lunes, 18 de mayo de 2015

Guinea - Kits escolares para volver a dar un futuro a niños y niñas


Aissata vive en una familia de 15 personas. Hace algunos meses el virus del ébola se extendió por la región y se cebó con su familia, matando a sus padres, a su tío y a una de sus tías. La pequeña vive ahora con sus hermanos, sus primos, sus tías y su abuela. Sin embargo, los medios no son suficientes para que los siete niños vuelvan a la escuela. La intervención de Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) ha permitido proveerles de kits escolares, además del apoyo necesario para que puedan proseguir con su educación.
Los estragos del ébola
Aissata tiene 8 años. Hace algunos años su familia tuvo que huir de Liberia y se instalaron en Guinea a causa de la guerra. Pero el pasado octubre, el virus ébola se extendió por la región, matando a sus padres, a su tío y a una de sus tías. «Mi abuela pensaba que la mala suerte había caído sobre nuestra familia », cuenta Aissata que vive ahora con sus hermanos, sus primos, sus tías y su abuela. «La gente en la calle nos evitaba, no querían ni hablarnos ». Además del drama vivido, esta familia ha de hacer frente también a la estigmatización por parte de la comunidad.
Crearse un futuro
Es el primo de Aissata de 25 años, quién se ha visto obligado a asumir el rol de jefe de la familia. Pero lo medios no son suficientes para que los 7 niños puedan volver a la escuela durante su reapertura en enero de este año.
En Guinea, las costumbres generalmente son de no pedir ayuda. La intervención de Tdh ha permitido identificar las necesidades urgentes de esta familia y apoyarles para que vuelvan a retomar el curso de su vida. Los niños han recibido kits escolares que contienen lapiceros, un cuaderno, una goma, una mochila y un uniforme.  «Mi abuela no creía que esto iba a pasar y he visto las lagrimas que caían por sus mejillas cuando yo he recibido el kit para ir a la escuela », explica Aissata. Ella, sus hermanos y sus primos tienen ahora los medios y el material necesarios para regresar a los bancos de la escuela.
Fuente original: http://bit.ly/1Fkw9qo