domingo, 3 de julio de 2016

Nuevo estudio sobre el trabajo de los niños y niñas en la crisis siria

Con ocasión del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, Terre des hommes –Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) publicó un nuevo estudio sobre el trabajo de los niños y niñas víctimas de la guerra de Siria.
El trabajo infantil aumenta cada vez más en Siria y en los países vecinos. El fenómeno ha alcanzado una amplitud alarmante. En Jordania, el 84% de los empleadores interrogados por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) indican haber contratado a menores en el transcurso de los dos últimos años. Al vivir en una pobreza extrema, las familias de refugiados sirios no pueden elegir más que enviar a sus niños y niñas a trabajar para hacer frente a sus necesidades.
El conflicto persiste, los refugiados han vendido ya sus objetos de valor y visto hundir sus economías. A menudo no tienen derecho a trabajar y cualquier infracción constatada es severamente sancionada. Las organizaciones de apoyo han reducido su ayuda alimentaria por falta de apoyo financiero suficiente por parte de la comunidad internacional. En este precario contexto, los niños y niñas incluso los más jóvenes llegan a ser el principal apoyo de su familia.
«Nosotros trabajamos para cubrir las necesidades de nuestra familia para pagar el alquiler y ayudar a nuestros padres. Los alquileres son demasiado elevados y necesitamos también comida y ropa», explica un grupo de jovencitas establecidas en Jordania«Mi padre ha muerto en Siria y mi hermano de 15 años, como primogénito de la familia se ha visto obligado a ocuparse de nosotros», cuenta por otro lado un joven sirio, interrogado en Serbia.
La mayoría no acude a clase desde hace mucho tiempo. Lo que es gravísimo pues la escolarización constituye un elemento decisivo para combatir el trabajo infantil, subraya el estudio«La comunidad internacional debe comprometerse sin más esperas: es su responsabilidad dar a estos menores una perspectiva que les permita sobreponerse al sufrimiento y a la miseria que han vivido. Los niños y niñas no deben pagar el precio de la locura de los adultos; deben poder vivir su infancia, estar protegidos, ir a la escuela », exclama  Vito Angelillo, director general de Terre des hommes.
El estudio titulado «Nosotros luchamos para sobrevivir» ha sido realizado desde mediados de 2014 a abril de 2016 por Tdh Alemania en colaboración con Tdh Lausanne, Tdh Italia y Tdh Holanda así como sus colaboradores sobre el terreno

Crédit photo: © Tdh / Ollivier Girard
Fuente original: http://bit.ly/29fpEg8