jueves, 15 de diciembre de 2016

Tierra de hombres abre nuevos proyectos en Haití y Mauritania

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) aprueba la financiación de un proyecto de educación en Puerto Príncipe y otro de protección a la infancia en situación de movilidad de riesgo en las zonas fronterizas con Rosso y Nouakchott
En los primeros meses de 2017, Fundación Tierra de hombres-España, comenzará a trabajar en dos nuevos proyectos de cooperación al desarrollo en Centroamérica y África, ampliando así el número de niños y niñas beneficiarias a los que dedica sus esfuerzos cada día desde hace más de 20 años.
El proyecto que se llevará a cabo en Haití, Mejora de la educación básica de calidad de niños y niñas vulnerables en Corail, Puerto Príncipe, tiene  como objetivo favorecer la escolarización de los niños y niñas en situación más vulnerable en el barrio de Corail, Puerto Príncipe. Además, se pretende aumentar la calidad de la enseñanza y evitar el abandono escolar, a través del seguimiento de cada alumno/a y del refuerzo a la estructura de las instituciones públicas. Gracias al programa, se verán beneficiados más de 2.000 niños y niñas, que serán reinsertados en las escuelas y recibirán kits escolares (mochila, cuadernos, etc.) para poder desarrollar su actividad. Para que todo esto sea posible, se facilitarán Actividades Generadoras de Ingresos a las familias y se buscará financiación para las escuelas. También se crearán comités de padres, madres y profesorado, a los que se formará en temas relacionados con la escolarización y la protección de la infancia para mejorar la calidad del entorno escolar y se difundirá una gran campaña de sensibilización a líderes comunitarios para hacerles conscientes de la importancia que la escolarización tiene en los más pequeños.

Paralelamente, en Mauritania comenzará “Fortalecimiento del Sistema de Protección de la Infancia en situación de movilidad de riesgo en Mauritania”, tercera fase del proyecto de protección y reinserción de las niñas domésticas, conocidas como “Petites Bonnes”, cerrando así un ciclo que lleva activo desde 2009. A través de este proyecto, resultado del trabajo conjunto con la Asociación de Mujeres Cabeza de Familia (AFCF), se pretende garantizar la protección de 3.000 menores en situación de movilidad de riesgo, que deciden migrar desde países fronterizos a Rosso y la capital, Nouakchott, en busca de una oportunidad de vida mejor pero con el riesgo de ser víctimas del trabajo infantil, la explotación y el maltrato. Estas niñas y niños recibirán una atención global y específica en función de sus necesidades y se beneficiarán también de un acompañamiento psicosocial hasta su reinserción en la escuela o preparación para la vida profesional y /o la reunificación familiar. Además, se realizará un importante trabajo de sensibilización con comunidades, profesionales de la salud, policía y personal de los centros de acogida para que entiendan los riesgos que conlleva la migración en menores y la importancia de su protección, derecho fundamental que se debe respetar por encima de cualquier situación.
Fuente original: http://bit.ly/2gOhOj1