lunes, 29 de febrero de 2016

Tierra de hombres protege a menores víctimas de explotación en Burundi

Tdh-España desarrolla un proyecto de protección y reinserción de las niñas y niños trabajadores domésticos víctimas de violencia y explotación en Burundi.
Concretamente, el proyecto se desarrolla en las provincias de Kayanza, Gitega y Ngozi, y en cinco comunas de Buyumbura Mairie. Estas son las principales zonas de procedencia de menores que migran en busca de una mejor vida y que, sin embargo, acaban siendo empleados domésticos sin protección ni garantía alguna del respeto de sus derechos.
En Burundi hay alrededor de 19.000 menores empleados del hogar, de los cuales un 60% son niñas. Viven explotados bajo horarios extremos y salarios ínfimos, y a menudo no tienen acceso a los servicios básicos de salud. El problema empeora al no existir en el país un sistema centralizado de identificación de la infancia en situación de riesgo. La identificación, si ocurre, se realiza de manera independiente, indirecta y circunstancial.
Por este motivo, el principal objetivo de Tierra de hombres es mejorar la protección de estos niños y niñas, reforzando las competencias de los Comités de Protección de la Infancia para que puedan acompañar y proteger a los menores en riesgo de movilidad o en situación de movilidad. Además, se reintegra a las víctimas de explotación doméstica en la sociedad asegurando su acceso a los servicios básicos de salud y educación.
Para ello, se llevan a cabo numerosas actividades entre las que se encuentran la realización de varios talleres de sensibilización sobre la protección de los derechos de la infancia, la movilidad de riesgo y su prevención; representaciones teatrales a nivel comunitario; distribución de 1.500 kits de material escolar al inicio de cada curso escolar;  alfabetización y re-escolarización de niños y niñas en edad escolar, y formación y prácticas profesionales para adolescentes.

Gracias a este proyecto, tras un periodo de 2 años, 2.700 niñas y casi 2.000 niños han puesto fin a sus precarias condiciones de vida y sus derechos de infancia están siendo respetados. 
Fuente original: http://bit.ly/1oTs3SI