lunes, 26 de diciembre de 2016

Conflicto sirio - Los niños y niñas tienen necesidad de nuestra ayuda

16.12.2016. Desde el comienzo del conflicto sirio, Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) trabaja en Siria junto a los niños y niñas desplazados en un centro de las afueras de Damas. Les aportamos ayuda psicológica, material y financiera.
Muchos de los niños y niñas sufren las consecuencias de la guerra, están traumatizados y estresados por años de conflicto.  «Los más jóvenes de ellos no han conocido nada más que los bombardeos, la violencia, el sufrimiento y las privaciones. En las grandes ciudades, vivir encerrados en los sótanos llega a ser lo normal», explica Catherine Hallé, secretaria humanitaria a cargo de Siria.
Nuestras actividades tienen como objetivo contribuir a la protección y al bienestar de los niños y niñas. En grupo o durante entrevistas individuales, los menores pueden explicar sus vivencias mediante juegos o teatros de marionetas. Gracias a un acompañamiento especializado, desarrollan competencias que les permiten afrontar mejor sus dificultades en el plano emocional y social. Los casos graves que exigen un experto en particular (psiquiatra, logopeda) son enviados a servicios externos.
Como complemento, ofrecemos una asistencia material como distribuciones de alimentos, material de higiene o dinero para pagar los alquileres o gastos médicos urgentes. Los niños y niñas particularmente vulnerables y sus familias reciben un apoyo suplementario durante el invierno.#
Tdh aporta una asistencia humanitaria a los miles de niños y niñas y a sus familias que han encontrado refugio en los países vecinos (Líbano y Jordania) así como a los que poniendo en peligro su vida buscan llegar a Europa.
Dibujos: "Mi vida antes y después: mi calle (encima del artículo) y mi escuela (debajo)"
Safa’a, de 17 años, ha abandonado Siria con su familia. Ella ha dibujado como eran su calle y su escuela antes de la guerra (derecha) y cómo estaban cuando han abandonado Damas (izquierda). Ella participa en las actividades de Tdh en Jordania donde está refugiada desde 2013.

-->
Leer más: 
¿Por qué la ayuda humanitaria no llega hasta Alepo?
16.12.2016 
«No se puede entrar en Alepo», declara francamente Catherine Hallé, nuestra secretaria humanitaria a cargo de Siria.
¿Por qué Alepo, segunda ciudad de Siria, es inaccesible a las ONG internacionales?
El gobierno sirio impone restricciones muy importantes en materia de acceso humanitario a las organizaciones internacionales para acercarse a las poblaciones afectadas. «Es casi imposible desplazarse libremente en Alepo», añade Catherine Hallé. La ciudad está asediada y sembrada de puntos de control por los que no se puede pasar, sin una autorización especial conseguida previamente.  
Entre los ataques aéreos y las minas antipersona, Alepo es también una zona muy peligrosa. Ninguna ONG internacional puede acceder allí por razones de seguridad extrema. Solo la Cruz Roja árabe-siria y el Comité internacional de la Cruz Roja (CICR) están presentes allí y operan en colaboración con el gobierno sirio.
Pero además de las restricciones impuestas por el gobierno sirio y la inseguridad, la guerra en Siria es el marco de una violencia única. El acceso a la ayuda humanitaria internacional descorrería  el velo sobre las atrocidades reales sufridas por los civiles así como las condiciones en las cuales viven cientos de familias atrapadas en el conflicto. Al reusar el acceso a Alepo, los peores horrores de la guerra quedan en la sombra, evitando así a los participantes del conflicto hacerse cargo de sus responsabilidades frente a las múltiples violaciones hechas en contra de los derechos humanos.
Cuarenta comunidades sufren asedio actualmente en Siria y otras están en una situación próxima al asedio. En total, hay 2,4 millones de civiles atrapados en el conflicto, de los cuales numerosas familias con niños y niñas. Privados de la ayuda humanitaria y sin acceso a los servicios básicos como la alimentación, el agua y la asistencia médica, los niños y niñas son doblemente víctimas de la guerra: además de verse gravemente afectados en el plano físico y moral, se encuentran desnutridos y enfermos, sin posibilidad de buscar ayuda. 
¿Cómo podéis ayudar a los niños y niñas sirios? Ayudándonos a reforzar nuestra acción con los que han conseguido bien o mal escapar de las zonas de conflicto. Trabajamos junto a los niños y niñas desplazados en un centro de las afueras de Damas. A través de nuestro colaborador local, les llevamos una ayuda psicológica, material y financiera.

-->