lunes, 29 de febrero de 2016

Tierra de hombres protege a menores víctimas de explotación en Burundi

Tdh-España desarrolla un proyecto de protección y reinserción de las niñas y niños trabajadores domésticos víctimas de violencia y explotación en Burundi.
Concretamente, el proyecto se desarrolla en las provincias de Kayanza, Gitega y Ngozi, y en cinco comunas de Buyumbura Mairie. Estas son las principales zonas de procedencia de menores que migran en busca de una mejor vida y que, sin embargo, acaban siendo empleados domésticos sin protección ni garantía alguna del respeto de sus derechos.
En Burundi hay alrededor de 19.000 menores empleados del hogar, de los cuales un 60% son niñas. Viven explotados bajo horarios extremos y salarios ínfimos, y a menudo no tienen acceso a los servicios básicos de salud. El problema empeora al no existir en el país un sistema centralizado de identificación de la infancia en situación de riesgo. La identificación, si ocurre, se realiza de manera independiente, indirecta y circunstancial.
Por este motivo, el principal objetivo de Tierra de hombres es mejorar la protección de estos niños y niñas, reforzando las competencias de los Comités de Protección de la Infancia para que puedan acompañar y proteger a los menores en riesgo de movilidad o en situación de movilidad. Además, se reintegra a las víctimas de explotación doméstica en la sociedad asegurando su acceso a los servicios básicos de salud y educación.
Para ello, se llevan a cabo numerosas actividades entre las que se encuentran la realización de varios talleres de sensibilización sobre la protección de los derechos de la infancia, la movilidad de riesgo y su prevención; representaciones teatrales a nivel comunitario; distribución de 1.500 kits de material escolar al inicio de cada curso escolar;  alfabetización y re-escolarización de niños y niñas en edad escolar, y formación y prácticas profesionales para adolescentes.

Gracias a este proyecto, tras un periodo de 2 años, 2.700 niñas y casi 2.000 niños han puesto fin a sus precarias condiciones de vida y sus derechos de infancia están siendo respetados. 
Fuente original: http://bit.ly/1oTs3SI

sábado, 27 de febrero de 2016

Seguimiento y evaluación de las atenciones médicas especializadas

Tres preguntas para  Marc Weil, director adjunto de los programas de Tdh - Lausanne:
- ¿Escoge  Tdh intervenir en un país con un programa de atenciones médicas especializadas ?
Nosotros llevamos a cabo programas de atenciones médicas especializadas en países donde tenemos una delegación o un colaborador que pueda asegurar el seguimiento sobre el terreno. Pues los niños y niñas que se han beneficiado de una operación en Suiza son controlados hasta la mayoría de edad. En 2014, 900 dosieres de antiguos pacientes han sido enviados a Suiza para su seguimiento.
- ¿En cuántos países lleva a cabo actualmente Tdh este programa? 
En 2014, Tdh procedió a transferir a 266 niños y niñas de nueve países: Benín, Madagascar, Marruecos, Mauritania, Guinea, Irak, Senegal, Togo y Túnez. Además 300 niñas y niños aquejados de patologías graves se han beneficiado de asistencia sobre el terreno.
- ¿Cuál es la evolución para años venideros? 
Las transferencias han alcanzado su grado máximo y la capacidad operacional de los colaboradores en Suiza es limitada. Esto no ocurre con la posibilidad de mejorar la asistencia sobre el terreno y nosotros deseamos reforzar la colaboración con los actores sanitarios en África como actualmente en Benín Marruecos y Senegal.
Fuente original: http://bit.ly/1UqAD7a

jueves, 25 de febrero de 2016

Ucrania - Tdh ayuda a las familias afectadas con la compra de alimentación y bienes de primera necesidad

-1,4 Millones de desplazados internos en Ucrania.
-1.400 familias se benefician de la ayuda de urgencia de Tdh – Lausanne.
-180 CHF distribuidos en cada hogar afectado por el conflicto.
Las comunidades locales y los desplazados internos que viven en los pueblos a lo largo de la línea de contacto con las zonas en conflicto son extremadamente vulnerables. Cogidos en medio de las dos partes implicadas en el conflicto, miles de familias de la región de Louhansk intentan satisfacer sus necesidades primarias tales como alimentarse, cuidarse, calentarse.
Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) interviene junto a estas poblaciones vulnerables y les aporta una ayuda de urgencia para ayudarles a afrontar el invierno. Gracias a la suma 180 CHF*, ofrecida en dos ocasiones a cada hogar, las familias pueden comprar comida, calentarse y cuidarse. En total 4.200 personas se benefician de este apoyo financiero directo.
En efecto, el invierno tiene un gran impacto sobre la disponibilidad de los bienes de primera necesidad: el precio de los comestibles aumentan, se añaden los costes suplementarios necesarios para proveerse de mantas, calefacción y ropa caliente.
Presente desde 2015 en la región de Louhansk, Tdh ha inaugurado sus actividades humanitarias ofreciendo un apoyo psicosocial a 12.000 niños y niñas, locales y desplazados y a sus familias. En colaboración con UNICEF, se han creado 90 espacios de juegos para los niños y niñas en las escuelas a lo largo de la línea de contacto
*Proyecto financiado por la organización Chaîne du Bonheur y Terre des hommes Holanda
Fuente original: http://bit.ly/1R4DJIP 

lunes, 22 de febrero de 2016

Cuidados especializados en Benín - Lograda la transferencia de competencias

El programa de atenciones médicas especializada de Terre des hommes-Lausanne está ganando la apuesta en materia de transferencias de competencias. El pasado enero, los médicos de cirugía pediátrica del Centro Hospitalario Universitario de Vaudois (CHUV) han efectuado una nueva misión en Benín.
Esta cooperación quirúrgica entre los médicos del CHUV y los de Benín ha permitido operar a 67 niños y niñas.
Un flamante bloque quirúrgico nuevo
En el transcurso de esta misión, médicos de Benín y sus colegas del CHUV han podido trabajar en estrecha colaboración en el nuevo bloque quirúrgico del Hospital Pediátrico de Abomey, inaugurado el pasado año en Benín.
La misión ha permitido al equipo hospitalario suizo realizar y supervisar las operaciones, y así evaluar los medios a disposición para operar a los niños y niñas sobre el terreno. Ha tenido también lugar un seguimiento y una formación de las enfermeras y enfermeros locales, con el fin de permitir un reforzamiento de las capacidades también a nivel de enfermería.
Estas misiones son esenciales para una estrecha colaboración: formación de nuevas técnicas, seminarios y conferencias, reunirse con los oficiales encargados de la salud pública, con el fin de adquirir conocimientos que permitan elevar el nivel de los cuidados sobre el terreno.
Reducir el número de traslados de niños y niñas a Europa
Tdh desea acrecentar tanto como sea posible el acogimiento regional de los niños y niñas, favoreciendo las transferencias entre países del África del Oeste. El Hospital Pediátrico de Abomey podría llegar a ser un centro de referencia regional en materia de cirugía pediátrica.

Tdh organiza dos veces al año, desde 1992, misiones quirúrgicas y de consultas. Estas misiones ofrecen por un lado la oportunidad a los niños y niñas de Benín y de Togo de ser operados sobre el terreno y por otro lado la posibilidad de reforzar las competencias del personal hospitalario local.
Fuente original: http://bit.ly/1VA9JZ4

viernes, 19 de febrero de 2016

Francisco Portela, jefe de cirugía cardiaca Infantil en el Hospital Materno-Infantil de A Coruña: ‘’En Mauritania no existe aún cobertura sanitaria suficiente para tratar las cardiopatias infantiles"

Francisco Portela es uno de los profesionales médicos que colabora desde hace años con el programa "Viaje hacia la Vida" de Tierra de hombres. Como Jefe de Cirugía cardiaca Infantil del Hospital Materno-Infantil de A Coruña, ha intervenido y devuelto la salud a más de 60 menores, niños y niñas como Halima, Menem, Atachi, Hadama o Khalilou, que ya se encuentran en casa con sus familias biológicas. Portela viajó hasta Mauritania recientemente para conocer cómo se desarrolla el proyecto de salud Atenciones Médicas Especializadas y nos cuenta cómo vivió la experiencia.
¿Qué situación se encontró en su misión a Mauritania?
Mauritania es claramente más pobre que el resto de países de la zona y, además, reúne casi toda su población en torno a la capital, Nouachkott. Parece que los recursos alimentarios básicos están cubiertos y a los habitantes no les falta agua. La vivienda es muy humilde y los medios de transporte escasos. Existe mendicidad, aunque el grado de solidaridad que se percibe sorprendería en el mundo occidental. Vivir en Mauritania es una cuestión del día a día y padecer una enfermedad grave es, por tanto, todo un reto para la población.
¿Qué aspectos descubrió dentro del contexto sanitario en Mauritania?
El tejido sanitario, además de ser escaso, no es gratuito. No existen grandes hospitales con una amplia oferta de especialidades avanzadas. Las personas que enferman tienen que llegar al médico con sus propios recursos y pagar las consultas y pruebas que sean necesarias. Esto supone un esfuerzo económico que no todas las familias pueden afrontar.
Por el contario, sí existe una red de cooperación internacional bien organizada que consiste en programas desarrollados por las propias embajadas hasta ONG y que permiten que un porcentaje de la población pueda ser atendida. Aunque este sistema funciona, no puede perpetuarse y crecer. Su funcionamiento depende, en muchas ocasionas, de la voluntad personal de la población de acudir a estas ayudas y de tener la suerte de encontrarlas.
¿Cómo se llevan a cabo las consultas médicas infantiles en Mauritania?
A través del programa que Tierra de hombres desarrolla en el país, los niños y niñas son avisados para realizar las pruebas necesarias en el Centro de referencia. Estas pruebas son financiadas por la Fundación y, posteriormente, los expedientes son enviados a los países colaboradores para su estudio. Los médicos que valoran a estos pacientes son conscientes de lo que se necesita y por ejemplo, en el caso de cardiopatías infantiles, no existe todavía cobertura sanitaria suficiente como para tratarlos allí. De este modo, se elabora un informe detallado y se solicita tratamiento.
- ¿En qué situación vio a los niños y niñas a los que ha intervenido hace tiempo en A Coruña?
Realmente bien. Habían crecido y tenían muy buen aspecto, estaban felices y agradecidos. La Fundación está muy al tanto de cómo se encuentran y garantizan el cumplimiento de su plan.
¿En qué consistió la reunión que tuvieron con el director del Centro Nacional de Cardiología, el Profesor Ebba?
Comentamos posibles planes de futuro. Solo existe un centro cardiológico en el país y está en la capital, Nouakchott. Tienen un joven equipo de cirujanos formados en Francia que han comenzado este año a operar pacientes adultos con sus propios medios. Hasta ahora venían equipos de otros países a colaborar en las operaciones. Sin embargo, todavía no operan la patología infantil. El proyecto consistiría en consolidar el trabajo que ya hacen e iniciar, en un periodo de 5 años, las cirugías en niños y niñas. El Profesor Ebba insistía en formar a médicos y enfermeras para poder iniciar esta etapa. De hecho, están buscando un sustituto para el Dr. Aghrabatt, pues es el único cardiólogo con formación en patología congénita.
¿Qué aspectos son, según su opinión, los más urgentes de mejorar en Mauritania respecto a la salud o atención sanitaria?

En general, todo el sistema sanitario tiene graves carencias. La primera es ampliar la cobertura social, pero eso es algo que depende de la política de estado. Como suele ocurrir en estos países, la tecnología existente es donada por otros países, pero no ocurre lo mismo con los recursos humanos. La patología compleja solo tiene dos posibilidades actualmente: o se remite a otro país a ser operada, que son pocos casos y es una vía muy costosa, o se espera a que en un tiempo determinado, vayan misiones extranjeras que puedan operar y beneficiar a un número mayor de pacientes en el propio centro. Aun así, sin duda, el reto sería conseguir que el propio centro sea autosuficiente y tenga capacidad de operar. Aquí el recurso fundamental es el humano, la formación y la continuidad.

miércoles, 17 de febrero de 2016

Cabo Verde, dispuesta a apostar por la Justicia Juvenil Restaurativa

Las instituciones de las islas de Cabo Verde se han interesado en la Justicia Juvenil Restaurativa que desarrolla Tierra de hombres desde hace décadas como medio de prevenir la violencia. El país africano también quiere proporcionar a los menores en conflicto con la ley una nueva oportunidad para rehabilitarse e integrarse en la sociedad.
Una delegación de Tierra de hombres compuesta por expertos en justicia juvenil de Brasil, Panamá y Suiza visitaron diez instituciones en compañía de las altas autoridades de Cabo Verde, con el fin de entender mejor el sistema judicial del país.
El equipo de Tdh aprovechó esta oportunidad para presentar los conceptos básicos de la Justicia Juvenil Restaurativa a través de entrevistas con niños, niñas y adolescentes.
Conferencia sobre justicia juvenil en Cabo Verde
La conferencia, organizada por el gobierno de Cabo Verde con la colaboración de UNICEF, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y Tierra de hombres,  fue resultado directo del Congreso Mundial sobre Justicia Juvenil celebrado en Ginebra en enero de 2015, en el que participaron los representantes del Ministerio de Justicia, el Fiscal, y miembros de UNICEF en las islas caboverdianas.
Resultados de la conferencia
Los participantes de la conferencia, que incluía a jueces, miembros de la fuerza policial y trabajadores sociales, reconocieron la naturaleza innovadora de la Justicia Juvenil Restaurativa: prioriza la participación de todos las partes interesadas sobre el diálogo y promueve la responsabilidad, rehabilitación, compensación por el daño causado, y la atención a la víctima.
Antoine Lissorgues, responsable de los programas de Tdh en América Latina y Caribe, presentó un programa internacional de prácticas en justicia juvenil, las recomendaciones finales del Congreso Mundial de 2015 y la formación online para el Diploma de Estudios Avanzados en Justicia Juvenil.
Por otra parte, el delegado de Tierra de hombres en Brasil, Anselmo de Lima, presentó sus contribuciones al sistema de justicia criminal brasileño y resaltó la experiencia de Tdh en este campo. Para Anselmo de Lima, ‘’Cabo Verde posee las condiciones favorables para aplicar la justicia restaurativa’’.

La conferencia concluyó con la elaboración de una carta en la que los actores del sistema judicial se han comprometido a aplicar la Justicia Juvenil Restaurativa en Cabo Verde. Para ello,  se establecerá un grupo de trabajo que llevará a cabo un análisis de la situación actual de los jóvenes en Cabo Verde y se trazará un plan operativo.