viernes, 17 de abril de 2015

Siria - Recuperar una parte de la infancia robada


Yaser* tiene cinco años y vive con sus padres y su hermano pequeño de tres años en el campo emirato-jordano (ECJ) desde hace dos años. Su familia se ha visto obligada a huir a Homs, en Siria, a causa de la guerra y el ruido de los aviones de combate sobrevolando sobre su antigua casa asustan siempre a Yaser. Las actividades psicosociales y recreativas organizadas por Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) le han permitido hacer nuevos amigos y le ayudan a sobreponerse a lo que ha vivido.
Las consecuencias de la guerra
Hace dos años que Yaser*, cinco años, vive en el EJC con sus padres y su hermanito Sami*. Su familia, como miles de otras, ha debido huir de Siria a causa de la guerra. Después de largos días de viaje en condiciones muy crudas, han llegado al campo donde viven ahora con otros 5.000 refugiados sirios. Yaser solo tenía tres años cuando su familia abandonó su país de origen, pero el todavía recuerda los aviones de combate que sobrevolaban su antigua casa y él se alegra de no tener que oírlo ahora.
Del respiro frente a la cruda realidad
En el campo, los dos hermanos participan regularmente en las actividades psicosociales y recreativas organizadas por Tdh. «Me gusta sobre todo jugar con otros niños y niñas y aprender nuevas canciones», cuenta Yaser. Toda la familia se beneficia de los efectos positivos del proyecto: «He hecho amistad con otros participantes del programa», explica la mama de Yaser y Sami. Las diferentes actividades permiten a los niños y niñas recuperar una parte de su infancia robada y sobrellevar mejor lo que han vivido. Los adultos también encuentran un pequeño respiro frente a la dura realidad de la guerra y se alegran de ver a sus niños y niñas sonreír de nuevo.
*nombres y fotos ficticios