viernes, 6 de febrero de 2015

Protección de menores migrantes no acompañados en África del Oeste


En África del Oeste, precisamente en Bénin, Burkina Faso, Guinea, Mali y Togo, Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) se ha impuesto la misión de reducir los riesgos de movilidad de los menores, sin perder de vista las oportunidades que ella pueda ofrecer. Movilizando Estados, sociedad civil, comunidades y opinión pública, Tdh y sus colaboradores desarrollan todo un sistema de protección de los menores migrantes. Este sistema permitirá no solo asegurar el camino de los menores, desde su salida hasta su regreso a casa, sino también luchar contra la explotación, la trata y el maltrato en contra de los niños y niñas.
El contexto
Fenómeno cultural mayor en África, debido a las difíciles condiciones de vida, la emigración es a veces percibida por los menores y sus familias como una oportunidad de éxito o supervivencia. Los servicios ofertados en su pueblo no les dejan a veces otra elección que partir en busca de un futuro más digno. Desgraciadamente, los Estados generalizan toda emigración a una forma de explotación y no ofrecen toda la protección que los niños y niñas necesitan a lo largo de su recorrido. Sin embargo, los riesgos son numerosos. Muchos de los menores, sometidos, sufren malos tratos físicos y morales, en su lugar de origen, durante el camino y en su destino. Otros, son arrastrados a situaciones de trata y explotación: enrolados como niños soldados, reducidos a la esclavitud, a la servidumbre, a los trabajos forzados, a actividades ilícitas y a la explotación sexual.
Bénin
3.400 menores emigrantes son apoyados por Tdh y su colaborador nacional ESAM. Se trata principalmente de jovencitas togolesas menores de 14 años acompañadas, pero también jovencitas que viajan solas. Estas jóvenes reciben una protección contra los riesgos y violencias que puedan sufrir a lo largo del camino y están acompañadas para un mayor éxito de su viaje y proyectos. Ellas son acogidas y apoyadas en dos centros para menores, en los “Puntos de Esperanza” instalados a lo largo del trayecto y gracias a seis proyectos desarrollados por las comunidades con el apoyo de Tdh para asegurar la durabilidad de este trabajo e implicar a los países en la protección de estos menores, miembros del gobierno y de la sociedad civil así como trabajadores sociales, agentes de las fuerzas del orden y periodistas son sensibilizados en la problemática de la movilidad infantil y formados para saber y poder protegerles. Se lleva a cabo un trabajo de ayuda para concienciar al gobierno en la adopción y puesta en marcha de un modelo nacional de acogida de los menores migrantes.
Burkina Faso
Tdh y su colaborador local AEJTB apoyan esencialmente a las jóvenes emigrantes desde cinco provincias del país hasta las grandes ciudades de Burkina y Mali. Ellas trabajan como empleadas domésticas y desgraciadamente a menudo son víctimas de malos tratos. Tdh acompaña al Estado y a las comunidades para desarrollar un sistema de protección ya presente pero poco aplicado. Para terminar, serán capaces de prevenir los riesgos de la emigración, proteger a las y los menores víctimas de violencia y ofrecerles verdaderas oportunidades: educativas o profesionales. Actualmente, Tdh apoya a las autoridades, a las comunidades y a las familias para saber escuchar a las personas menores y darles consejo y orientación para preparar su futuro: volver a la escuela, formación profesional, montar una empresa. Se ha puesto en marcha una red entre las comunidades y los servicios estatales para seguir y acompañar a las jovencitas que han decidido emigrar, sobre todo con el fin de minimizar los riesgos de violencia que podrían sufrir. Las personas menores que sufren violencia se benefician de un acogimiento psicológico, psicosocial, médico, judicial o jurídico.
Guinea
Tdh, acompañada por la organización nacional Sabou Guinea intervienen junto a 2.800 niños y niñas emigrantes. Estas personas menores la mayoría salen de las zonas rurales hacia las grandes ciudades de Conakry y N´Zerekore. Otras, originarias de los pueblos grandes e incluso de estas ciudades, son atraídas por las minas de oro y de diamantes situadas en el medio rural. Tdh, trabaja en las comunidades para prevenir a las familias y a las autoridades de los riesgos que corren los y las menores emigrantes. Aquí, y sobre su ruta, Tdh localiza a las personas menores vulnerables o víctimas de violencia, las escucha y las dirige para que puedan volver a su casa o a que su proyecto conduzca a algo. Algunas se benefician de un apoyo psicológico, psicosocial y médico. Se les propone a las familias más pobres actividades generadoras de ingresos y los autores de las violaciones de los derechos de la infancia son denunciados a las autoridades competentes. Tdh forma y trabaja en colaboración con las organizaciones nacionales y las estructuras existentes de protección a la infancia puestas en marcha por el estado y las comunidades. 
Mali
2.200 menores emigrantes se van a beneficiar de las actividades de Tdh y de la organización nacional ENDA-Mali. Estos menores abandonan las zonas rurales para dirigirse a las grandes ciudades de Mali o de Burkina Faso. Entre ellos, Tdh apoyará a 300 muchachas de Burkina que parten como empleadas domésticas a Mopti en Mali. Tdh comenzó con este proyecto en junio de 2013. Primero identifica los caminos que emprenden estas niñas, sobre todo gracias a un sistema de alerta puesto en marcha junto al Estado y las comunidades. Dos “Puntos Esperanza” se van a construir en estos caminos. Las menores se podrán refugiar en ellas y recibir consejo, orientación y protección en su proyecto personal así como ayuda médica, psicosocial y jurídica. Tdh acompañará a seis proyectos desarrollados por las comunidades y a 10 clubs de menores, que se encargarán de velar por el bienestar de menores, desde su partida, durante el camino y a su llegada. Gracias al compromiso de los medios y de otras organizaciones, los niños y niñas, las comunidades y los empleadores serán sensibilizados sobre los peligros de la emigración y el riesgo que corre un menor cuando es víctima de la violencia.
Togo
Tdh y su colaborador local ETD apoyan a 8.000 niños y niñas vulnerables o víctimas de explotación. Entre ellos, 2.000 menores provenientes de 12 pueblos de las prefecturas de Vo y Akebou parten hacia las capitales de Lomé en Togo y Accra en Ghana. Tdh sensibiliza a comunidades y a empleadores de las consecuencias nefastas de una movilidad mal organizada. Gracias a las visitas familiares y a las actividades psicosociales para menores, las comunidades, con el apoyo de Tdh localizan a los que planean un viaje, a quienes lo viven o lo han vivido. Las personas menores son escuchadas, aconsejadas para que encuentren soluciones alternativas a su movilidad, en las que están implicados familiares y parientes. Los y las menores que elijen marchar son igualmente acompañados: se les pone en contacto con asociaciones que se encargan de vigilar su protección a lo largo de todo el recorrido. Se encuentran en Lomé, en Accra en los “Puntos Esperanza” donde reciben un apoyo psicológico, jurídico, escolar, médico-social… Tdh apoya a las organizaciones nacionales, al Ministerio de Acción Social, a las instituciones y a las asociaciones comunitarias para desarrollar sistemas de protección a la infancia más competitivos.   
Campaña internacional “Destino Desconocido”
A través de su proyecto regional, Tdh toma parte en la campaña de la Federación Internacional Terre des homes. La campaña internacional “Destino Desconocido” es apoyada por colaboradores que unen sus fuerzas para desarrollar mecanismos de protección a la infancia en movilidad, sensibilizar a la opinión pública y a la sociedad civil en esta problemática y estar a favor de los cambios políticos.
Seguid la campaña en  www.destination-unknown.org.