lunes, 12 de enero de 2015

Nepal - Una campaña importante para poner fin a los aseos a cielo abierto


John Brogan, consejero técnico y sanitario deTerre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia)
Hace un mes, Malatie y Tilak Bhadu, que viven en el Distrito de Saylan en Nepal, han construido con su hijo Dipesh de 7 años, su primer aseo gracias a la ayuda de Cruz Roja Nepa y de Tdh. “Sin aseos no tenemos intimidad pues nuestra casa está cerca del mercado y rodeada de otras habitaciones”, explica Malatie cuyo marido alterna entre la pesca y como obrero agrícola. Después de agosto de 2013, Cruz Roja Nepa y Tdh han movilizado a 1.967 familias en seis de los 47 pueblos de Salyan, para la construcción de aseos sin ayuda financiera exterior. Además, 216 familias muy pobres, registradas por el Comité de Coordinación de Agua y Sanidad han recibido una ayuda financiera de 30 CHF para procurarse material de construcción.
Los aseos son solo una parte de la solución, explica Derko Kopitopoulos, de ECOPSIS (Suiza): “Lo más importante para un buen sistema sanitario es el desarrollo de la capacidad de mantener el sistema en la comunidad, así como un esfuerzo de prevención para evitar volver a utilizar los aseos a cielo abierto”. En este sentido, Tdh se comprometió a compartir sus competencias durante la Jornada Mundial de los aseos.
Una acción llevada a cabo concertada por las autoridades nacionales y regionales y apoyada por la sociedad civil
En Nepal, el Plan Director Nacional «Higiene y Salud » 2011 integra varias estrategias globalmente reconocidas en favor de “las comunidades sin aseos a cielo abierto”. Intentan también, de aquí a 2017, una maximización de los resultados obtenidos  a favor de la “cobertura sanitaria universal”. Una de las estrategias desarrolladas en Saylan es la “Community Led Total Sanitation» (CLTS). Cruz Roja Nepal favorece  la CLTS trabajando con las comunidades locales para desarrollar una aproximación participativa, camino de las acciones que disparan inmediatamente la acción comunitaria y de las formaciones dispensadas en la construcción de aseos baratos. “CLTS no da ninguna subvención antes de que el proceso de participación haya empezado. Los criterios son establecidos claramente para determinar qué familias no pueden cubrir el gasto por ellas mismas”, explica Indra Kumar Sharma, coordinadora del comité de pilotaje de Cruz Roja Nepal. Como media, el 10% de los hogares como el de Maltie, son considerados como “muy pobres” y reciben una subvención y también con el fin de asegurar que toda la comunidad pueda utilizar aseos saludables y que los excrementos no se mezclen con el entorno.
“Desarrollar aseos para cada hogar es más complejo para el gobierno que abastecer de agua potable”, explica M.Kopitopoulos, cuya empresa es responsable del desafío técnico, socio-económico, institucional y financiero, que es el de la instalación de los sanitarios. “CLTS da a la comunidad la responsabilidad de la construcción de los aseos y además de su mantenimiento” y es exactamente a este nivel donde se mide el logro del objetivo.
“Las gentes en los pueblos construyen aseos”, explica Raju Maharajan, coordinador de agua y salud de Tdh. “La mayoría de las familias tienen medios para costear estos aseos que valen alrededor de 110 a 120 Francos suizos. Las autoridades del distrito contabilizan el número de hogares que deben beneficiarse de letrinas para cada pueblo. Cuando todos los hogares de un pueblo están equipados, el pueblo es declarado “Open Defecation Free”. Narendra Oli, asistente en salud comunitaria para el barrio 6 del municipio de Sharda ha observado que después de la campaña del gobierno  las defecaciones en los caminos de la aldea han disminuido mucho así como los casos de infecciones intestinales (disentería, diarrea).
Según Dhruvadev Kumhal, Jefe de la división de Agua potable y Sanitaria, el  68% de los 5.835 hogares de Saylan tienen aseos y los utilizan. Su oficina se ocupa de poner al día el plan estratégico «Open Defecation Free» para el distrito, que incluye un decalaje hasta 2015 para obtener el 100% de la cobertura así como de las líneas directrices para el aprendizaje que deben hacer las comunidades. NRCS y Tdh apoyan a M. Khumal y su equipo a seguir el plan, particularmente para asegurarse que el tratamiento y el desagüe de las materias fecales se efectúen de manera higiénica y con toda seguridad.
Un proyecto sin precedentes para proteger a la infancia
Puesto en marcha por dos ONG locales en Saylan, «Dalit Developmeent Society» y «La Croix-Rouge népalaise», este proyecto integra el proyecto  «Mala» de Tdh, primer proyecto en Nepal que conecta tres sectores beneficiarios: la protección a la infancia, la salud de las mujeres embarazadas y de sus hijos e hijas, la higiene. El proyecto “Mala” que quiere mejorar de manera efectiva y eficaz el bienestar de los menores,  desarrolla con sus equipos de trabajo, sistemas de amparo a la infancia en el interior de los diferentes grupos presentes en la comunidad. La parte “Higiene” del proyecto “Mala” es apoyada por la Dirección del Desarrollo y de la Cooperación y a través de la ONG Suiza «Wash Consortium».
Globalmente, 2.500 millones de personas no tienen acceso a aseos modernos, lo que les vuelve vulnerables frente a las enfermedades. Tdh trabaja con sus colaboradores locales y en más de 12 países para desarrollar proyectos cuyo objetivo principal es el acceso al agua potable, a sanitarios modernos y a mejores conocimientos de las reglas en materia de higiene.