miércoles, 11 de noviembre de 2015

Palestina - Personas bondadosas

Amila Basic trabaja con Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) en el campo de la filantropía. Lo que significa que está constantemente buscando fondos para cubrir los presupuestos de los diferentes proyectos de la organización. Esta vez aquí, en Palestina, está en el punto de mira para poner en marcha distintos proyectos. Para hacer esto, ella ha ido una semana a la franja de Gaza y a Cisjordania. Aquí, nos confía su relato extraído de su agenda de viaje.
Franja de Gaza y su muro de seguridad
Con el jefe de la delegación en Palestina, Joseph Aguettant, primero hemos puesto rumbo a la franja de Gaza. Esta región situada en la costa sureste del Mediterráneo, ha sido ocupada militarmente desde 1967 hasta 2005 por Israel y actualmente todavía la entrada en este territorio está estrictamente controlada por el ejercito israelí. Solo con una autorización especial las autoridades aduaneras de Israel se permite cruzar tomando la única vía legal: el punto de control de Erez en el norte de Gaza. Como la franja de Gaza además está rodeada de un muro de seguridad, a menudo se le considera como la mayor prisión a cielo abierto del mundo. Comprende una población de 1,8 millones de habitantes, de los cuales el 60% son menores de 18 años.  
Alegría y vitalidad a pesar de los conflictos
Durante dos días enteros he podido acompañar a la delegación por proyectos como la lucha contra el trabajo infantil y la reintegración de los que han abandonado la escuela o también el control de las instalaciones de aprovisionamiento de agua y sanitarios en las escuelas de Gaza. Los escolares estaban alegres y llenos de vida, a menudo son los más mayores los que no cogen el aire. La directora de la oficina de Gaza, Dra Khitam Abu Hamad, decía que cuando se es un niño o niña de 11 años en Gaza tienen ya tres guerras detrás de si. Esto solo puede tener efectos directos sobre el desarrollo físico y psíquico de los niños y niñas.
Para las familias afectadas por los 51 días de guerra y que han perdido su casa y sus ingresos, Tdh también ha puesto a su disposición material en el marco del proyecto de abastecimiento de medios de subsistencia de manera que puedan poner en marcha  sus pequeños comercios. Yo he tenido suerte, en cada visita me entrevisto directamente con los beneficiarios de estas ayudas y les planteo preguntas.

Tratar con mucha bondad y esperanza

El último día hemos abandonado la Franja de Gaza y tomado la ruta para visitar un último proyecto de justicia juvenil en Hebrón que interviene principalmente a favor de los derechos de los niños y niñas en conflicto con la ley. En los locales de una organización colaboradora, hemos tenido igualmente la posibilidad de interactuar con los niños y niñas que sobre todo a través de actividades teatrales, pueden recrear acciones de la vida corriente y expresar sus ideas.
Los colaboradores sobre el terreno están prestos a tratar de conseguir con mucha bondad y esperanza un futuro mejor para ellos. A la vista de la falta de perspectivas en Palestina, le he preguntado a Khitam si nuestros proyectos tienen sentido. Con gran convicción, me dice que toda inversión en un niño o una niña tiene un efecto duradero, incluso en un contexto de conflicto como el de Palestina e Israel.
Este viaje ha reforzado de nuevo mi confianza y mi motivación en todos los proyectos. Continuaré invirtiendo en la búsqueda de fondos para apoyar las actividades en Palestina. Para ayudar a estos niños y niñas, podéis hacer un donativo aquí.
Fuente original: http://bit.ly/1MBBheJ