viernes, 31 de enero de 2014

Un concepto innovador para combatir la mortalidad infantil en Burkina Faso


Cuatrocientos ordenadores portátiles equipados con una tarjeta SIM y un programa para mejorar los diagnósticos realizados por las enfermeras y enfermeros en el campo: es el desafío audaz que nuestra Fundación Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) y el Ministerio de Salud de Burkina Faso han decidido realizar con el apoyo de la Bill & Melinda Gates Foundation y UNICEF. Este concepto innovador va a permitir cada año ofrecer mejor asistencia a más de medio millón de niños y niñas menores de cinco años y así conseguir descender la mortalidad infantil de esta población tan frágil. El 15 de enero de 2014 fue el lanzamiento oficial del proyecto. El IeDA (Integrated e-Diagnostic Approach) va a mejorar el sistema de salud del país, informatizando los datos de los centros asistenciales para los menores de cinco años.
El objetivo de esta aproximación innovadora es reducir la mortalidad infantil en Burkina Faso. En este país de entre los más pobres, un menor de cada ocho no llega a los cinco años, principalmente a causa de patologías benignas mal diagnosticadas.
IeDA, la continuación de un proyecto piloto prometedor
Desde 2011, Tdh ha comenzado a equipar algunos centros de salud en Tougan y Seguenega de un Registro electrónico de consultas (REC), un programa que permite a los enfermeros y enfermeras realizar diagnósticos y prescribir tratamientos adecuados. Gracias al apoyo de la Oficina Humanitaria de las Comunidades Europeas (ECHO) y de UNICEF, esta primera versión del REC ha sido mejorada y se ha extendido a cientos de centros de salud, obteniendo resultados positivos y registrando ya 300.000 consultas
A través de los medios puestos a disposición por la Bill & Melinda Gates Foundation, Tdh ahora pasa a velocidad superior mediante la implementación del programa en 400 centros de salud en el campo. Transferido a ordenadores portátiles de última generación y conectado a la red de telefonía móvil, el REC permitirá a los enfermeros y enfermeras  estar conectados, casi en tiempo real, con el hospital de su distrito y con sus equipos. Los hospitales de referencia se beneficiarán de una mina de información inédita basada en los dosieres electrónicos de los pacientes y de las herramientas de análisis de rendimiento que permiten identificar fácilmente, para cada centro de salud, las tendencias epidemiológicas, las anomalías y las dificultades. “El REC 2.0 podría revolucionar la supervisión de los centros de salud por la gestión de los equipos del distrito volviéndolo más eficaz”, asegura David Kerespars, delegado de Tdh en Burkina Faso.
Apoyado por los mejores expertos mundiales de la salud materno-infantil y de la telemedicina
Apoyado por los mejores expertos mundiales de salud materno-infantil y de telemedicina, Tdh proporciona la pista para el despliegue del concepto IeDA. La London School of Hygiene and Tropical Medecine y su colaborador en Burkina, el centro Muraz van a unir sus investigaciones a fin de evaluar los resultados del proyecto  IeDA. La University Research Company de Wisconsin (USA) aportará su experiencia en materia de gestión de calidad. Para terminar, la empresa social americana, Dimagi, líder de las tecnologías de medicina móvil en África será la encargada de desarrollar la versión 2.0 del REC. En Suiza, el cantón de Zurich aporta también su apoyo al proyecto:
« Nos hemos reunido los mejores elementos porque nos hemos comprometido a mostrar que con medios tecnológicos relativamente simples, es posible revolucionar la calidad de la asistencia médica ofrecida a los niños y niñas; y no solo en los 400 centros de salud cubiertos por el proyecto sino también a largo plazo y a través de todo el país,” afirma Thierry Agagliate, uno de los fundadores del proyecto.
Fuente: Tdh Lausanne 

lunes, 27 de enero de 2014

Niños y niñas migrantes o refugiados: su protección es insuficiente


Una persona de cada ocho en el mundo es emigrante. En 2013, había cerca de 214 millones de emigrantes (fuente: OIT). Entre ellos, millones de niños y niñas menores de 18 años emigran dentro de su país o fuera de sus fronteras, acompañados o no de sus padres y madres. La movilidad es un derecho y los niños y niñas deberían poder ser protegidos a lo largo de su recorrido. Con ocasión del Día Mundial del emigrante y del refugiado, Terre des hommes-Lausanne (Tdh - Ayuda a la infancia) recuerda la deplorable situación de los sistemas de protección de los menores en situación de movilidad.
Las razones de la migración son múltiples: abandonar el hogar para buscar trabajo en la ciudad, huir de un país en guerra, escapar de un régimen político represor o también costumbres como los matrimonios forzados. En el camino de la emigración, los niños y niñas están expuestos a riesgos importantes. Para algunos de ellos, la migración puede ser una experiencia positiva. Pero los más vulnerables, y en particular en los países donde la protección legal está ausente, son candidatos ideales para el trabajo forzado y la explotación. Otros, sobre todo los que viajan sin papeles de identidad son susceptibles de llegar a ser víctimas de trata.
Los derechos violados
Mientras que el artículo 2.1 de la Convención de Naciones Unidas relativo a los derechos de la infancia estipula que “los Estados participes se comprometen a respetar los derechos enunciados en la presente convención y a garantizar a todos los niños y niñas dentro de su jurisdicción, sin distinción ninguna, independientemente de cualquier consideración de raza, color, sexo, lengua y religión, de opinión política bien del niñ, niña o de sus padres, madres o de sus representantes legales, de su origen nacional, étnico o social, de su situación económica, de su incapacidad, de su nacimiento o de cualquier otra situación“, son numerosos los Estados que no han podido poner en marcha sistemas de protección para los menores emigrantes.
Por sus estatus de migrantes o refugiados, estos menores ven cómo sus derechos fundamentales son violados. Privados de libertad, explotados o expuestos al tráfico, no tienen acceso a los servicios básicos. Algunos de ellos no reciben cuidados, no pueden ir a la escuela, trabajan en situaciones peligrosas y seguramente no se benefician de protección judicial para defenderse.
La historia de Farah
Farah, joven migrante, abandonó  su país natal con tres años. Actualmente, nos cuenta los sufrimientos  que ha soportado y lanza una llamada para respetar los derechos de todos los menores, sea cual sea su estatus. Ved el video de Farah
Campaña « Destino desconocido»
La Federación Internacional Tierra de Hombres (TDHIF) es la autora de una gran campaña de movilización concerniente a la protección de los niños y niñas migrantes. La Federación con las organizaciones asociadas tienen como objetivo mejorar los mecanismos de protección para la infancia migrante y sensibilizar a la opinión pública de los graves riesgos que corren estos últimos.
 «La migración forma parte integrante de nuestra sociedad, y según la Convención de los Derechos de la Infancia, un menor migrante es ante todo un niño/niña,» recuerda Ignacio Packer, Secretario general de TDHIF.
El 4 de noviembre de 2013 en Berna, Tierra de hombres Lausana y Tierra de hombres Schweiz organizaron una conferencia sobre la protección de los jóvenes migrantes en Suiza y en el mundo. El próximo 19 de febrero en Bruselas TDHIF participa y co-dirige una conferencia pública sobre los contenidos de los compromisos de la Unión Europea hacia la infancia migrante. Más información aquí.
Fuente: Tdh Lausanne 

jueves, 23 de enero de 2014

Actividad de Tdh en Líbano

Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) continúa su trabajo en 15 campos del país a favor de las personas refugiadas palestinas. 2.697 niños y niñas palestinos se han beneficiado de las medidas de protección en 2012, de los cuales 543 han tenido un seguimiento personalizado de su caso.
Sobre el terreno, 2.307 personas adultas, empleadores y actores gubernamentales también han sido sensibilizados o formados en protección infantil y se han puesto en marcha 23 micro-proyectos por adolescentes. El proyecto a favor de las comunidades más discriminadas y desfavorecidas, los “Domani” se ha hecho cargo de 224 niños y niñas en riesgo.
Las actividades de sensibilización de la higiene, educación y protección han sido llevadas a cabo con 397 padres y madres. La problemática de la discriminación contra los “Domani” ha sido también objeto de un intenso trabajo de sensibilización. Además, se iniciaron en 2012 varios proyectos a favor de las personas desplazadas de Siria.
Fuente: Memoria Tdh Lausanne 2012

martes, 21 de enero de 2014

“Para nosotros, Tdh es... tener muchos niños y niñas”

«Terre des hommes-Lausanne (Tdh - Ayuda a la infancia) busca un par de asistentes sociales para Sri Lanka”, Rob Millman y su esposa Cindy Dubble contestan después de haber leído un anuncio aparecido en el periódico en 1986. Esta misión marca el comienzo de una parte de su vida consagrada a los niños y niñas desfavorecidos.
Las misiones para Tdh se encadenan: después de Sri Lanka, viene Nepal en 1990, Afganistán en 1995, Mozambique en 2003 y finalmente Myanmar en 2009. A veces se compromete uno, a veces el otro, el segundo sigue y busca trabajo junto a otras organizaciones sobre el terreno o hace de voluntario para Tdh. Es lo que ha pasado durante la última misión de la pareja de Tdh que una vez más, no ha sido fácil: después del paso del ciclón Nargis en Myanmar Robert tenía como misión abrir un delegación en un país todavía muy cerrado. No solo se han beneficiado del apoyo de la Confederación suiza sino también de Cindy para poner en marcha el proyecto de protección e reinserción de niños y niñas detenidos en los hogares gubernamentales. En el momento de su retiro, Robert explica por qué ha apreciado tanto el trabajo para una organización flexible y que aprende. “Tdh es una ONG que permite crear proyectos pilotos, sin resultados inmediatos. A veces necesitamos unos o dos años de ensayos antes de encontrar la mejor manera de intervenir”, añade él.
Cindy cuenta que “la misión que más me ha marcado es la de Afganistán. Yo fui solo con una mochila a abrir la delegación de Tdh en Kabul. La capital estaba reducida a ruinas después de los bombardeos”. Y añade: “Me emociona saber que el proyecto para los niños y niñas de la calle, Ashiana, funciona siempre y que es gestionado por una organización local”.
Rob y Cindy se han comprometido también personalmente en los países donde han trabajado. Han decidido vivir con un solo sueldo e invertir el segundo en la infancia desfavorecida. De hecho se han comprometido a largo plazo apadrinando escolares sobre todo en Sri Lanka y en Ouganda. Cindy ha fundado también una pequeña ONG en Myanmar que apoya a 35 familias.
Robert Millman, delegado de Tdh durante su misión en  Mozambique. Esta foto fue tomada en el Distrito de Sussundenga, en la provincia de Manica en 2007. Estos 4 niños y niñas muestran con orgullo su partida de nacimiento y los papeles de identidad. Se había organizado una campaña conjunta de registros de nacimiento entre Tdh y las autoridades de 7 distritos de las provincias de Manica y Gaza. Durante esta campaña que duró muchos meses, cientos de huérfanos y de menores sin papeles fueron oficialmente reconocidos como ciudadanos mozambiqueños. La colaboración entre Tdh y el Ministerio de la Mujer y Bienestar Social fue coronada con éxito”
Fuente: Tdh Lausanne 

miércoles, 15 de enero de 2014

Tierra de hombres y la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos firman un acuerdo de colaboración para fomentar una Justicia Juvenil Restaurativa entre los jóvenes infractores



La Fundación Tierra de hombres (Tdh - Ayuda a la infancia), en su lucha diaria por la defensa de los derechos de niños, niñas y adolescentes, ha firmado un acuerdo de colaboración con la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB) con el objetivo de modernizar la actuación de las autoridades en materia de Justicia Juvenil.
Gracias a esta firma, realizada por Philippe Buchs, Director General de Programas de Tdh-Lausanne y Fernando Ferraro Castro, Secretario General de la COMJIB, ambas instituciones aunarán esfuerzos para promocionar los derechos de adolescentes y jóvenes involucrados en fenómenos de violencia y afectados por el actual sistema de justicia de determinados países de Iberoamérica, donde siguen existiendo medidas centradas en el castigo y no en la reeducación y la reinserción. 
Tdh trabaja desde hace casi diez años en países como Perú, Nicaragua o Ecuador por la reinserción del adolescente infractor de delitos menores  (robos o peleas sin armas) a través de medidas alternativas al internamiento. Igualmente involucra a las familias en este sistema para prevenir la violencia; a las víctimas, atendiendo sus necesidades y reparando el daño causado y con la comunidad, promoviendo su participación en los procesos de diálogo. Reconocida por la revista Global Journal como una de las 100 mejores ONG a nivel mundial, entre los más de veinte reconocimientos que Tierra de hombres ha recibido, en materia de Justicia Juvenil Restaurativa se encuentran el Premio a los Derechos Humanos “Javier Pérez de Cuéllar” (ex secretario general de las Naciones Unidas) en 2012; el Premio Veillard-Cybulski por la Asociación Internacional Jueces y Magistrados de Juventud y Familia (2010) al proyecto de Justicia Juvenil Restaurativa de Perú y recientemente la nominación como finalista al Premio a la Innovación otorgado por el Instituto de la Haya a proyectos innovadores en materia de justicia.
El próximo paso que Tdh dará en este ámbito será la organización en Ginebra, en enero de 2015 y junto al Gobierno de Suiza, del Congreso Mundial de Justicia Juvenil Restaurativa con la finalidad de avanzar compartiendo casos prácticos y difundiendo innovaciones y experiencias positivas.
Sobre la COMJIB
La Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos agrupa a los Ministerios de Justicia e instituciones homólogas de los 21 países de la Comunidad Iberoamericana y tiene por objeto el estudio y promoción de formas de cooperación jurídica entre los Estados miembros. La COMJIB elabora programas de cooperación y analiza sus resultados, formula recomendaciones, promueve consultas a los países miembros sobre cuestiones de interés jurídico, designa comités de expertos y realiza acciones de capacitación, estudios jurídicos y reuniones de expertos con el compromiso de mejorar la calidad de la justicia a los ciudadanos de la Región.
Sobre Tierra de hombres – España
La Fundación Tierra de hombres - España se creó en 1994 dentro del Movimiento Internacional Terre des hommes, originado en Lausanne (Suiza) en 1960 y forma parte de la Federación Internacional Tierra de hombres, segunda agrupación mundial de ONGD de atención a la infancia.
Siguiendo los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas de 1989 y la Carta Fundacional, Tdh - España tiene como objetivo, promover el desarrollo de la infancia más desfavorecida defendiendo sus derechos, sin discriminación de orden político, racial, confesional y de sexo. Actúa en tres niveles: Salud materno-infantil, Protección de la infancia y Promoción de los derechos de infancia a través de proyectos de cooperación al desarrollo ejecutados en países de Asia, África y América Latina. Cuenta con sedes en Andalucía, Galicia, Euskadi y la sede central de Madrid.

Pie de foto:
(De izquierda a derecha): Víctor Herrero, Consejero Técnico de Justicia Juvenil de Tierra de hombres en América Latina; Marisa Ramos, Coordinadora General de la COMJIB; Fernando Ferraro, Secretario General de la COMJIB; Philippe Buchs, Director General de Programas de Tierra de hombres-Lausanne; María Antonia Jiménez; Presidenta de Tierra de hombres-España y Federico Ruiz, Jefe de Gabinete de la Secretaria General de la COMJIB.
Fuente: Tdh España

martes, 14 de enero de 2014

Sacar a la infancia de la calle: la acción de Tdh en India y Kosovo


Ellos mendigan, efectúan trabajos ingratos y a veces son obligados a participar en pequeños tráficos. Viven en hogares vetustos o en la calle. Estos niños y niñas se cuentan por decenas de millones en el mundo. Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) a través de sus programas acude en ayuda de estos menores. Resumen de la situación en India y Kosovo.
Las causas que obligan a la infancia a vivir en situación de calle son múltiples: destrucción del hogar familiar, búsqueda de ingresos o influencia de sus padres. La urbanización es también un factor importante en esta problemática: las chabolas aumentan con el aumento de la población de las ciudades. A los barrios les faltan infraestructuras básicas, los servicios estatales son casi inexistentes (escuelas, servicios de salud) y la violencia a menudo está presente. Estos elementos contribuyen a lanzar a los menores a la calle.
Los riesgos a los que ellos se ven confrontados son numerosos. A menudo alejados de sus familias, lejos de la escuela y de cualquier otra estructura susceptible de protegerles, acaban siendo particularmente vulnerables. Trabajos forzados, explotación sexual, consumo de drogas o delincuencia les acechan con demasiada frecuencia.
Tdh actúa para la infancia y con la infancia
Escuchar las necesidades de los niños y niñas está en el centro de la acción de Tdh. Debemos estar particularmente atentos a la opinión y a las capacidades de cada menor con el fin de identificar la estructura de acogida más adaptada a su reinserción. Esta aproximación intenta ofrecer al niño y niña y a su entorno las mejores perspectivas de futuro.
Reforzar el sistema de protección de la infancia en la India
A pesar del crecimiento económico de India, la pobreza que reina en el país es todavía muy elevada y los niños y niñas en situación de calle numerosos. Tdh lleva a cabo un proyecto de apoyo y de refuerzo de las instituciones del Estado, sobre todo a nivel de centros de acogida para la infancia. Destinados entre otros a acoger a los menores en situación de calle, estos hogares sufren de falta de eficacia y no consiguen parar el círculo vicioso en el cual el menor alterna la situación de calle con la institucionalización. El programa de Tdh intenta reforzar las competencias del personal y ayuda para que las alternativas a la institucionalización estén previstas.
Luchar por los derechos de las minorías romaníes, ashkali y egipcia en Kosovo
Europa no se libra del fenómeno de los menores en situación de calle. Sobre todo el caso de Kosovo, donde las comunidades romaníes, ashkali y egipcia viven en condiciones particularmente difíciles. En el interior de los barrios, donde no existen los servicios básicos y donde la insalubridad es muy alta, deben hacer frente a la pobreza, a la falta de perspectiva de trabajo y a menudo víctimas de discriminación. Así, numerosos niños y niñas que viven en estas comunidades se encuentran metidos en actividades (mendicidad, trabajos penosos, etc.) que les impiden estar escolarizados.
Consciente de esta situación, el gobierno kosovar ha lanzado una estrategia de integración que engloba a numerosos sectores como salud, educación, empleo, alojamiento, cultura y medios de comunicación. El proyecto de Tdh se inscribe en esta perspectiva, focalizándose en actividades de sensibilización, refuerzo de la capacidad de las comunidades para actuar en las esferas social y política, la educación, la mejora de las condiciones de vida, así como sobre la cuestión del empleo.
Fuente: Tdh Lausanne 

lunes, 13 de enero de 2014

Haití – “He tenido el valor de ir a recoger a mi hija»

Actualmente  Maudeline-Pierre (en la foto con su madre) está  contenta de haber regresado con su familia. Esta pequeña haitiana ha pasado tres años trabajando como empleada doméstica (restavek) en una familia apenas con más fortuna que la suya.
El fenómeno de los rastavek (niños y niñas que viven con una familia que no es la suya) es poco conocido por el público. Sin embargo, entre 150.000 y 500.000 niños y niñas haitianos viven este calvario. Concebido en su origen como un sistema que permitía a los menores recibir una educación mejor que viviendo junto a los miembros de su familia en lugares más aislados, esta forma de ayuda ha llegado a ser una forma de tráfico infantil y de esclavitud moderna. En Haití, Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) interviene junto a estas niñas empleadas domésticas, salvándolas a veces de situaciones alarmantes.
Maudeline-Pierre fue escogida entre sus diez hermanos y hermanas por una mujer que había prometido ofrecerle una alternativa a la precariedad, al hambre, a la choza destartalada o al suelo de tierra batida. Pero la chiquilla, de siete años, se encontró explotada de sol a sol. “Para obtener una mano de obra barata, las familias engatusan a los padres y madres que tienen muchas bocas para alimentar y les prometen además escolarizar a la niña”, cuenta Abner Gelin, trabajadora social de Tdh en Gran-Goave en el departamento oeste de Haití- “Las familias esperan sinceramente que sus hijas tendrán una vida mejor que la suya, una educación y un buen oficio”, añade.
Falsas promesas
Y sin embargo la joven  Maudeline-Pierre no ha ido nunca a la escuela, mientras que las niñas de su familia de acogida estaban todas escolarizadas. En lugar de esto, ella ha debido barrer, hacer la casa, las camas, lavar los platos todos los días de sol a sol. Podía trabajar hasta 17 horas diarias.  Y la golpeaban regularmente.  «Yo recibía golpes en la cabeza sin razón », nos cuenta. « La mayoría de los casos  que seguimos la niña es maltratada », explica Abner. En el marco de su proyecto de protección, Tdh ha identificado a niñas “restaveks” víctimas de maltrato físico, psicológico, de abusos sexuales y de negligencia.
La madre de Maudeline-Pierre visitaba regularmente a su hija y veía que no la trataban bien. Pero no fue hasta que la sensibilizaron en el hecho de que las niñas necesitan a su familia y apoyada por las trabajadoras sociales cuando reunió valor para ir a recoger a su hija. “La familia no quería dejarla marchar” nos revela Marie-Denise Louis, madre de los diez niños. “He tenido que traérmela a la fuerza y no he podido ni recoger sus ropas”, añade todavía muy conmocionada.
La comunidad juega un papel preponderante en la detección de las “restaveks”
Las condiciones de vida de Juliana (en la foto de abajo con su padre), cinco años, también ha mejorado mucho gracias a la intervención de Tdh. Su familia vivía en una situación de precariedad extrema, cuando el padre colocó a su niñita de tres años. Habían emigrado desde hacía poco a Jeanty en la región de Gran-Goave. Sin alojamiento, la familia de siete personas había sido acogida por un amigo. El padre cultivaba  una parcela de tierra que había alquilado y justo tenía para dar de comer a su numerosa familia.
«Yo no conocía a la señora a la que confié a Juliana pero me había prometido ocuparse bien de ella”, explica Dieuseul. Los vecinos se preocuparon cuando vieron a la niñita sin vigilancia cerca de la gran carretera. Ellos alertaron a Tdh que investigó y buscó a la familia biológica de Juliana. La trabajadora social, Abner, se puso en contacto con el padre, Dieuseul y le sensibilizó en la importancia de proteger a su hija. Gracias al consejo de Tdh, fue a recoger a Juliana.
Generar ingresos para restaurar la confianza
Para reforzar la reunificación familiar, Tdh financia la puesta en marcha de una pequeña actividad que genera ingresos. La madre de Maudeline-Pierre ha elegido tener un pequeño comercio de productos alimentarios a fin de paliar la falta de ingresos cuando su marido no puede salir al mar a pescar por culpa del mal tiempo.
Tdh también ha buscado una escuela que acepta escolarizar a la pequeña de 9 años. “En Haití, tres cuartas partes de los alumnos de primer año en las zonas rurales son demasiado mayores”, nos cuenta Edoardo Tagliani, delegado de Tdh en Haití. Actualmente la chiquilla  ha perdido su retraso y se siente orgullosa al anunciar que ha alcanzado la media.
Como la situación social y económica es frágil, Abner visita regularmente a la familia para asegurarse de que Maudeline-Pierre sigue en la escuela. Al menor imprevisto, la familia podría caer de nuevo en la precariedad y sentirse tentados en colocar a alguna de sus hijas. El pasado otoño, un huracán destruyó todo el material de pesca, felizmente la madre ha podido pagar el arreglo del barco y de las redes vendiendo su stock alimentario. El beneficio de la pesca enseguida ha permitido remontar el comercio.
En la   familia de Juliana, el encuentro con Tdh ha dado verdaderamente un nuevo impulso a la vida de la familia. El impulso de Tdh ha permitido a Dieuseul comprar un cazo, harina y aceite para lanzarse a la fabricación de pequeños buñuelos con su amigo. Con el beneficio, el padre ha comenzado a criar cabras. Poco a poco, ha abierto una cuenta para el dinero con la ayuda de Tdh. Así  ha podido pagar la partida de nacimiento de Juliana y de su hija menor- “He tenido que pagar 1.000 calabazas (20 francos) en lugar de 100 pues he dejado pasar el límite de tiempo durante dos años. Verdaderamente no tenía medios después de su nacimiento”, explica.
Reforzar el marco legal y el respeto de las leyes
«Es muy importante que ellas tengan partida de nacimiento sino no podrán ir a la escuela », declara  Edoardo. En efecto, una cuarta parte de las niñas “restaveks” identificadas por Tdh no tienen partida de nacimiento.
Tdh se compromete de forma duradera a mejorar las condiciones de vida de las “restaveks” y reducir el número de niñas en situación de empleadas domésticas. Más allá de la ayuda socio-educativa individual, Tdh colabora estrechamente con el Instituto de Bienestar Social y de Investigación (IBESR) haitiano para reforzar los instrumentos de protección a nivel del Estado y de la justicia. En 2014, Tdh va a participar en una investigación nacional coordinada por Unicef y el IBESR sobre las “restaveks” en Haití.
Fuente: Tdh Lausanne 

viernes, 10 de enero de 2014

Franja de Gaza - Distribución de nylon y mantas para las familias de Beit-Lahia


Graves inundaciones han asolada la franja de Gaza el pasado diciembre y han provocado la evacuación urgente de más de 4.000 personas. El sábado 14 de diciembre, la Oficina de Urgencia y Trabajo de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA – United Nations Relief and Works Agency for Palestine Refugees in the Near East) ha declarado que “grandes extensiones del norte de Gaza son zonas siniestradas, completamente cubiertas de agua”, después de que la Franja de Gaza haya acusado cuatro días de lluvias torrenciales.
Activa en los Territorios palestinos desde 1973, la delegación de Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) ha contactado inmediatamente con la Asociación para el Desarrollo de Beit-Lahia (BLDA, nuestro colaborador ejecutivo en Gaza del norte) para investigar sobre la situación en las regiones más gravemente afectadas y la magnitud de los daños en los hogares y en las construcciones precarias vulnerables a la lluvia. Tres regiones han sido identificadas como las más siniestradas: Al Aslan, Al Manshiyya y Khazzan. Un total de 264 familias se han visto afectadas por la tempestad en Beit-Lahia. Entre ellas, 22 familias han sido juzgadas muy vulnerables y necesitan una ayuda de urgencia. Tdh les ha abastecido de lonas de nylon para recubrir el techo de sus casas sin tejado para prevenir la entrada de agua durante las próximas lluvias.
Evaluación del estado de emergencia
Nuestro equipo de Tdh ha visitado las casas de estas 22 familias necesitadas para evaluar su estado, el nivel de los daños causados por la tempestad y para medir la cantidad de nylon necesario para reparar cada casa. Después de esta primera evaluación, el equipo ha comprado el material necesario para ayudar a las familias. Luego el equipo de Tdh y un equipo de BLDA se han dado cita sobre el lugar y han ayudado a poner en su sitio el nylon cubriendo los tejados.
Ayudar a las minorías
Paralelamente, Tdh ha ayudado a otras 86 familias marginadas de Beit-Lahia, dándoles mantas para protegerse del frío sin precedentes que ha asolado a la franja de Gaza este invierno. El abastecimiento de esta ayuda de urgencia a las familias de una de las regiones más marginadas de la franja de Gaza les hace menos susceptibles de tener que evacuar sus casas en caso de condiciones similares en el futuro.
Fuente: Tdh Lausanne 

jueves, 9 de enero de 2014

Las diez demandas de Tierra de hombres para la Campaña Destino Incierto


La Niñez en Movimiento es un fenómeno global, complejo y en crecimiento. El desplazamiento engloba aspectos geográficos, sociales y emocionales.

1ª Demanda: La Niñez en Movimiento tiene derecho a una protección basada en el interés superior de la niñez, asegurada por la Convención de Derechos de la Infancia (CDN/89), sin discriminación por su status de migrante, género, edad, salud, nacionalidad, creencias religiosas o culturales o de cualquier otra índole.

Para muchos niños, niñas y adolescentes desplazarse a otros lugares es la única opción que tienen para asegurar su supervivencia. Para otros menores, se trata de la oportunidad para encontrar una vida mejor y la posibilidad de un desarrollo
personal.

2º Demanda: Estas niñas, niños y adolescentes, así como sus familias, deberían encontrar alternativas a su movilidad dentro de sus países y comunidades de origen con el fin de asegurar su bienestar y perspectivas de desarrollo. Esto incluye la no discriminación en el acceso a servicios esenciales tales como la educación, la salud, la justicia, la vivienda y también a su sustento y su desarrollo.

El principal entorno protector para la Infancia es la comunidad local, que desarrolla un importante papel en la protección de la niñez en movimiento.

3º Demanda: La prácticas comunitarias de protección en consonancia con los Derechos de la Infancia deberán ser respectadas, al mismo tiempo que deberán estar vinculadas con la la legislación y las políticas de protección nacionales.

La niñez que se desplaza dentro de sus países o cruzando fronteras acaba por perder su red  de  protección  social,  tales  como  padres  y  madres,  familia,  amistades,  etc. Garantizar la  continuidad de una red de protección social cuando se están movimiento se trata de promocionar una continuidad entre diferentes atores, establecidos en diferentes localidades geográficas.

4º Demanda: la protección de la Infancia debería empezar con su propio empoderamiento   en el marco de sus comunidades e ser extendido a través de la protección y el acceso a los servicios a lo largo de toda su jornada así como en el lugar de destino.

5º Demanda: Los Actores deben de conciliar costumbres de protección local, legislación nacional, cooperación transnacional y políticas internacionales. El intercambio, el aprendizaje y la búsqueda de soluciones en diferentes lugares para crear puentes desde el local al internacional debe estar presente en la Agenda pública.

En los países de tránsito y de destino, las prácticas de los Estados y de las autoridades públicas en la mayoría de las veces violan los Derechos de la Infancia.

6º Demanda: Los Estados deben de poner un fin a las prácticas que violan los derechos de la niñez en movimiento en base a su status de migrante, como pueden  ser  las  detenciones,  la  deportación  y  los  retornos  automáticos  e inseguros a sus países de origen.

 Demanda:  Sino que los Estados deberían tomar decisiones basadas en el estudio de caso por caso, buscando encontrar una solución duradera para la Infancia y respectando la opinión y el interés superior del y de la menor. Una evaluación de los riesgos debe realizarse y documentarse antes de cualquier decisión de repatriación y reunificación familiar. La repatriación no es una opción automática, pero una entre otras.

Proteger la niñez en movimiento o apoyar este colectivo en la definición y la realización de su proyecto de movilidad involucra una amplia gama de actores interesados, en especial, la propia infancia. Frecuentemente las decisiones respecto a la Infancia son llevadas a cabo sin tener en cuenta sus opiniones. También es frecuente que la niñez se desplace como una consecuencia de las decisiones de las personas adultas, en uno inseguro, no preparado y desprotegido contexto.

8º Demanda:  en  conformidad con la Convención de Derechos de la Infancia, los Estados, ONGs y demás actores de protección están obligados a escuchar a las niñas, niños y adolescentes partes y tener en cuenta sus opiniones en la hora de tomar cualquier decisión.

Ni toda la niñez en movimiento sufre abuse o explotación. Después de desplazarse, muchos de ellas y ellos disfrutan de un mejor acceso a sus derechos y servicios, mejorando las perspectivas de futuro para ellos mismos y ellas mismas y sus familias.

9º Demanda: Estados, ONGs y otros actores que implementan programas dirigidos a la niñez en movimiento están obligados a escuchar a la Infancia, sus experiencias y expectativas a la hora de desarrollar e implementar proyectos dirigidos a esto colectivo.

La Niñez en Movimiento sigue siendo invisible en los debates públicos o es retratada negativamente a las sociedades de acogida como una amenaza. Sin embargo, la experiencia demuestra que sólo con una protección adecuada y la promoción de un de apoyo, la niñez  en movimiento es integrada y puede contribuir sustancialmente al desarrollo tanto de las sociedades de acogida como también de las de origen.

10º Demanda: el debate público respecto a la protección de la niñez en movimiento debe ser fomentado en base a hechos e historias de los niños, niñas y adolescentes involucrados. Los y las menores en movimiento deben de ser considerados como un titular de derecho y actor activo de su propio desarrollo. Las políticas públicas y las soluciones deben basarse en la evidencia, evitando la instrumentalización de la Infancia, lo que podría llevar a fomentar la xenofobia y la discriminación.

Más información:  
"Destino incierto", una campaña internacional para proteger mejor a la infancia
Fuente: Tdh Lausanne