viernes, 1 de mayo de 2015

Jordania: «La vida se ha vuelto todavía más difícil.»


En octubre de 2014, Banan Al Jarah conoció a un grupo de medios de comunicación  suizos que acompañaban al cantante Bastian Baker durante su visita a Jordania
- Hemos preguntado a la colaboradora de Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) cómo ha evolucionado la situación en el norte de Jordania después de esta visita.
La vida de las familias de refugiados ha llegado a ser todavía más difícil, la falta de fondos de las organizaciones de ayuda y la interrupción de los servicios gratuitos que procuraban las autoridades jordanas son los elementos suplementarios que se añaden a los demás problemas. Muchas de las familias habían huido a los campos porque las condiciones de vida eran muy difíciles. Ahora deben regresar para registrarse oficialmente. Tener los papeles al día les permite recibir alimentos y asistencia médica.
- En octubre, contasteis la historia de una madre y de sus cuatro hijos a los medios de comunicación: el marido había muerto durante un bombardeo, el hijo mayor era buscado por la policía siria, la hija más joven había sido herida en las piernas y debía ser llevada a cuestas por la madre. Llevaban diez días viajando cuando Tierra de hombres le recogió en Jordania
Sí, actualmente seguimos ocupándonos de esta familia. Ahora viven en el campo de Zaatari donde el niño es atendido en el hospital. Cuando llegaron, les dimos lo esencial: alimentos y ropas. Era primordial que la madre fuera visitada por un psicólogo que le integrase en un programa para descargar su estres y encontrar la fuerza necesaria para ocuparse de ella misma y de sus niños y niñas. También hemos ayudado a la familia a registrarse en el Comisariado de las Naciones Unidas para Refugiados.
- Vosotros os enfrentáis diariamente a las condiciones de vida de los refugiados. ¿Cómo lo viven, particularmente los niños y niñas?¿Los nuevos recién llegados encuentran un lugar para comenzar una nueva vida?
La vida en las comunidades cada vez es más difícil para los refugiados. Ellos no pueden trabajar pues obtener un permiso de trabajo es casi imposible y muy caro. Pero muchos refugiados trabajan ilegalmente porque las ayudas de las organizaciones internacionales y de la ONU no son suficientes. Pero no se trata solo de los adultos. Los niños y niñas también trabajan para ayudar a la supervivencia de su familia. En algunos casos se encuentran en situaciones de explotación, trabajan en condiciones peligrosas y durante demasiadas horas al día 
- ¿Es tolerado el trabajo clandestino?
No. Las autoridades han redoblado sus esfuerzos para identificar a los refugiados en situación ilegal (sin papeles y sin domicilio registrado) y les devuelve a los campos. De todas formas, todos los que llegan ahora a la frontera son enviados automáticamente a los campos.
- A pesar de todo, un refugiado de cada seis como máximo se encuentra en un campo oficial.
Es cierto. Algunos de los que están aquí desde hace tiempo viven en tiendas, como los nómadas. Forman parte de los más pobres y vulnerables y cambian de lugar regularmente para encontrar trabajo. La mayoría de los refugiados comparten su alojamiento con varias familias. En los casos más graves, sobre todo en las grandes ciudades, viven en sótanos, sin ventanas, sin ventilación sin agua ni sistema de evacuación a veces incluso en medio de ratas.
- ¿Cómo se financian las personas refugiadas?
A menudo, los refugiados deben vender sus bienes y efectos personales (joyas e incluso muebles si han podido traerlos) para poder pagar su alquiler, no es raro ver familias que no tienen ningún mueble incluso ni un colchón para dormir.
- ¿Al menos, veis perspectivas de futuro para los refugiados ?
Actualmente, es muy difícil imaginar alguna mejoría. La situación de las familias acogidas por Tdh podría llegar a ser peor.
- ¿A pesar de todo, pensáis aportar una contribución positiva?
Sí. Mis colegas de Tdh y yo intentamos atender a los más vulnerables y conseguirles situaciones un poco mejores pero que están lejos de ser aceptables. Por ejemplo, hemos podido distribuir mantas y alimentos durante la ola de frío de enero lo que ha permitido a algunos niños y niñas tener un poco menos frío, pero no calor. El matiz es importante. No tenemos medios para hacer más.
- ¿Cuáles son los próximos objetivos de Tdh al norte de Jordania?
Vamos a trabajar particularmente con los niños y niñas víctimas de las peores formas de trabajo o violencia. Es importante para Tdh poder identificar a estos menores y aportar un cambio real en su vida, porque su condición es insoportable.