jueves, 23 de junio de 2016

De los centros de tránsito a las relocalizaciones a largo plazo: Tdh se adapta para responder mejor a las necesidades de los niños y niñas refugiados.

La situación  migratoria  en los Balcanes ha evolucionado considerablemente desde principios de 2016. El cierre de la ruta de los Balcanes después del acuerdo entre Turquía y la Unión Europea han creado nuevos cambios para los miles de niños y niñas refugiados y sus familias que de la noche a la mañana se han encontrado bloqueados en Serbia, Macedonia o Grecia.
«El cierre de las fronteras ha creado una presión psicológica inmensa en estas personas que piden protección internacional», nos cuenta Martin Morand, responsable de los programas de urgencia de Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) para Europa del Sur.
Nuestro trabajo para proteger a los niños y niñas refugiados
En Serbia:
Desde octubre de 2015, trabajamos en el centro de tránsito de Adasevci, cerca de la frontera croata y más recientemente en él de Subotica, cerca de la frontera húngara. Nosotros organizamos actividades recreativas para los niños y niñas, ofrecemos un apoyo psicológico a quien lo necesita y les proponemos información de orden jurídico. Después de varios meses de inmovilidad forzosa hemos adaptado nuestra distribución de bienes de primera necesidad a las necesidades de las familias y así abastecerles de pijamas calientes, chandales, ropa de cama y almohadas.
El cierre de las fronteras empuja a los emigrantes a depender de contrabandistas para continuar su camino. Esto engendra un aumento del número de personas que pasan por Belgrado donde hemos empezado con actividades en el centro para refugiados de Miksaliste a principios de abril. Se ha arreglado un  rincón  para las mamás y sus bebés y se han organizado talleres creativos en atención a los jóvenes.
Se han distribuido 140.000 artículos de higiene y ropa.
37.700 niños y niñas  y sus padres se han beneficiado de actividades recreativas.
Se han llevado a cabo 13.800 sesiones de primera asistencia psicológica.
Actividades en Serbia y en Macedonia de septiembre de 2015 a mayo de 2016.
En Macedonia:
Nuestros equipos trabajan 24/7 en el centro de tránsito de Tabanovce, cerca  de la frontera  Serbia. Hemos arreglado un espacio dedicado a los niños y niñas y a las mamás. Les distribuimos bienes de primera necesidad tales como toallas, mantas, kits de primeros cuidados, fruta y alimentos de calidad para los niños y niñas. Hemos empezado las actividades educativas en las que participan 90 niños y niñas cada día para remediar la falta de educación, que resulta de la duración de la estancia que se prolonga más de lo previsto en el centro.
Desde marzo nuestros especialistas han llevado a cabo cerca de 1.000 sesiones de primera asistencia psicológica y Cruz Roja refiere la asistencia a más de 600 refugiados por razones médicas.
En Grecia:
Hemos trabajado en el campo de Idomeni en la frontera con Macedonia hasta que ha sido recientemente evacuado. Desde principios de mayo, trabajamos en dos campos oficiales: Petra Olimpou, cerca de la ciudad de Katerini, y en el Puerto de Tesalonica. Nuestros equipos, cada uno está compuesto de un psicólogo, de trabajadores sociales y de intérpretes.
Organizamos actividades recreativas en nuestros espacios dedicados a los niños y niñas y les ofrecemos apoyo de urgencia y consejos. Al contrario de la falta general de información que se les da a los refugiados, nosotros informamos a las familias sobre la protección a la infancia y sobre sus derechos. También distribuimos bienes de primera necesidad como artículos de higiene, kits para bebés, ropa, zapatos, mantas y otros artículos según las necesidades.
*Sobre el terreno Terre des hommes trabaja con colaboradores locales: Novi Sad Humanitarian Centre en Serbia, Open La Strada en Macedonia, et ARSIS en Grecia. Foto: © Tdh / Peter Käser
Fuente original: http://bit.ly/2905bLR