centros comunitarios que tienen como objetivo servir de refugio temporal en caso de catástrofe.
15 familias han encontrado refugio en estos centros comunitarios cuando el huracán Matthew asoló Haití hace unas semanas. Antoine Lissorgues, responsable de los programas de Tdh en América Latina y Caribe ha podido observar los resultados positivos de esta preparación justo después de la catástrofe: «Las sesiones de formación han ayudado a que las familias comprendan la importancia de evacuar sus casas en caso de alerta y los refugios les han protegido de las consecuencias del huracán Matthew.»  Después del huracán, han podido volver rápidamente a sus casas que, por suerte no habían sido demasiado castigadas.
Ponemos  en marcha actividades para reducir los riesgos de catástrofes con el fin de ayudar a la gente a sobreponerse de manera autónoma a las catástrofes naturales y a mejorar su seguridad. Además, nuestro equipo local y nuestro personal de urgencia evalúan las necesidades de las familias afectadas por el huracán en los Cayos (situado en la costa sur). Hemos distribuido ya los kits de urgencias que contienen comida y productos higiénicos. También, prevemos la construcción de refugios y mejorar el acceso al agua potable. (13.10.2016)

*Haití : El huracán más poderoso de los últimos diez años asola el sur del país  
07.10.2016 

« El lunes por la tarde, he estado levantada hasta las 22 horas tratando de sujetar el tejado de la casa.  Finalmente al no poder resistir las ráfagas, el tejado ha volado. Después he intentado en vano proteger algunos muebles antes de refugiarme finalmente en casa de un vecino. »
Rosemane, empleada de Tierra de hombres en los Cayos, nos cuenta la tarde del 3 de octubre durante la cual se abatió el huracán Matthew, el más poderoso que hayan conocido en estos últimos diez años en el Caribe. «Con la primeras luces del día, no había nada de pie. Muchos árboles, casas y tejados de chapa han sido destruidos. »
En este día, 283 personas han perdido la vida según las cifras provisionales del ministerio haitiano del interior. El número de pérdidas humanas aumenta rápidamente. El huracán también ha hecho muchos destrozos. Las ráfagas de viento de 250 km/h han tirado árboles, arrancando miles de chapas, y de tejados  de viviendas y destrozado pilones como si fuesen ramitas.
350.000 personas necesitan asistencia humanitaria
Según un primer balance, cerca de 16.000 personas se han visto obligadas a abandonar su hogar y 2.000 casas han sido totalmente inundadas o destruidas. Las explotaciones agrícolas han sido engullidas y ha muerto un número elevado de animales.
Las consecuencias dramáticas producidas por el huracán Matthew todavía no son totalmente conocidas pero, los primeros balances hacen pensar que las heridas tardarán tiempo en curarse«La prioridad absoluta es poner en marcha las redes viarias que están impracticables, para comunicar lo más rápidamente posible al gran Sur que todavía no ha podido beneficiarse de las primeras ayudas, » nos cuenta  Daniel Calzada, jefe de la delegación de Tierra de hombres en Haití.
Los Cayos, tercera ciudad del país, es una de las zonas más afectadas. Nuestros equipos locales han informado de importantes daños en sus viviendas y algunos de nuestros colegas han debido refugiarse en casa de los vecinos. Una parte de nuestras oficinas también han sufrido daños. 
En una  calle de la ciudad de los Cayos al sur del país  Tdh tiene una base de intervención y una oficina activa desde el comienzo de su implantación en Haití, hace 29 años .
Tierra de hombres, activa en Haití desde hace unos treinta años, evalúa la situación de las familias y de los niños y niñas más lastimados por el huracán. En colaboración con otras ONG locales, planificamos la distribución de alimentos y la construcción de refugios temporales.
Fuente original: http://bit.ly/2ef0UVb