martes, 3 de febrero de 2015

Tribi, joven peruano de 19 años, canta su historia

-->
Después de haber cometido una infracción, Tribi, joven peruano de 19 años, ha participado en los talleres de reinserción organizados por Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) Perú y se ha comprometido en servicios comunitarios. Gracias a esta intervención, Tribi ha podido salir de esta situación. En colaboración con las autoridades locales, la ONG trabaja en la puesta en marcha de una aproximación restaurativa, opción para los menores en conflicto con la ley.
Cuando Tribi es llevado al puesto de policía de El Agustino, desea asumir la responsabilidad de sus actos y manifiesta la voluntad de reparar los daños causados. Especialistas de la justicia juvenil refieren su caso al equipo de Tdh  Perú. Tribi reconocía haber tenido mucha suerte: los dos amigos con los que se encontraba el día de la infracción han sido detenidos.
Gracias al apoyo de Tdh y de sus padres, Tribi ha tenido “la fuerza de cambiar”. Los cursos de reinserción, así como los consejos ofrecidos por la ONG le han vuelto más maduro: “Yo me agitaba sin cesar en las calles de mi barrio. Ahora, ya no me dejo influenciar por mi entorno. Yo aprendo, estoy ocupado y me siento más maduro. También estudio informática en una escuela.” Los miembros de Tdh le han tratado como uno más de la familia: “Cada vez que necesitaba ayuda, estaban a mi lado para aconsejarme”, nos explica.
Tdh Perú también ha contactado con la víctima con el fin de proponerle la reparación del daño sufrido. En el caso de Tribi, la víctima no quería reparación: “Yo he compensado el perjuicio causado trabajando en los servicios sociales y acudiendo a un hogar del barrio donde viven niños y niñas y personas con una minusvalía”, explica Tribi.
Además de su compromiso en el seno de la comunidad, Tribi ha desarrollado numerosas cualidades que antes las guardaba para él, como el hip-hop. «Yo hablo de mis experiencias, de los cambios en mi vida…He dedicado una canción al proyecto» nos comenta, poniéndose a cantar.