martes, 29 de diciembre de 2015

Tdh sigue con sus esfuerzos a lo largo de la ruta que recorren los refugiados

A la vista de los juguetes y de las sillitas de colores, los niños y niñas se precipitan hacia la caravana de Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia), instalada en la frontera serbocroata. Hadi, pequeño sirio de 4 años, aprovecha para enseñarnos su chaqueta cuya cremallera está rota. La joven psicóloga le ha dado un nuevo abrigo. Hace diez días que él viaja con su familia. El padre pregunta si Alemania queda lejos todavía. Después de un rato de tranquilidad y juegos, la familia prosigue su camino más relajados.
Entre octubre y noviembre de 2015, Tdh y sus colaboradores locales  (Open Gate La Strada en Macedonia y, Novi Sad Humanitarian Centre en Serbia) han aportado una ayuda de urgencia a las miles de familias que atraviesan las fronteras de Europa.
Ropa de abrigo para resistir las bajas temperaturas 
En los Balcanes, el frío es más intenso cada noche y algunos niños y niñas a penas están abrigados. La distribución de ropa de abrigo es esencial para ayudar a los refugiados a
afrontar el invierno y las difíciles condiciones del viaje.
Los equipos colaboradores de Tdh han distribuido más de 6.000 ropas de abrigo, dando prioridad a las mujeres embarazadas, a las que están en el periodo de lactancia y a las que viajan con niños y niñas de corta edad. Zapatos, mantas, abrigos de invierno y de agua, gorros, calcetines y guantes es lo que les falta sobre todo a las familias en ruta.
Artículos de higiene para madres, jovencitas y bebés
Se han distribuido más de 6.500 artículos de higiene para mujeres, jovencitas, niños y niñas. Estos artículos han cubierto necesidades de higiene personal tales como compresas higiénicas, ropa interior para mujeres y para niños y niñas, pañales y toallitas limpiadoras para bebés, jabón y mochilas para transportarlo todo.   
Un espacio reconfortante con juegos y apoyo psicológico
En la caravana de Tdh, los niños y niñas encuentran juguetes que les permiten escapar, durante un rato, a la dura realidad del viaje. Las madres, a menudo cansadas, pueden sentarse en un rincón dispuesto para ellas. Ellas descansan, dan de mamar y cambian a su bebé. 
El personal de Tdh está compuesto de psicólogos y de trabajadores sociales cualificados. Desde octubre, cerca de 400 consultas de primeros auxilios psicológicos han sido dispensadas a madres ansiosas por sus niños y niñas. 
No hay que cruzarse de brazos, hay que ayudar primero 
Tdh continúa aportando una ayuda humanitaria esencial a miles de familias en ruta. Gracias a su unidad móvil y a su caravana, los equipos son muy flexibles y pueden intervenir allá donde se desplacen las necesidades. 
Por otro lado, se ha decidido trabajar en el albergue 24h/24. En efecto, las actividades deben seguir a todas horas tanto del día como de la noche, a fin de que las madres y sus hijos e hijas que desembarcan en plena noche en las fronteras serbias y macedonias, puedan también encontrar un apoyo psicológico y material. 
Fuente original:http://bit.ly/1NOtVUk