sábado, 26 de marzo de 2016

¿Cómo los niños y niñas refugiados sirios retoman el curso de su vida?

Desde el comienzo de la guerra en Siria, más de 4,3 millones de personas han buscado refugio en los países vecinos de la región. La mitad de ellos son menores. Arrancados de su casa, de su escuela, de sus amigos, estos niños y niñas se encuentran  desamparados.
«Para que un niño o niña se sientan seguros necesitan una rutina y referencias», explica Maria Bray, consejera en protección y apoyo psicosocial de Terre des hommes - Lausanne (Tdh - Ayuda a la infancia). Sin embargo miles de ellos han
visto romperse su día a día. Desplazados o refugiados de la guerra, estos niños y niñas viven en tiendas de campaña con su familias a los que les queda todavía una familia.  
Descolarizados, muchos son los que deben trabajarAlgunos muchachos recogen basura para reciclar, otros rellenan bidones de agua para conseguir un poco de dinero. Dos hermanos trabajan de sol a sol en una fábrica de pollos. En cuanto a las jovencitas, corren el riesgo de ser casadas, los padres a veces no pueden
asumir una boca más para alimentar.
Desde hace cinco años, Tdh ayuda a los niños y niñas en medio de la crisis: en Siria, Líbano, Jordania, Egipto y a lo largo de su peligrosa ruta a través del Mediterráneo.
Las actividades de Tdh ofertadas a los niños y niñas refugiados o desplazados recrean el entorno protector que han perdido y les permiten tener una cierta estabilidad.
Gracias a las actividades lúdicas y psicosociales, entre otras, los niños y niñas expresan sus emociones y comparten con
otros compañeros o incluso con sus padres y madres.
En Siria, los niños y niñas gravemente afectados que sufren de traumas psicológicos, son identificados por nuestros trabajadores sociales y remitidos al médico psiquiatra.

Ayudad también a los niños y niñas desamparados. Enviad un donativo ahora Gracias de todo corazón.
Fuente original: http://bit.ly/1UtrgoU