martes, 8 de diciembre de 2015

Haití - La sonrisa recobrada de Mirlaine cinco años después del seísmo

Mirlaine y su madre lo perdieron todo durante el seísmo de enero de 2010. Su casa, agrietada, amenazaba con desmoronarse. Ellas encontraron refugio en el campo de Piste en Delmas a las afueras de Port-au-Prince. Allí es donde la vida de Mirlaine se hundió completamente, antes que Tierra de hombres – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) se hiciese cargo de ella.
Cuando todo estaba oscuro para Mirlaine
Después del seísmo de 2010, más de un millón de haitianos se encontraron sin refugio. La población, desplazada a campos con tiendas de campaña, corría riesgo y a menudo era víctima de violencia. Mirlaine figura entre estas víctimas. En el campo donde ella vivía con su madre, fue violada. Traumatizada por esta violencia la jovencita siente que su cuerpo no le pertenece ya. Ella comienza a venderse para sobrevivir. Cae embarazada, su madre no acaba de aceptarlo. Así, el conflicto obliga a Mirlaine a marcharse a un campo vecino. No volverá a ver a su madre durante varios años. Cuando nuestro equipo local se hizo cargo de ella, Mirlaine vivía de la prostitución. Tenía ya tres niños de padres diferentes.
Los reencuentros
Tdh trabaja en colaboración con SOFALAM, una asociación para la reinserción social de chicas en situación de calle. Léonne Belisaire, vice-presidenta de dicha asociación es la que consigue convencer a la joven adolescente para seguir el proceso de reintegración. Mirlaine es conducida por el equipo de SOFALAM al campo donde vive su madre. Pero ella no quiere recibirles. Son precisas varias visitas de los trabajadores sociales y un largo trabajo de persuasión y de sensibilización en los derechos de la infancia para que la madre de Mirlaine acepte acogerla de nuevo en su familia. 
Una nueva salida para Mirlaine

Después de su reunificación, Tdh ha dado a la familia un apoyo financiero para montar un pequeño comercio y alquilar una casa. Una vida familiar reencontrada. Mirlaine desearía ardientemente regresar a la escuela para retomar su vida allá donde ella la había dejado antes del seísmo.
Fuente original: http://bit.ly/1lMD9Hh