miércoles, 3 de agosto de 2016

Terre des hommes - Migración de niños y niñas durante el año 2015. Memoria de actividades

El agravamiento de las crisis políticas y económicas, en particular la guerra en Siria, ha obligado a un número creciente de niños y niñas, acompañados o no de sus familias, a abandonar su casa, su país e incluso su continente para intentar sobrevivir o mejorar su existencia. Terre des hommes – Lausanne (Tdh) se compromete a que estos niños y niñas refugiados sean ante todo percibidos como niños y niñas y en consecuencia sean protegidos.
Tdh ha llevado a cabo 29 proyectos ligados a la migración infantil, en el interior de un país, entre dos o varios Estados atravesados por los mismos flujos migratorios o a un nivel regional, con el fin de armonizar y coordinar las respuestas políticas, los dispositivos operacionales, las aproximaciones, programas y medios de acción. 

ACOMPAÑAR A LOS NIÑOS Y NIÑAS 
Entre las poblaciones que huyen de los conflictos, de la inestabilidad política y económica, de las violaciones de los derechos humanos y la pobreza, la proporción de niños y niñas puede llegar al 50%. Cuando los niños y niñas emigran, nosotros trabajamos para que los riesgos inherentes a la migración se restrinjan lo más posible. Por eso, trabajamos al lado de colaboradores locales, de los servicios gubernamentales, de las comunidades y de las familias. También acompañamos a los niños y niñas por el camino de la migración, bien sea voluntario u obligado, con el fin de garantizarles un acceso a sus derechos y a los servicios que necesiten, y cualquier cosa que les ayude a aprovechar las oportunidades que ofrece la migración en la medida que sean conformes al interés superior de los niños y niñas. 

PRUEBAS Y DRAMAS 
Estas poblaciones, en primer lugar los niños y niñas, han sido testigos de numerosas atrocidades en sus países y sufren terribles pruebas a través de su periplo: violencia, explotación, robos, accidentes, pérdida de familiares, vagabundeo, estancias prolongadas en campos o centros superpoblados, privaciones o violaciones de sus derechos, etc. De esto resultan numerosos traumas, individuales y colectivos, además  una gran parte de los refugiados no consiguen alcanzar sus objetivos ni realizar sus sueños, los Estados a los cuales ellos acuden no tienen medios para acogerles. 

PREVENIR LOS RIESGOS DE LA MIGRACIÓN 
Frente a esta compleja situación cada vez más masiva, aportamos respuestas personalizadas a los niños y niñas migrantes o a sus familias; prevenimos en el sitio la migración forzada; aumentamos las capacidades de los migrantes para evitar o sobreponerse a las dificultades; reforzamos las capacidades de los diferentes servicios vinculados (Estado, sociedades civiles, sector privado y sobre todo comunidades); influimos sobre las decisiones políticas y los procedimientos administrativos con el objetivo de mejorar el acceso de los niños y niñas migrantes a sus derechos. 
“El número de refugiados que entran en Europa desde los Balcanes ha aumentado un 600 % en un año”, Olivier Feneyrol, jefe de la Unidad de Protección de la Infancia. 

APORTAR UNA AYUDA DIRECTA A LA INFANCIA 
Aportamos mantas, ropa, alimentos y bebidas a los niños y niñas migrantes y a sus madres y padres. Mientras que los equipos proponen juegos, dibujos y deportes sobre todo a los niños y niñas para ayudarles a superar sus miedos y sus pesadillas, otros informan a sus madres y padres sobre sus derechos y les dan referencias según sus necesidades. Hemos establecido además, centros de encuentro para niños y niñas migrantes y psicólogos que apoyan individualmente a los más vulnerables de entre ellos. El objetivo es conocer mejor a los menores y sus necesidades y desarrollar en su entorno los conocimientos y competencias indispensables para reforzar su bienestar, su autoestima y sus capacidades de resistencia, de adaptación, de integración, y de utilización de los servicios existentes. 

SISTEMAS DE PROTECCIÓN PARA NIÑOS Y NIÑAS 
Hemos desarrollado nuevas teorías y prácticas basadas en la experiencia o la investigación para proteger mejor a los niños y niñas. En África hemos analizado el impacto y los límites de algunas prácticas propias de las comunidades y explorado los medios de estrechar los lazos entre los actores comunitarios y los servicios gubernamentales en el seno de los sistemas de protección. Otros estudios han tratado sobre los riesgos de explotación y de maltrato a los niños y niñas, sobre algunos corredores que implican a los actores claves en la elaboración de conclusiones y de las próximas etapas.

*PUNTOS FUERTES SOBRE LA MIGRACIÓN EN 2015

MEDITERRÁNEO
En Sicilia, Tdh Italia ha apoyado psicológicamente a través de juegos, dibujos, deporte y música sobre todo, a 2.000 menores llegados por mar poniendo en peligro su vida. Psicólogos y trabajadores sociales ayudan a los jóvenes migrantes solos que sufren síntomas graves como auto-agresividad, depresión o culpabilidad con respecto a los padres y madres que han dejado en el país de origen, a reponerse de sus traumas.

MOLDAVIA
En Rusia, Tdh y sus colaboradores en Moscú han respondido, mediante un número de teléfono gratuito, a las necesidades de 938 familias de emigrantes originarios de Moldavia y con niños y niñas en dificultades. Según estudios, el número de niños y niñas de 0 a14 años que se encuentran abandonados por un padre emigrante varía entre 100.000 y 150.000, incluso 270.000. Más de 40.000 niños y niñas habrían sido abandonados por sus padres y madres.

RUMANÍA
Tdh ha desarrollado herramientas para acompañar a los menores en su salida de prisión, así como una página web para mejorar los conocimientos sobre la trata y la explotación de niños y niñas vulnerables de las comunidades y de las instituciones que los tienen a su cargo. Hemos formado a 189 miembros de la comunidad en la prevención de la trata de niños y niñas, así como 210 notarios públicos y estudiantes de derecho en la identificación de los niños y niñas susceptibles de ser víctimas de trata.

SUIZA
Tdh colabora en favor del respeto de los derechos de todos los niños y niñas que residen en Suiza: sea cual sea su estatus o sus papeles, todo niño y niña tienen derecho a una cama separada de la de los adultos, zapatos calientes en invierno, cuidados de calidad y escuela sobre todo. Defender los derechos de los niños y niñas migrantes no acompañados, cada vez más numerosos en Suiza, y poner fin a su detención administrativa constituye nuestra prioridad.

TOGO
Tdh ha acompañado a cerca de 42.000 niños y niñas en movilidad y ha organizado juegos destinados a 3.200 niños y niñas para ayudarles a expresarse y a vencer sus miedos. Las actividades han tenido lugar en tres “Points Espoir” (Puntos de Esperanza- centros de encuentro) lugares urbanos del gran mercado de Lomé, en la frontera entre Togo y Benín y en la ciudad de Accra en Ghana.

BALCANES

En las  fronteras de Macedonia y Serbia, Tdh y sus colaboradores han ofrecido un apoyo directo (ropa de abrigo, pañales para bebés) y una ayuda de urgencia (consejos, información) 24 horas al día a más de 8.000 niños y niñas y a unos 12.000 madres y padres. Hemos hecho correr la voz de estos niños y niñas vulnerables directamente en el Parlamento Europeo, nos entrevistamos con su presidente, Martín Schultz, en noviembre de 2015 para pedir que los derechos fundamentales de estos niños y niñas sean respetados.

COLOMBIA
Tdh ha comenzado, en septiembre a registrar a los niños y niñas que provienen de comunidades indígenas de Ecuador y en situación de migración en riesgo en la ciudad de Bogotá. A la vista de esta investigación hemos puesto en marcha un proyecto de protección para esta población que se inició en 2016.

MALI
Para ayudar a los niños y niñas migrantes no acompañados de la región de Mopti y desde 2015, en Tombuctu, Tdh revisa con el Ministerio de la Promoción de la Mujer, de la Infancia y de la Familia en Bamako las leyes y forma a los funcionarios encargados de aplicar estas últimas.

CAMPAÑA INTERNACIONAL DESTINO DESCONOCIDO
Tdh y sus organizaciones hermanadas de otros países reagrupadas en la Federación Internacional Tierra de hombres defienden los derechos de los niños y niñas migrantes y refugiados. Juntos, a través de la campaña Destination Unknown, hemos desarrollado más de 110 proyectos en 48 países, de los cuales más de 400.000 niños y niñas se han beneficiado. Hemos conseguido que se reconozcan los derechos y las necesidades específicas de los niños y niñas en situación de migración las más grandes instancias regionales e internacionales (Unión Europea, Naciones Unidas, etc.).

BENÍN
Después de su trabajo en el corredor de emigración que va del centro de Benín hacia Nigeria, Tdh prosigue su misión sobre el eje costero de las migraciones transfronterizas que unen Ghana, Togo, Benín, Nigeria e incluso Gabón. Hemos colocado a numerosos niños y niñas no acompañados en familias de acogida, hemos trabajado con la policía, jueces y comunidades para que respeten los derechos de estos niños y niñas.


*LAS FAMILIAS EN RUTA DE SIRIA A EUROPA
Intervención de urgencia en la ruta de los Balcanes:
Gracias a dos colaboradores en Serbia y Macedonia, Tdh ha podido poner en pie inmediatamente una acción de urgencia junto a las familias:
-       Espacios de acogida y de escucha
-       Alimentación y bebidas calientes
-       Distribución de kits “invierno e higiene “
-       Información a su llegada

Intervención en Oriente Medio:
-       Protección de los niños y niñas y de sus familias contra los efectos de la violencia
-       Sensibilización de las familias a los peligros del matrimonio precoz y del trabajo infantil
-       Apoyo psicológico y psicosocial, organización de actividades recreativas

Datos:
90.000 niñas y niños migrantes ayudados
29 proyectos ligados a la migración
35.000 familias migrantes apoyadas

Datos generales:
200.000 Niños y niñas migrantes llegaron a Europa en 2015
52 millones de emigrantes y de refugiados en el mundo

25% de los habitantes del Líbano son refugiados

Fuente original: http://bit.ly/2alw4Ie