domingo, 28 de agosto de 2016

Terre des hommes - Explotación laboral

Desde hace varios años, el número de niños y niñas que trabajan ha disminuido. Sin embargo, su número se cifra todavía en 168 millones, de los cuales 85 millones son víctimas de explotación. Estos menores trabajan, desde su más tierna edad, en los campos, en las minas de oro, en las canteras de piedra o en la calle. Otros son víctimas de explotación sexual. Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) ha permitido a estos niños y niñas volver a la escuela o formarse.
En 18 países, Tdh ha reducido la explotación laboral infantil. Ayudamos a los niños y niñas a volver a la escuela y luchamos contra la pobreza dando a las familias la posibilidad de formarse y de ponerse al día. Con las organizaciones locales, las comunidades y el Estado, prevenimos la explotación de los niños y niñas y protegemos a los que ya son víctimas tanto en Asia como en El Oeste de África o en Oriente Medio. 

SALIR DE LA EXPLOTACIÓN HACIA LA ESCOLARIZACIÓN 
En Assiout, en el Alto Egipto, hemos conseguido que 3.600 niños y niñas trabajadores encuentren el camino a la escuela. Estos menores pueden así adquirir los conocimientos y competencias que les preserven de la explotación. Para abrir las puertas de la escuela a estos peques, nuestros trabajadores sociales negocian firmemente con las familias, pero también con las autoridades escolares. Si la escuela es una solución clave para salir de la experiencia laboral, a veces, desgraciadamente es una de las causas. En efecto, el trabajo infantil puede ser debido a las deficiencias de los sistemas escolares que excluyen a los niños y niñas sin papeles. En Mauritania, hemos luchado junto a otras organizaciones para permitir a 966 niñas y niños explotadas como empleadas domésticas para que obtengan sus papeles de estado civil necesarios para acceder a la escuela hasta ahora prohibida. En Pakistán, apoyamos a la organización Flowers que ha integrado a 377 niños y niñas en escuelas informales, que permiten un primer paso hacia la alfabetización antes de llevarlos a la escuela. Por otro lado, desarrollamos las competencias de los menores trabajadores, a través de juegos que refuerzan su autoestima y sus capacidades de adaptación y de resiliencia. Ayudamos también a los niños y niñas a utilizar mejor los servicios estatales o comunitarios existentes. 

UNA DE LAS PEORES FORMAS DE TRABAJO 
La escasez de protección social de los niños y niñas, la discriminación de género o la gran pobreza son el origen de la explotación sexual. En ausencia de horizontes y el gancho de ganar dinero rápidamente, los niños y niñas son empujados a vender su cuerpo. En Haití, ayudamos específicamente a las chicas explotadas sexualmente que viven en la calle a volver a la escuela o emprender una formación profesional. En Nepal, con nuestros colaboradores hemos acogido a las jovencitas y también a los muchachos víctimas de explotación sexual para ayudarles a emanciparse, recobrar la confianza en sí mismos y finalmente salir de la explotación. 

NEGOCIAR LA MEJORA DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO 
Si la escuela o una formación no son posibles, buscamos otras soluciones. Negociamos con los empleadores para mejorar las condiciones de trabajo, la salud y el bienestar de los niños y niñas. Estos son los pequeños éxitos cotidianos que los hombres y mujeres sobre el terreno obtienen a fuerza de persuasión junto a las familias y empleadores. A menudo, son los primeros pasos antes de conseguir éxito. Para proteger mejor a los niños y niñas reforzamos además, las competencias y las capacidades de las organizaciones locales. En India, en Andra Pradesh y Telangana, hemos desarrollado las competencias de 563 profesionales gracias a las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. En Europa del Sureste, hemos lanzado un centro de recursos virtual, el Child Protection Hub (www.childhub.org) . En menos de un año , más de 1.100 profesionales de la protección a la infancia se han adherido. Más de 6.000 personas ponen regularmente al día sus conocimientos accediendo a los recursos documentales, infografías (más de 10.000), vídeos, notas e informes.  
El trabajo de los niños y niñas también puede ser debido a las deficiencias de los sistemas escolares que excluyen a los menores sin papeles”, señala Pierre Philippe, director adjunto en temas de protección y salud. 

PROTEGER A LOS NIÑOS Y NIÑAS VÍCTIMAS DE EXPLOTACIÓN EN LA CRISIS SIRIA
El trabajo de los niños y niñas es consecuencia de la pobreza de sus familias. Los niños y niñas trabajan para sobrevivir ellos y sus familias. En Siria y en los países vecinos que acogen a millones de refugiados, la guerra ha obligado a numerosos niños y niñas a trabajar. Las familias no llegan a cubrir sus necesidades y ponen a los niños y niñas a trabajar para asegurarse un mínimo vital. El trabajo de los menores perpetua el ciclo de la pobreza: los niños y niñas que trabajan hoy corren el riesgo de ser pobres mañana. Nosotros protegemos a los niños y niñas integrándoles  en las actividades semanales y ayudamos a las familias a vivir decentemente gracias a la distribución de bienes de primera necesidad como mantas y calefacción. 

LOS PUNTOS FUERTES DE NUESTRA LUCHA CONTRA LA EXPLOTACIÓN EN 2015

Afganistán
En el distrito de Rustaq, la proporción de niños y niñas no escolarizados es de alrededor del 60%. Los menores son enviados a trabajar muy pronto para cubrir las necesidades de la familia. Tdh acude en ayuda de 4.358 familias de 20 pueblos de la región para mejorar los ingresos  de los cultivos de árboles frutales y pistachos. 

Benín
En el centro y sur de Benín así como en el Estado de Ogun en Nigeria, Tdh refuerza el sistema de protección de los niños y niñas en dificultad. Cerca de 4.400 niños y niñas se han beneficiado de actividades psicosociales, de apoyo directo y de protección en el seno de familias de acogida. 

Colombia
Tdh ha contribuido a reforzar el sistema judicial y ha puesto en marcha políticas públicas que vigilan el interés superior del niño y de la niña. Hemos permitido a los menores víctimas de violencias sexuales hacer oír su voz ante la justicia y luchar contra la impunidad. 

Children win
Los grandes eventos deportivos, como los mundiales de fútbol o los Juegos Olímpicos, pueden tener un impacto considerable en la población local, niños y niñas incluidos. En el marco de la campaña de la Federación Internacional Tdh Children Win, nos involucramos para que los derechos de los niños y niñas sean respetados en todos los campos, antes, durante y después de los eventos deportivos. 

Egipto
En Assiout, Tdh ha permitido a 3.600 niños y niñas trabajadores volver a la escuela. Hemos mejorado además, las condiciones de vida de sus familias procurándoles un apoyo financiero y sensibilizando a las comunidades locales en los derechos de la infancia y en la manera de actuar para proteger a los menores. 

Haití
Tdh ha protegido a las niñas en situación de  la calle en Puerto Príncipe en colaboración con Sofalam, una asociación local. 50 niñas han podido regresar con su familia, 43 han vuelto a la escuela y siete han hecho cursos de estética y han abierto en la asociación un salón de belleza gracias a nuestro apoyo financiero. 

India
En Andhra Pradesh y en Telangana, casi todos los niños y niñas salvados de las garras de la explotación son llevados a instituciones. El 62% de ellos pasan más de un año antes de encontrar a su familia o de abandonar el establecimiento. Tdh, ha trabajado estrechamente con el gobierno y la sociedad civil y el 75% de los niños y niñas admitidos en las instituciones en 2015 se reunieron con sus padres durante el mismo año. 

Mauritania
Tdh se ha hecho cargo de 7.718 niñas y niños que trabajan como empleadas domésticas, en casas particulares en las nuevas comunas de Nouakchott y en cinco lugares de Rosso. Para ayudar mejor a estos niños y niñas hemos formado a 450 actores de 180 asociaciones, 120 responsables pedagógicos y 54 miembros de comités de vigilancia y alerta de los seis sistemas de protección comunal. 

Moldavia
Tdh ha formado a cerca de 2.500 profesionales locales para reconocer a los niños y niñas víctimas de negligencia, violencia, discriminación o explotación y protegerles. Hemos abierto 53 ludotecas (espacios socio-educativos) en las zonas rurales para que los niños y niñas más vulnerables tales como los romaníes que son los menos aventajados socialmente y económicamente puedan integrarse mejor. 

Palestina
El trabajo de niños y niñas es frecuente en situaciones de crisis. En Palestina, el 24% de los niños y niñas no escolarizados trabajan. La situación de estos menores a veces a penas tienen nueve años, es particularmente difícil. Tdh ha ayudado a 165 niños y niñas a reintegrarse en la escuela o en centros de formación profesional. 

Nepal
En los distritos de Katmandu y Lalitur, Tdh ha retirado a 587 niños y niñas de la explotación sexual. Además, hemos permitido a 175 chicas y 7 chicos que hasta entonces habían sido víctimas  de explotación sexual con fines comerciales, formarse.

Datos de Tdh:
170.000 niños y niñas protegidos de la explotación
18 países de intervención
32.000 educadores, tutores y animadores formados en protección a la infancia

Datos generales:
El 44% de los niños y niñas que trabajan tienen menos de 11 años
85 millones de niños y niñas son explotados en el mundo
17 millones de niños y niñas trabajan como empleadas domésticas

Fuente original: http://bit.ly/2alw4Ie