martes, 2 de diciembre de 2014

Llamada de urgencia - Las condiciones de vida de la población de Sudán del Sur son dramáticas



Escuchad el testimonio de Steven Fricaud, jefe del sector de Urgencias y Crisis humanitarias de Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia). Responder a las necesidades humanitarias de cientos de miles de familias desplazadas en Sudán del Sur es una cuestión de vida o muerte.
A finales de 2013, estallaron violentos enfrentamientos entre el gobierno y las fuerzas de la oposición en Juba, capital de Sudán del Sur. La violencia se ha propagado rápidamente a otras regiones con intensos combates. A pesar de un acuerdo de cese de hostilidades firmado el 23 de enero de 2014, la violencia y los combates han proseguido.
Sudán del Sur es la sede de la mayor operación humanitaria del mundo, en la lucha contra la inseguridad alimentaria, los desplazamientos internos, las epidemias, los movimientos de refugiados y repatriados y numerosas necesidades en el país. Con esta última crisis, los medios de subsistencia de cientos de miles de personas han sido interrumpidos o destruidos, con serias consecuencias sobre la salud y el estatus nutricional de las personas.
Tdh sobre el terreno
Juba acoge a miles de personas  desplazadas en el interior del país, que buscan ponerse a salvo de los combates. En respuesta a las necesidades urgentes de estas personas desplazadas en Juba –alrededor de 60.000- Tdh ha puesto en marcha un proyecto para llevar una ayuda educativa y psicológica a 5.200 niños y niñas y a sus familias afectados por el conflicto.
Con el fin de intensificar la ayuda a la población de Sudán del Sur, podéis también contribuir haciendo un donativo. Con solo 25 francos, abastecéis de agua potable y de artículos de higiene a cinco personas durante tres semanas.