sábado, 29 de octubre de 2016

Como (Italia) - Los niños y niñas migrantes no acompañados son abandonados a su suerte

Desde comienzos de verano, numerosos migrantes están retenidos en la frontera suizo-italiana y se encuentran bloqueados en la pequeña ciudad de cómo, en Italia.
Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia), conjuntamente con el Servicio Social Internacional (SSI) y Tdh Italia,  se han reunido en Como hace unas tres semanas. Hemos podido entrevistar a varios jóvenes, que habían encontrado refugio en dos parroquias: Don Guanella y Don Giusto.
Todos cuentan haber intentado pasar la frontera varias veces. El resultado siempre es él mismo: en Chiasso, los guardias fronterizos les hacían algunas preguntas –sin la presencia de ningún intérprete la comunicación es difícil y sobre todo imprecisa en cuanto a la situación del menor en cuestión; enseguida les hacen un registro corporal completo, atentando contra la dignidad física de estos jóvenes , luego de manera aleatoria los reenvían a Italia, bien hacia Como o hacia Taranto, un centro de registro para los migrantes al sur de Italia.
Ali, 15 años :
Huérfano de padre, Ali abandonó su ciudad natal al sur de Etiopía, dejando atrás a su madre, sus dos hermanas pequeñas y a su hermano mayor. El creció en el campo y siempre ha vivido precariamente. Nunca ha ido a la escuela. Con lágrimas en los ojos evoca a su familia y luego nos confía por qué se marchó«Yo quiero estudiar, quiero llegar a ser alguien, quiero ayudar a mi familia».
Hace cinco días que Ali vive en la parroquia Don Guanella. Transformado en centro de acogida provisional, una quincena de menores no acompañados están alojados allí. También se benefician de cursos de alfabetización y de italiano dispensados por los parroquianos«Al principio yo no tenía ganas de ir pero ahora me gusta estar allí. De todas formas, no hay otros sitios adonde ir», nos cuenta.
Ali no sabe lo que le reserva el futuro. Esto no tiene nada de extraño pues el joven no ha recibido ninguna información ni apoyo jurídico sobre los procesos de asilo. Hemos encontrado casos similares al de Ali. Las necesidades básicas de los menores están cubiertas actualmente pero ellos no están bien  informados (incluso nada) sobre sus opciones en materia de emigración .
Este es el caso de dos jovencitas Etíopes, de 15 y16 años:
Amigas de la infancia, han huido juntas de su país y han atravesado Eritrea, Sudán y después Libia. Hace dos semana llegaron a Italia y ahora se alojan en la parroquia de Don Giusto. Las dos amigas intentaban llegar a Suiza pero fueron expulsadas. Ellas recuerdan la mala experiencia que sufrieron con los guardias fronterizos, sin más detalles. Al igual que Ali, ellas no han recibido ninguna información sobre sus derechos. 
Don Giusto prepara una comida para los niños y niñas refugiados 
de su parroquia.
La alianza para los derechos de los niños y niñas migrantes (ADEM – Tdh, SSI, IDE, OSAR) reitera la importancia del respeto del interés superior de los niños y niñas migrantes y de los menores no acompañados en su acogimiento y en los procesos de demanda de asilo. Los menores separados de su familia tienen necesidades específicas y necesitan un encuadre adaptado. Un análisis jurídico llevado a cabo por OSAR miembro de ADEM, denuncia la devolución  de los menores no acompañados a Italia por las autoridades suizas. Según la ley federal de extranjería, Suiza debe garantizar que los menores devueltos sean recogidos por un miembro de su familia, por un tutor o por una estructura de acogida que pueda garantizar su protección en el Estado relacionado. Esta protección no se respeta cuando al menor simplemente se le entrega a las autoridades italianas. Algunos de ellos, tienen familia en algún país europeo, y pueden poder reunirse con ellos en virtud de los acuerdos en vigor de Dublín.


*Menos visibles pero siempre presentes: no olvidamos a los menores no acompañados de Como   
07.10.2016 - ACTUALIDAD
Hace unos 15 días, los contenedores reemplazaban  a las tiendas de campaña montadas desde principios de julio ante la estación de Como, frontera suizo-italiana. 250 refugiados y migrantes, entre los cuales 70 son menores, han acampado en este campo provisional,  gestionado por Cáritas y Cruz Roja, bajo mandato de las autoridades italianas. Cáritas aporta apoyo jurídico, médico y psicológico a los refugiados mientras que Cruz Roja gestiona la logística del campo.
Tierra de hombres  (Tdh), el  Servicio Social Internacional  (SSI-Suiza) y  Tdh Italia se han dado cita en Como unos días antes del traslado con el fin de evaluar la situación  de los menores migrantes sobre el terreno. La situación del campo parece muy preocupante, sobre todo a nivel de las condiciones de vida, las personas se alojan bajo las tiendas y dependen de las organizaciones caritativas para recibir comida«Es una buena noticia saber que estos refugiados en particular los niños y niñas, están al abrigo de la intemperie y del frío que está por llegar», confía Lorène Métral, colaboradora en favor de Tierra de hombres. 
Sin embargo, la mejoría de la situación humanitaria no debe alterar la movilización de la sociedad civil y de los medios de comunicación sobre la crisis migratoria que ocurre en Europa y a las puertas de Suiza. La falta de acceso a la información, bloquea las fronteras, y la ausencia de acogimiento adaptado a los menores no acompañados en virtud de la Convención relativa a los derechos de la infancia también es actualidad. Según el reglamento de Dublín III, los menores no acompañados deben beneficiarse también de apoyo en materia de reunificación familiar y los incumplimientos en esta materia han sido revelados. La Alliance pour les droits des enfants migrants (ADEM – Tdh, SSI, IDE, OSAR) reafirma sus recomendaciones relacionadas al acogimiento de los menores no acompañados en el respeto de la Convención relativa a los derechos de la infancia. Los menores separados de sus familias tienen necesidades específicas y necesitan un marco adaptado. ADEM también reitera los principios fundamentales que afirman que los niños y niñas en desplazamiento deben ser considerados como niños y niñas ante todo, no deben ser discriminados por su estatus de emigrantes y las medidas tomadas por los políticos y las autoridades estatales no deben atentar contra sus derechos fundamentales
-->
Durante su visita a Como, los miembros de ADEM han entrevistado a varios jóvenes migrantes que han compartido su difícil recorrido migratorio, su turbación y su soledad. Descubrid su historia aquí. Lee las recomendaciones de ADEM
Fuente original: http://bit.ly/2elO3k3