viernes, 15 de enero de 2016

Ecuador - Sensibilizar a las comunidades en materia de protección a la infancia

Con el fin de reducir los casos de niños y niñas explotados, víctimas del tráfico o de abusos así como para minimizar los riesgos ligados a la migración de los jóvenes, Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) puso en marcha a principios de 2015, un proyecto de prevención y sensibilización en Ecuador. El objetivo es crear un entorno protector en la seno de las comunidades autóctonas del cantón de Cotacachi, situado al norte del país. Para conseguirlo, es necesario responsabilizar a las comunidades en materia de prevención y de protección a sus niños y niñas y sensibilizarles en la cuestión de la trata y de la explotación de estos últimos.
Sensibilizar sobre los derechos de la infancia
Han tenido lugar numerosas actividades de prevención en las comunidades del cantón de Cotacachi: teatro, talleres de música, así como la organización de un campamento  que reagrupa a un centenar de niños y niñas de las cuatro comunidades del cantón. En este campamento los niños y niñas han participado en actividades lúdicas que tratan sobre los derechos de la infancia, la violencia doméstica y el trabajo infantil.
La Unión de las organizaciones de los campesinos y de los indígenas de Cotacachi (UNORCAC), líder de la organización política en la región es un aliado importante del proyecto. Su “Comité de juventud “ ha preparado también el material pedagógico y de sensibilización utilizado en las actividades comunitarias y durante el campamento.
Prevenir los riesgos de la emigración  
El «Comité de la juventud » de l’UNORCAC también ha creado un grupo de teatro, llamado   Napash Purina. Este último se ha interesado sobre todo en los temas ligados a la trata y a la explotación laboral infantil.
El grupo ha producido un anuncio de radio (en español y en lengua quechua) hablando de los riesgos de la migración con fines profesionales. Difundido en una radio local, el anuncio tiene como objetivo sensibilizar a la población sobre la problemática de la explotación laboral infantil.
Después del anuncio de la radio, Carlos, 19 años, nos cuenta: «Yo nunca aconsejaría a otros jóvenes marchar con los traficantes. El trabajo con ellos es muy duro, te engañan pues no te pagan, te arrojan a la calle cuando no cumples lo suficiente. Y es muy duro encontrarse tan sólo” . Carlos ha sido víctima de explotación de los 14 a los 17 años en Sao Paolo en Brasil.
Crear un entorno protector
A través de acciones de ayuda mutua, Tdh trabaja en la puesta en marcha de una red de acogimiento para los niños y niñas que reagrupa a la vez a las estructuras estatales, tradicionales y de la sociedad civil.
El establecimiento de un entorno protector en el seno de las comunidades autóctonas permite:
- La
prevención de la migración de riesgo en los lugares de origen.
- La
protección de los niños y niñas en situación de emigración en los lugares de destino.
-
Y facilita la reinserción de los menores en una situación más estable tanto en los lugares de origen cómo de destino.
Fuente original: http://bit.ly/1SSxzQt