viernes, 28 de octubre de 2016

Ecuador - Más de 2.000 réplicas del terremoto

Desde el pasado abril, la tierra tembló más de 2.000 veces  en Ecuador. Algunas réplicas han alcanzado más de seis en la escala de Richter creando un clima de miedo en la población afectada. Estas constantes réplicas hace que la resiliencia de los niños y niñas se vuelva difícil
En el período que sigue a una catástrofe, los padres y madres no tienen suficiente tiempo para dedicar a sus hijos e hijas,  ocupados por su propio duelo y por la búsqueda de una nueva actividad económica. Tierra de hombres ha puesto en marcha actividades para que estos niños y niñas desocupados puedan sobreponerse mejor a esta adversidad .Pero con cada réplica, los recuerdos ligados al terremoto salen a la superficie: la angustia, el dolor de la pérdida de una persona cercana, de un miembro de la familia
«Recurrimos a medios artísticos como el dibujo, el teatro o la expresión corporal para ayudar a los niños y niñas a expresar sus sentimientos», explica Luis, coordinador psicosocial de Tdh«En el campo del Divino Niño en Pedernales, hemos fabricado balones con los niños y niñas. Ellos han escrito lo que han perdido a causa del terremoto antes de dejarlo atrás».
Pocos niños y niñas escolarizados  
Muchos de los niños y niñas no han vuelto a la escuela, sus padres y madres temen el derrumbamiento de los edificios escolares durante una réplica. Otros no tienen medios para mandarles a la escuela: el uniforme y los zapatos cuestan alrededor de 70 francos suizos, un montante muy elevado para una familia que lo ha perdido todo. La actividad económica se ha ralentizado después del seísmo. En la región costera donde interviene Tdh muchas familias que viven de la pesca no se atreven a adentrarse en el mar a causa del riesgo de maremoto.
Los padres y madres no son los únicos que temen lo peor para sus niños y niñas, nuestros empleados también están afectados por estas réplicas constantes. «Hemos debido hacer frente a dos renuncias dentro de nuestro equipo de intervención», explica Véronique Henry, jefa de la delegación de Tdh en Ecuador.
Los campamentos provisionales están llamados a perdurar
Más de 4.700 supervivientes son alojados en campos provisionales instalados por el gobierno. La reconstrucción de las viviendas estaba prohibida hasta hace poco debido al elevado riesgo de réplicas, va a tardar meses e incluso años«¿Cómo los niños y niñas y sus madres y padres pueden encontrar un día a día estable cuando ya no tienen casa?», se inquieta  Véronique Henry.
Tdh sigue con sus actividades recreativas destinadas a los niños y niñas para ayudarles a encontrar alguna estabilidad. También mejoramos las condiciones sanitarias en siete campos de Pedernales, Cojimies y Chamanga, participando sobre todo en la construcción de infraestructuras de agua y saneamiento.

Apoyad nuestra acción de urgencia en Ecuador con un donativo.
Fuente original: http://bit.ly/29JRG1e