lunes, 14 de diciembre de 2015

Líbano - Las familias “que han quedado atrás”, viven una pesadilla

La crisis de los refugiados y de los emigrantes se extiende por todo Europa. Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) suministra asistencia a miles de niños, niñas y familias que pasan la frontera por los Balcanes. Al mismo tiempo, Tdh ha reforzado su acción en Oriente Medio para ayudar a las poblaciones afectadas por el conflicto sirio. En el sur del Líbano, cientos de familias cuyos padres y madres, adultos jóvenes, niños y niñas parten hacia Europa, encontrándose separados y deprimidos. Una madre “dejada atrás” cuenta la trágica historia de su familia al equipo de trabajadores sociales de Tdh. 
«El pasado mes, mi marido decidió partir hacia Europa, él marchó con Samir*, nuestro hijo de seis años. Yo me quedé en Tyr con los mayores, mi hija y mi hijo. Era más fácil para mi marido viajar solo con nuestro hijo menor. Enseguida, una vez que hubieran llegado a Suecia yo habría podido alcanzarles con el resto de la familia.
Hace 15 días embarcaron de noche, en un barco hinchable desde las costas turcas a las griegas. La embarcación zozobró con la estela de un carguero y se hundió. Mi marido agarraba muy fuerte a Samir contra él pero lo perdió en el mar. Los supervivientes fueron socorridos por los guardacostas griegos. Ahora mi marido está en Grecia. No se cree que nuestro hijo esté muerto. Está afectado psicológicamente. Recorre la costa buscando a Samir en el mar. Ahora está ingresado en un hospital psiquiátrico.
Todo lo que quiero ahora es el cuerpo de mi hijo. Quiero enterrarlo aquí. Yo no sé que decir a mi marido, tengo miedo de su reacción cuando comprenda que Samir ha muerto”.
Niven Bedawi, trabajador social experimentado del equipo de Tdh en Tyr, al sur del Líbano, cuenta la siguiente historia. «Estos son refugiados palestinos de Siria. Han abandonado su casa y huido de la guerra hace tres años para instalarse aquí en un campo de palestinos. Son los más pobres entre los pobres. El padre ha pedido prestado una gran cantidad de dinero (4.000CHF) para poder pagar su viaje a Europa. Ahora la familia está rota y no tienen ningún ingreso. La joven hija continua yendo a la escuela pero el chico se ha descolgado y corre el riesgo de querer partir él también. Primero vamos a ayudar a la familia y luego intentaremos repatriar el cuerpo del muchacho
Mohammad Kaddoura, responsable del proyecto Tdh, confirma que cada vez hay más familias separadas en esta pequeña región del Líbano y también en las comunidades de refugiados en Siria y en Palestina. «Todo el mundo quiere partir a Europa, venden todo lo que tienen e intentan buscar fortuna. Generalmente una parte de la familia se queda aquí, mientras que algunos de ellos marchan a Austria, Alemania o Suecia esperando poder reunir a la familia unos meses más tarde. Los miembros de la familia que son “abandonados” hacen frente a una situación deplorable. Los padres de familia y los jóvenes adultos no están ya para protegerles y llevar dinero para el alquiler o para la alimentación. Desde este verano, hemos registrado decenas de nuevos casos en riesgo como los de arriba”.

Tdh asiste a los refugiados en el Líbano desde 2009. La intervención de urgencia de Tdh en el marco de la crisis siria comenzó en 2012 y proporciona servicios de ayuda cada año a más de 20.000 personas afectadas por el conflicto. http://www.tdh.ch/fr/countries/liban
*El nombre ha sido cambiado para proteger el anonimato.
Fuente original: http://bit.ly/1SXsDaW