jueves, 31 de marzo de 2016

La historia de Naomy. Río 2016: mi comunidad, destrozada

"Me llamo Naomy, tengo 12 años y soy de Vila Autodromo, Río de Janeiro. He visto cómo destruían todo lo que me importa para hacer sitio al Parque Olímpico 2016. También has podido leerlo en los periódicos: mi comunidad se enfrenta a desalojos forzados con motivo de la preparación de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Nunca creí que todo esto le fuera a pasar a mi familia. Cada pared que derrumban es una parte de nuestras vidas que se desvanece".

"No podemos permitir que esta comunidad desaparezca”
Río 2016: Por unos Juegos Olímpicos que respeten los Derechos Humanos

Únete a nosotros: FIRMA y reivindica unos Juegos Olímpicos que beneficien a las personas y no solo a las empresas.
Pongamos FIN a la violencia y a los desplazamientos relacionados con los Juegos Olímpicos 2016.

martes, 29 de marzo de 2016

Galicia - Exposición fotográfica "Campaña Destino Incierto" en A Coruña

Del 4 al 19 de Abril, la Fundación Tierra de hombres, en colaboración con el Centro Cívico de Los Rosales, en A Coruña,  realiza la exposición fotográfica itinerante sobre la trata de menores,  Campaña “Destino Incierto”, donde además informaremos sobre la niñez en movimiento y la situación y las consecuencias que sufren los menores en los países en conflicto.

Igualmente habrá a disposición del público  que acuda a visitarla, dípticos con información detallada de la campaña.

Balcanes - Niños y niñas refugiados en peligro

Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) distribuyó hace dos semanas bienes de primera necesidad a los niños y niñas refugiados y a sus madres, bloqueados en Macedonia y en Serbia.
«473 refugiados, de los cuales 170 son niños y niñas de Siria y de Irak, están bloqueados en la frontera entre Macedonia y Serbia desde hace más de una semanaLa situación es extremadamente crítica, las tiendas están rotas y cubiertas de barro a causa de las fuertes lluvias», nos cuenta Marija, coordinadora del programa Urgencia Refugiados de Tdh en Macedonia.
También miles de personas han coincidido en el centro de tránsito de Tabanovce en SerbiaLas infraestructuras, que ya entonces no estaban adaptadas, ahora están superpobladas. No hay bastantes camas, duchas y aseos. Las condiciones sanitarias son deplorables.
Parados en la frontera de Adasevci en Serbia, los refugiados no tienen artículos de higiene, como jabón y champú«Entre los 150 niños y niñas que nosotros ayudamos», nos cuenta  Danjiela, coordinadora del programa Urgencia Refugiados de Tdh en Serbia. «Los niños y niñas y sus madres no tienen con qué cambiarse. Nosotros debemos comprar más toallas, ropa interior y ropa de abrigo en los próximos día
 La situación de los refugiados ha cambiado de manera drástica desde que los  países europeos han cerrado sus fronteras. Esto ha creado un cuello de botella que impide a miles de emigrantes continuar su camino.
Con la ayuda de nuestros colaboradores La Strada en Macedonia y  Novi Sad Humanitarian Centre en Serbia, proseguimos nuestros esfuerzos sobre el terreno para hacer frente a las restricciones migratorias puestas en marcha por la Unión Europea«Los refugiados están nerviosos y piden más información y apoyo», subraya  Danjiela.
 Los equipos locales trabajan doce horas seguidas para ayudar a numerosas familias de refugiados, en particular a los jóvenes niños y niñas y a sus madres«Un hombre ha intentado incluso lesionarse. Parecen desesperados y necesitan ayuda psicológica
La semana pasada se cumplió el triste aniversario de los cinco años de conflicto en Siria. Cinco años para los millones de niños y niñas desplazados o refugiados que viven lejos de su casa, sin techo, sin escuela, sin juegos. Con el apoyo de la Fondation UEFA pour l’enfance y de Chaine du Bonheur, Tdh y sus colaboradores se movilizan para organizar cada vez más actividades que intentan proteger a los niños y niñas refugiados, a los más jóvenes y más deprimidos.
Fuente original: http://bit.ly/1Rxrq8F

sábado, 26 de marzo de 2016

Retratos de niños y niñas marcados por cinco años de guerra en Siria (vídeo)


Desde hace cinco años, Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) ayuda a los niños y niñas en medio  de la crisis: en Siria, en Líbano, en Jordania y en Egipto y a lo largo de su peligrosa ruta a través del Mediterráneo. Nosotros les ayudamos a encontrar la estabilidad en medio de la crisis. 

¿Cómo los niños y niñas refugiados sirios retoman el curso de su vida?

Desde el comienzo de la guerra en Siria, más de 4,3 millones de personas han buscado refugio en los países vecinos de la región. La mitad de ellos son menores. Arrancados de su casa, de su escuela, de sus amigos, estos niños y niñas se encuentran  desamparados.
«Para que un niño o niña se sientan seguros necesitan una rutina y referencias», explica Maria Bray, consejera en protección y apoyo psicosocial de Terre des hommes - Lausanne (Tdh - Ayuda a la infancia). Sin embargo miles de ellos han
visto romperse su día a día. Desplazados o refugiados de la guerra, estos niños y niñas viven en tiendas de campaña con su familias a los que les queda todavía una familia.  
Descolarizados, muchos son los que deben trabajarAlgunos muchachos recogen basura para reciclar, otros rellenan bidones de agua para conseguir un poco de dinero. Dos hermanos trabajan de sol a sol en una fábrica de pollos. En cuanto a las jovencitas, corren el riesgo de ser casadas, los padres a veces no pueden
asumir una boca más para alimentar.
Desde hace cinco años, Tdh ayuda a los niños y niñas en medio de la crisis: en Siria, Líbano, Jordania, Egipto y a lo largo de su peligrosa ruta a través del Mediterráneo.
Las actividades de Tdh ofertadas a los niños y niñas refugiados o desplazados recrean el entorno protector que han perdido y les permiten tener una cierta estabilidad.
Gracias a las actividades lúdicas y psicosociales, entre otras, los niños y niñas expresan sus emociones y comparten con
otros compañeros o incluso con sus padres y madres.
En Siria, los niños y niñas gravemente afectados que sufren de traumas psicológicos, son identificados por nuestros trabajadores sociales y remitidos al médico psiquiatra.

Ayudad también a los niños y niñas desamparados. Enviad un donativo ahora Gracias de todo corazón.
Fuente original: http://bit.ly/1UtrgoU

martes, 22 de marzo de 2016

Jordania: “Mis hijos e hijas tienen que trabajar"

En Siria, el conflicto ha causado estragos desde hace ya cinco años. Desde el comienzo de la guerra, más de 260.000 personas han muerto, de las cuales alrededor de 100.000 son mujeres, niños y niñas. 4,3 millones de personas han huido de la violencia de su país. Con ocasión de este triste aniversario, os mostramos una serie de retratos de niños y niñas y de las familias que han huido de la guerra. Ellos han sido ayudados por Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) en Jordania y en Líbano.
Esta mamá (a la derecha de la foto) tiene 35 años. Ella reside actualmente en Jordania con sus cuatro hijos e hijas de 4 a 8 años. Hace dos años la familia tuvo que huir de Siria a causa de los bombardeos. Después de haber cruzado la frontera, han ido a un campo de refugiados. “La vida en el campo era demasiado difícil para mis niños y niñas y para mí. Nos hemos visto obligados a marcharnos.” La familia no recibía ya ayuda por parte de las organizaciones internacionales.”
«Ahora vivimos en una casa que hemos alquilado, pero está en un estado deplorable. Hay problemas de humedad y de higiene. Durante la noche se escucha a las ratas.» A causa de su estatus de refugiada, esta mamá no tiene derecho a trabajar. Ella no puede ni comprar comida para sus hijos e hijas ni pagar el alquiler. De vez en cuando hace limpiezas. Uno de los cuatro niños trabaja en una tienda donde vende bidones de agua«Mis hijos deben trabajar para ganar lo mínimo necesario para satisfacer nuestras necesidades. Como sirios no pueden ir a la escuela ni al médico.»
Los niños y niñas se dan cita en el centro gestionado por Tdh en Jordania. «Yo estoy muy agradecido, pues esto les ofrece un entorno más seguro, ahora tienen una cierta rutina lo que les permite estabilizarse.  Ellos se encuentran allí con otros niños y niñas.
Uno de mis hijos tiene traumas psicológicos a causa de lo que ha vivido en Siria. El equipo de Tdh ha podido ayudarle y acompañarle. Ahora él va mucho mejor y su actitud es positiva
Ayudad a estos niños y niñas desamparados. Con un simple donativo podéis marcar la diferencia . Gracias de todo corazón.

Fuente original: http://bit.ly/21FTtHQ