jueves, 1 de septiembre de 2016

Terre des hommes - Mejorar la salud de los niños y niñas

Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) ha decidido dar prioridad a la salud de los niños y niñas menores de cinco años y a sus madres. Debido a su fragilidad y sobre todo para disminuir los riesgos de enfermedades crónicas que pudieran sufrir más adelante en su vida. En 2015, hemos llevado a cabo 23 proyectos en el campo de la salud en 17 países para 1,4 millones de niños, niñas y sus familias. Nos concentramos en las regiones que tienen la tasa de mortalidad en menores de cinco años más elevada, o sea en África subsahariana y Asia del Sur y son claves los primeros 1.000 días, desde la concepción a los dos años, período determinante para la futura salud de los niños y niñas.

UNA APROXIMACIÓN GLOBAL DE LOS CUIDADOS DE BASE 
Tdh quiere reforzar una continuidad de los cuidados. Por un lado, se trata de acompañar a los bebés y a sus madres durante el embarazo, el parto, los pañales, el comienzo de la vida del niño y la niña y la primera infancia. También es preciso mejorar la asistencia sanitaria primaria a través de la limpieza del hogar y de las comunidades, así como el acceso a los cuidados de primera necesidad. También facilitamos el acceso al agua potable, la higiene y el saneamiento, así como una mejor alimentación para la familia. La salud y la nutrición de la madre están estrechamente ligadas al crecimiento  de su hijo e hija y deben ser tratados conjuntamente.

TENDENCIAS Y CAUSAS DE LA MORTALIDAD INFANTIL 
Se registra a nivel mundial un sensible descenso del número de muertes en niños y niñas menores de cinco años después de 25 años. Ha pasado de 12,7 millones en 1990 a 5,9 millones en 2015 o de 35.000 diarios a 16.000 durante el mismo período. La neumonía, la prematuridad, las complicaciones en el transcurso del trabajo y del alumbramiento, la diarrea, la septicemia (infección) neonatal y el paludismo son actualmente las principales causas de las muertes de los niños y niñas menores de cinco años aunque son fácilmente tratables.

LOS RECIÉN NACIDOS SON LOS MÁS EXPUESTOS 
Sin embargo, el descenso de la mortalidad ha sido más lento en los recién nacidos. Cada año, cerca de 2,7 millones de niños y niñas mueren en el primer mes de vida y hay un número equivalente de bebés muertos al nacer. Esto representa cerca de la mitad de las muertes de los menores de cinco años. Dos tercios mueren en la primera semana. Las primeras 48 horas que siguen al nacimiento son cruciales para la supervivencia del recién nacido. Es en este momento cuando la madre y su bebé deben ser vigilados atentamente para prevenir y tratar las complicaciones y otras enfermedades que nosotros intervenimos. En Malí, por ejemplo, mejoramos la calidad de la asistencia durante el nacimiento por medio de una unidad móvil de formación práctica con el fin de reducir la mortalidad de la madre y del recién nacido.

REDUCIR LA DESNUTRICIÓN 
Prestamos una atención particular a los primeros 1.000 días de vida del niño o la niña. Es en el transcurso de este período cuando se desarrollan los fundamentos de la supervivencia y de la salud. Una mujer subalimentada dará a luz a un bebé de bajo peso lo que dará lugar a un estado de subnutrición crónica y mala salud. También luchamos contra la desnutrición, mejorando la alimentación (lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses, alimentación complementaria seguida de lactancia hasta los dos años, etc.), el despistaje y el hacerse cargo de la desnutrición, la vacunación completa (madre, niños y niñas) y el cambio de conducta de las madres y cuidadores en materia de salud e higiene.
“La mayoría de las muertes infantiles son fácilmente evitables con simples gestos“, señala Doris Mugrditchian, jefa de la Unidad de Salud.

AGUA, SANEAMIENTO E HIGIENE BÁSICOS 
Cada año, el agua insalubre, la ausencia de instalaciones sanitarias y la falta de higiene matan a 1,5 millones de niños y niñas menores de cinco años. Los menores que crecen en un entorno sin agua potable y con condiciones de saneamiento e higiene malas corren un riesgo elevado de padecer infecciones y enfermedades crónicas como el retraso en el crecimiento. Por eso mejoramos el acceso al agua, la higiene y el saneamiento en las comunidades más vulnerables, los centros de salud de atención primaria y las escuelas.

PUNTOS FUERTES EN EL CAMPO DE LA SALUD EN 2015

Afganistán
Los campamentos de desplazados en Kabul acogen a más de 60.000 personas y su situación es precaria, sin electricidad ni agua corriente ni servicios. Nuestras comadronas han atendido a 3.577 recién nacidos y a sus madres durante las primeras 24 horas después del parto. Cerca de 53.000 mujeres han participado en formaciones en materia de salud, alimentación, higiene y cuidados.

Albania
Tdh ha mejorado la fiabilidad y la eficacia del sistema de salud. Hemos participado en la estrategia nacional de promoción de la salud, sobre todo la salud materno-infantil y las buenas prácticas de higiene. Hemos formado a 560 profesionales de la salud (médicos, enfermeras, responsables).

Bangladesh
Tdh ha cuidado a más de 27.000 niños y niñas desnutridos o enfermos. Hemos rehabilitado y equipado a 86 clínicas comunitarias. También hemos mejorado el acceso al agua potable, a las instalaciones sanitarias y a la higiene. El 71% de las mujeres en nuestros proyectos se han beneficiado de al menos cuatro visitas durante el embarazo. Hemos sensibilizado a 1.600 adolescentes casadas de los riesgos de un embarazo precoz. Nuestros expertos han formado a 6.258 personas en materia de salud, de alimentación, de higiene y de investigación sobre cuidados.

Burkina Faso
Tdh ha formado a 600 enfermeras y enfermeros, agentes itinerantes de salud, parteros y responsables de los equipos enmarcados en el distrito para cuidar las enfermedades infantiles. Han aprendido a utilizar un registro electrónico de consulta, accesible a distancia mediante tabletas. Los equipos han consultado 212.000 niños y niñas en siete distritos sanitarios, en total 177 centros de salud. Han asistido a 14.146 niños y niñas que sufren desnutrición aguda severa y mejorado la alimentación de 1.200 hogares pobres y muy pobres y de 250 mujeres embarazadas y madres en período de lactancia.

Colombia
En cuatro zonas afectadas por el conflicto armado en el departamento de Córdoba , Tdh ha formado a 108 responsables de la salud y de la protección en las comunidades. 1.848 niños y niñas y 1.376 adultos se han beneficiado del proyecto: 2.600 familias tienen acceso al agua potable y 1.700 personas a las letrinas.

Guinea
Tdh ha mejorado la calidad de la asistencia de las mujeres embarazadas, en la lactancia y niños y niñas menores de cinco años en la zona urbana de Conakry y su periferia gracias a una aproximación integrada en salud y nutrición. Nuestros equipos han hecho el seguimiento a 28.500 mujeres embarazadas durante el embarazo y asistido ha  8.500 niños y niñas que sufren desnutrición. Han formado a 115 cuidadores en las comunidades para tratar la desnutrición aguda.

India
En Patharpratima en Bengala Occidental, el 18% de los niños y niñas sufren desnutrición. Tdh ha asistido a 780 que sufren de desnutrición aguda. Los equipos han hecho un seguimiento a 30.000 niños y niñas durante su crecimiento y sensibilizado a sus padres en una alimentación sana, en la higiene y en los cuidados apropiados.

Malí
Más de 2.200 mujeres han dado a luz en mejores condiciones y se han beneficiado de asistencia durante los ocho primeros días después del nacimiento gracias a los cuidadores a quienes nosotros les hemos dado una formación práctica a lo largo de todo el año. También hemos formado a 1.242 cuidadores en las comunidades para prevenir la desnutrición. Hemos asistido a 76.000 niños y niñas de paludismo, infecciones respiratorias agudas y de diarrea.

Mauritania
Tdh ha realizado consultas a más de 37.000 niños y niñas en diez centros de salud de la región de Nouakchott. Ha acompañado a 5.770 mujeres durante el embarazo y el parto. 6.821 recién nacidos han sido introducidos en el sistema en la hora siguiente a su nacimiento.

Nepal
En las  remotas  regiones de los distritos de Salyan y Humla en el centro –oeste, nuestros equipos han instalado cuatro pozos, 1.158 letrinas y lavabos para que los aprovechen cerca de 10.000 personas. Algunas comunidades han conseguido eliminar totalmente las letrinas a cielo abierto.

Pakistán
Tdh ha equipado a 39 escuelas primarias de letrinas sobre todo aseos adaptados a menores con minusvalías, lavabos y fuentes de agua potable para cerca de 11.000 alumnos y alumnas. Estas instalaciones y la promoción de la higiene reducen los riesgos de enfermedades ligadas al consumo de agua insalubre, hacen las escuelas más atractivas, aumentan la tasa de presencia en las escuelas, en particular de las niñas y mejoran así el acceso a la educación.

Palestina
Tdh ha arreglado las instalaciones sanitarias de 29 escuelas dañadas durante la guerra de 2014. Además 16.000 niños y niñas han recibido kits con jabón, y han participado en actividades de promoción de la higiene y se han beneficiado del agua potable.

Datos de Tdh:
17 países de intervención
23 proyectos en el campo de la salud
1,4 millones de niños y niñas y sus familias ayudados. 26.000 médicos, enfermeras y cuidadores formados.

Datos generales:
800 mujeres mueren cada día por complicaciones durante el embarazo, el parto o después.
1,5 millones de niños y niñas menores de cinco años mueren cada año a causa del agua insalubre.
El 45% de las muertes de los niños y niñas menores de cinco años están ligadas a la desnutrición.

Fuente original: http://bit.ly/2alw4Ie