martes, 21 de junio de 2016

Los actores claves del desarrollo y del humanitarismo cuestionaron su funcionamiento en la Cumbre Humanitaria Mundial

El  23 y  24 de mayo de  2016 tuvo lugar la primera Cumbre Humanitaria Mundial, convocada por el Secretario General de las Naciones Unidas, M. Ban Ki Moon, para organizar una colaboración internacional en favor de la acción humanitaria.
La actualidad nos muestra lo esencial de esta iniciativa. «La situación de millones de víctimas en el mundo es muy preocupante y las perspectivas de futuro son también muy inquietantes», subraya Steven Fricaud, responsable del sector Urgencias y crisis humanitarias de Tierra de hombres - Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia).
Preocupación constante  
El número de conflictos y de ataques sobre las poblaciones civiles está en aumento constante. Algunos conflictos perduran en el tiempo y crean situaciones insostenibles para la población. El cambio climático y las catástrofes naturales tienen también impacto directo sobre la población más vulnerable y sobre los sistemas más frágiles. Como mayor organización suiza de ayuda a la infancia, Tdh concentra sus esfuerzos en los niños y niñas que representan el 50% de las personas vulnerables en las crisis humanitarias
Compromiso político de los Estados  
Aunque una mayor parte de estas situaciones graves son de orden político, parece claro que los Estados no alcanzan a prevenir o a poner fin a estas crisis«La acción humanitaria no puede ser un sustituto de la inacción polític », recuerda  Steven Fricaud. «Es importante recordar la gran responsabilidad de los Estados en la puesta en marcha del derecho internacional y la importancia del respeto a los principios humanitarios», añade.
Tdh hace un llamamiento para renovar el compromiso a favor de la prevención y de la resolución de crisis. La asistencia y la protección de las poblaciones afectadas por la crisis es trabajo de todos: políticos humanitarios y también actores del desarrollo y actores económicos.
Un ecosistema humanitario diversificado   
«Nosotros colaboramos para la instauración de un ecosistema humanitario diversificado centrado en las poblaciones, estructurado por los principios humanitarios». Steven Fricaud, rodeado de otros colegas de Tdh, estuvo presente en la Cumbre Humanitaria Mundial para defender nuestras proposiciones, de las  cuales mostramos unos breves extractos:
  • Este ecosistema debe estar hecho para prevenir las crisis y poner fin a los conflictos sobre todo con un mayor compromiso político de los Estados frente a situaciones de fragilidad y de crisis;
  • Este ecosistema debe además potenciar la subida de los actores locales;
  • Este ecosistema debe superar la brecha que hay  entre las acciones de desarrollo y de urgencia humanitaria;
  • Este ecosistema debe vigilar para privilegiar la diversidad y la complementariedad de los actores. Reforzar el papel de los nuevos actores en las situaciones de crisis, como las empresas y favorecer las colaboraciones son las posturas primordiales.
Fuente original: http://bit.ly/28PInNp